Mujeres

Se crea la Sala de Asuntos Indígenas en el Tribunal de Justicia en el Estado de México

331 Vistas
  • Una bocanada de oxígeno la líder indígena y Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú: SEMUJERES

Micaela Márquez

SemMéxico, Ciudad de México, 6 de diciembre del 2022.- La creación de una Sala de Asuntos Indígenas en el Tribunal de Justicia del Estado de México se da en el marco del reconocimiento a Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz, defensora de los derechos humanos, cuya presencia representa una bocanada de oxígeno en un mundo que pareciera estar en guerra como expresó Martha Hilda González Calderón secretaría de las Mujeres.

En una emotiva ceremonia realizada en el Patio Mariano del Palacio de Gobierno se reconoció a la líder indígena, activista guatemalteca y ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1992, la primera mujer indígena en recibirla y la más joven, en ese entonces.

La Premio Nobel de la Paz recibió la medalla «Mujeres Defensoras de los Derechos Humanos» y medalla al Mérito a la hermana de Rigoberta, Anita.  

El homenaje a la doctora Rigoberta Menchú y a otras 13 defensoras de derechos humanos se dio en el marco de los 16 días de Activismo contra la Violencia de Género y en la Trigésima Sesión Ordinaria del Sistema Estatal para la Igualdad de Trato y Oportunidades entre Mujeres y Hombres y para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.  

La titular de la Secretaria de las Mujeres Martha Hilda González Calderón destacó la participación de la doctora Rigoberta Menchu promotora de paz internacional cuya mirada calificó de “Aurora” en un mundo donde la indiferencia y el dinero son la constante. Mostró que cuidar a los otros y su acompañamiento con familias,  víctimas desplazadas, es muy importante, es un ejemplo que todas y todos debemos tomar en cuenta, así como la recomendación a las y los jóvenes de tener una plenitud de vida.

La titular de la Secretaria de las Mujeres recordó que la doctora Rigoberta Menchu al referir como aprendió castellano mostro la visión que tienen los pueblos indígenas y particularmente el pueblo quecha ordinario. Como la ganadora del Nobel de la Paz creció en una familia campesina maya y durante la infancia y juventud sufrió pobreza, discriminación racial y violencia que durante décadas padecido la población indígena guatemalteca.

Destacó que como ella hija y nieta del pueblo maya, las y los mexicanos también somos herederos/as de indígenas y reconocemos a las y los abuelos, y que era un orgullo contar con la presencia de su familia.  

La titular agradeció a la magistrada Marymar Safranca la oportunidad de tan amorosa reunión, así como a Myrna Araceli García Morón de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México.

Nada es imposible todo es posible afirmó Rigoberta Menchu

La doctora Rigoberta Menchu afirmó que nada es imposible todo es posible y pidió estar orgullosas de todo lo logrado, sobre todo en las últimas dos décadas. Si no hubiera sido por la visión de las mujeres para dejar de ser invisibilizadas no se tendrían logros. Fue terrible, dijo que tuvieron que pasar 77 años para que las mujeres pudieran llevar sus demandas a la sociedad, para que se pudiera tipificar como delito el feminicidio.

Enfatizó que si no hubieran trabajado las mujeres no se tendrían dichos logros, pero lo más importante es continuar las leyes, que no queden ahí en el olvido, porque entonces seriamos mujeres fracasadas. Recordó su participación en reuniones internacionales y la persistencia de la visión de las mujeres cuando había mucha controversia.

Señaló también muy importante la educación sobre principios y valores pero sin conceptos religiosos, destacó la importancia de la educación sexual para evitar embarazos adolescentes, que lamentó se dan en el entorno familiar. Al respecto mencionó que en el Departamento donde vive en Guatemala hay más de 6 mil mujeres embarazadas menores de edad. Señaló la importancia de las organizaciones civiles para que transmitan el mensaje de la discriminación contra las mujeres y como quieren que se aborden y en su caso mujeres indígenas.

También hizo un reconocimiento a las mujeres de poder como Martha Hilda González Calderón, que tienen mucha responsabilidad y a las que consideró sus aliadas. Así como reconoció la labor de las organizaciones de la sociedad civil. 

Comment here

Accesibilidad