Elecciones 2018

Se han realizado diversas modificaciones en las leyes para que las mujeres tengan una paritaria representación

718 Vistas

Georgina Cárdenas

SemMéxico, Cd. de México. 4 jul 2018.- La paridad constitucional fue aprobada en 2014, sin embargo, en la CDMX la cifra de mujeres al frente de los gobiernos locales lejos de aumentar ha disminuido.

En el año 2000 cuando por primera vez se realizaron elecciones para las delegaciones obtuvieron el triunfo seis mujeres (37%), la cifra disminuyó en 2003 cuando fueron electas cinco mujeres (31%); para la siguiente elección la cifra descendió drásticamente a una mujer electa (6%); ni se diga el siguiente proceso electoral 2009, donde ninguna mujer fue electa por la vía de las urnas. Para el año 2012 crece la cifra a cinco mujeres electas (31%); mientras que, en 2015 y 2018 a pesar de la paridad en la normatividad electoral federal y local, solo cuatro mujeres fueron electas.

Se han realizado diversas modificaciones en las leyes para que las mujeres tengan una paritaria representación; sin embargo, nos encontramos reiteradamente estrategias para mantener la hegemonía masculina en el ámbito local.

Entre las modificaciones normativas se encuentran los bloques de competitividad que buscan que a ninguno de los géneros les sean asignados exclusivamente distritos con bajas posibilidades de competitividad; sin embargo los partidos políticos, como dirían Nélida Archenti, María Inés Tula (2014) y Esperanza Palma (2017) tienen estrategias minimalistas a través de las cuáles siguen reservando alcaldías perdidas a las candidatas, o si lo queremos decir de otra forma, las postulan en aquellas en las que en las recientes elecciones han logrado con dificultad los segundos lugares.

Cómo se puede leer que desde que hay elección y Benito Juárez es bastión del Partido Acción Nacional, este partido no ha postulado a ninguna mujer para encabezar la delegación; o cómo interpretar que el Partido Revolucionario Institucional postulara a un varón el Cuajimalpa que era una delegación que gobernaba y tenía amplias posibilidades de conservar; mientras que Morena sabiendo esto postuló a una mujer. O cómo leer que en el bastión del Partido de la Revolución Democrática en Venustiano Carranza ese partido postulara a un varón; mientras que Morena sabiendo lo competido de la elección postuló a una mujer. Lo mismo sucedió en Coyoacán, bastión perredista donde el grupo en el poder promovió a un hombre y Morena postuló a una mujer, que, si bien es figura pública, no logró la victoria. Hay que añadir que ambas candidatas hicieron públicas diversas formas de violencia política en su contra.

Podemos congratularnos de tener nuestra primera Jefa de Gobierno electa en la capital; pero en las alcaldías todavía hay mucho por hacer para que las mujeres sean quienes se encuentren en el poder.

El reto ahora está en que alcaldes y alcadesas electas hagan valer los derechos adquiridos por las mujeres a través de la Constitución de la Ciudad de México que entrará en vigor en los próximos meses y establezcan unidades de género y que sin una lectura minimalista de la ley garanticen la igualdad sustantiva y la paridad entre mujeres y hombres en los altos mandos de la alcaldía. La ciudadanía y las feministas tenemos que vigilar que se hagan efectivos estos derechos. Señores y señoras alcadesas les estaremos vigilando.

SEM/GC/mr

Comment here

Accesibilidad