Congreso

Se aprobó en Comisión reforma para dar paridad de género a la Ley de Desarrollo Rural Sustentable

543 Vistas
  • La mujer rural es la que más trabaja la tierra y producen el 50 por ciento de los alimentos
  • 6 de cada 10 viven en pobreza, según el Programa Nacional de Igualdad


Micaela Márquez

SemMéxico, Cd. de México, 28 de enero 2022.- Como un acto de justicia elemental se consideró incorporar la paridad de género en la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, ya que la mujer rural es la que más trabaja la tierra, desafortunadamente en muchas ocasiones no tiene la propiedad y su participación es relevante en el fortalecimiento de la economía familiar.
La medida beneficiará a cerca de 14 millones de mexicanas que viven y trabajan en el campo que según el Instituto Mexicano para la Competitividad IMCO constituyen casi una cuarta parte de la población femenina nacional.
De 61.5 millones de mujeres, el 23 por ciento habitan en localidades rurales y el 75 por ciento de ellas son mayores de 12 años. Las mujeres rurales juegan un rol importante para desempeñar actividades primarias y conservar los recursos naturales de sus comunidades.
La Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, presidida por la diputada priista María De Jesús Aguirre Maldonado, aprobó por unanimidad con 28 votos el dictamen que reforma la Ley de Desarrollo Rural Sustentable en materia de igualdad y paridad de género.
La diputada Aguirre Maldonado estimo oportuna la reforma para darles respuestas a todas las mujeres que se ocupan de los trabajos de desarrollo rural.
Consideró que todos los programas a nivel nacional, estatal y municipal deben impulsar de manera transversal la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres a través de la incorporación de la perspectiva de género en su diseño, elaboración, aplicación, seguimiento y evaluación.
Las mujeres rurales representan el 34 por ciento de la fuerza laboral, por lo que esta población es responsable de más del 50 por ciento de la producción de alimentos en México, señala el Instituto Nacional de las Mujeres.
Pero su realidad, las de mujeres y niñas rurales enfrentan mayores obstáculos para ejercer sus derechos. Esto significa que las vidas de poco más de 12 millones de mujeres están determinadas por un territorio, condicionamientos culturales y redes de dependencia de producción y supervivencia radicalmente diferentes a las mujeres que viven en zonas urbanas, sostiene el Instituto.
De acuerdo con datos nacionales, 6 de cada 10 mujeres rurales viven en pobreza, la expresión más lacerante de la desigualdad. En materia de educación, las mujeres rurales mayores de 15 años han estudiado en promedio solo 6.6 años, cifra que a nivel nacional es de 9 años.
Respecto al acceso a los servicios de salud, solo 13 por ciento de las mujeres rurales tenía cobertura de salud, (2018) y dos de cada tres muertes maternas que carecieron de atención médica ocurrieron en localidades rurales.
A pesar de que las agricultoras producen la mitad de los alimentos, la tenencia de la tierra representa una de sus mayores dificultades. De acuerdo con datos del Registro Agrario Nacional, del padrón de 4.9 millones de personas que poseen núcleos agrarios en todo el país, más de 3.6 millones son hombres. En otras palabras, de cada 10 personas con derechos sobre la tierra, ni siquiera tres son mujeres.
Argumentos
El secretario de la Comisión, diputado Otoniel García Montiel de Morena, explicó que el dictamen propone integrar palabras sobre equidad y establece la promoción del desarrollo rural sustentable del país para garantizar la igualdad y paridad de las estructuras organizacionales, las acciones y programas de los gobiernos y potenciar la capacidad de la mujer rural con la rectoría del Estado y su gestión en el desarrollo económico y la promoción de la equidad. Resaltó el hecho de que, en muchas ocasiones, el hombre emigra y las mujeres son las que se quedan a trabajar la tierra por lo que es importante que se les reconozca su participación en el campo.
Mientras la diputada morenista Claudia Tello Espinosa, promovente de la reforma, destacó que la mujer rural vive condiciones desfavorables que deben superarse, por lo que es necesario desplegar acciones en donde las mujeres del campo conozcan cuáles son sus derechos, sobre todo, en materia de igualdad de género.
La diputada Ciria Yamile Salomón Durán del Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM) expreso que “Hoy más que nunca debemos reconocer a la mujer rural en su relevante participación en el fortalecimiento de la economía familiar comunitaria”.
La panista Sonia Rocha Acosta refirió que muchas veces las mujeres al no ser propietarias de sus tierras les impiden acceder a programas sociales en beneficio del campo.
La diputada Cecilia Márquez Alkadef Cortes de Morena mencionó que el campo, en su mayoría, ha sido trabajado por las mujeres ante el incremento de la migración. Estimó que debe apoyarse de manera equitativa a todas las mujeres y hombres que trabajan en el medio rural.
En México, 27.4 millones de personas viven en zonas rurales, definidas como localidades de menos de 2 mil 500 habitantes. La mitad de ellas (50.7%) son mujeres. El IMCO señaló, además, que hasta ahora estas mujeres tienen menos oportunidades en comparación con las mujeres de zonas urbanas.
Y sostiene que para tener un país más competitivo en el que las mujeres de zonas rurales tengan más oportunidades, es necesario implementar políticas públicas que fomenten su autonomía económica. Esto se puede lograr con mejores estadísticas que capten la situación de las zonas más alejadas, inversión en infraestructura básica y acciones para involucrar más a las mujeres en la toma de decisiones de sus comunidades, como la paridad.

Comment here

Accesibilidad