Mujeres

Se incendió el icónico recinto que dio albergue al Primer Congreso Feminista en Mérida: teatro José Peón Contreras

282 Vistas

Sin información oficial, se entiende que sus daños son importantes, en la cúpula y el tercer piso

Autoridades están   por evaluar lo que destruyó el incendio, sólo se percibe el olor de las cenizas

Libertad López

SemMéxico, Mérida, Yucatán, 2 de noviembre, 2022.- El icónico teatro José Peón Contreras, donde un 13 de enero se celebró el Primer Congreso Feminista en 1916, sufrió un incendio este primero de noviembre. Durante casi 24 horas el gobierno no ha hecho un informe oficial. Ahí donde se discutió la primera agenda de lucha de las feministas mexicanas, la parte de arriba de este edificio de 1908.

 «¿Este es el que se quemó?», preguntó una mujer a su acompañante mientras caminaban por la calle 60 del centro de Mérida. «Sí, es este», le respondieron. «Pero no tiene nada», replicó la mujer al «inspeccionar» la fachada del teatro   luce sin daños y pareciera que no se vio afectado por el incendio ocurrido.

Este el martes por la tarde, lo único que se siente es un olor a humo que proviene del interior y, en la banqueta, las manchas de ceniza que corrieron de adentro hacia afuera junto con el agua que usaron los bomberos para sofocar las llamas.

El recinto de 1908, en enero de 1916 recibió a 620 congresistas, de todo el país. En este l Primer Congreso Feminista en México y el segundo de América Latina, contribuyó de manera destaca a modificaciones al Código Civil y a la Ley de Relaciones Familiares, promulgada por Venustiano Carranza, el 9 de abril de 1917.

Entonces se sentaron las bases del concepto de igualdad jurídica de las mujeres a los hombres o de la emancipación de las mujeres a los 21 años de edad. También influyo para legalizar el divorcio civil y por sus demandas desde entonces se abrieron espacios al trabajo de las mujeres en la administración pública, fortaleció los planes en la educación normal y en la educación superior para las mujeres.

Cerrado

El recinto es considerado uno de los más importantes no solo de la ciudad de Mérida, sino del País, sede de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, está cerrado.

La policía colocó cintas en las diversas entradas para evitar que alguien ingrese al lugar, pues no se han concluido los trabajos en el interior y «existen situaciones de riesgo por la antigüedad del edificio», escribió el gobernador Mauricio Vila Dosal en la red social Twitter, sin dar un informe oficial.

«Hay daños de consideración” escribió el gobernador cuando el usuario Willy González le pregunto. Y dijo que no recibió más respuesta que la de una cuenta de «Atención Ciudadana del Estado de Yucatán» invitándolo a estar pendiente de las redes sociales de la Secretaría de Seguridad Pública.

¿Qué pasó en el teatro José Peón Contreras?

Según la crónica del Diario de Yucatán, ni los empleados, ni la policía y mucho menos la gente de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), conocen los daños reales al inmueble —o al menos eso informaron —, ni el espacio que abarcó el fuego del que se dice, comenzó en el salón de audio del teatro, ubicado en el tercer piso y se habría extendido a las butacas de ese mismo nivel, el escenario e incluso habría daños en la cúpula del edificio inaugurado por primera vez a finales de 1908.

Fuentes de la policía señalaron que «hoy debe de entrar personal del Procivy (protección Civil de Yucatán)», para constatar la magnitud de los daños y los riesgos que existen, pero hasta las 11 de la mañana de este miércoles, esto no había ocurrido.

Se espera que en las próximas horas las autoridades correspondientes ingresen al lugar y posteriormente emitan información detallada de lo ocurrido.

Breve historia

El icónico teatro, que recibió a cientos de mujeres, 100 años después del primer Congreso Feminista está ubicado entre las calles 60 x 57 y 59, en pleno Centro Histórico.

Para contener el incendio llegaron dos ambulancias de la SSP, con torretas encendidas, sin que se sepa si llevaban civiles o bomberos lesionados o intoxicados por el humo, pero después de las 5 de la tarde del martes la Secretaría de Seguridad Pública informó en sus redes sociales que “hasta el momento no se reportan lesionados. El área ha sido asegurada”.

El teatro Peón Contreras, edificado en Mérida, en sus primeras etapas a principios del siglo XIX y planificado por arquitectos europeos, fue uno de los teatros de ópera más importantes de México.

A inicios de 1916, en él se llevó a cabo el Primer Congreso Feminista de Yucatán, que también fue el primero del país. Fue el escenario teatral más antiguo de Mérida que recibió su primer nombre en 1806, renombrado después el 27 de diciembre de 1878 por iniciativa de los periódicos Semanario Yucateco y Revista de Mérida, aunque el edificio actual, en la misma ubicación que los anteriores, fue construido posteriormente, entre 1900 y 1908, e inaugurado el 21 de diciembre de 1908 y reinaugurado el 13 de diciembre de 1981.

Fue el primer teatro erigido en Mérida; sin embargo, ha tenido tres nombres y tres edificios, incluyendo el actual. Sucesivamente se llamó, antes de llevar el nombre de José Peón Contreras, dramaturgo y escritor mexicano nacido en Yucatán en 1847 y muerto en 1907, teatro San Carlos y teatro Bolio. En 1806 se inició la elección del primero, teatro San Carlos, en tanto que setenta y un años después, en 1877, el empresario Antonino Bolio Guzmán, lo adquirió cambiándole el nombre y haciéndole mejoras importantes. Pero muy pronto, solo una temporada teatral después, mediante una permuta, Francisco Zavala adquirió el teatro y le dio un nuevo impulso, así como su nombre actual.

Las Pioneras

Cien años del Primer Congreso Feminista en México

Vale la pena recordar las preguntas que se hacían las mexicanas en 1916:

1. ¿Cuáles son los medios sociales que deben emplearse para someter a la mujer del yugo de las tradiciones?

2. ¿Cuál es el papel que corresponde a la escuela primaria en la reivindicación femenina, ya que aquella tiene por finalidad preparar para la vida?

3. ¿Cuáles son las artes y ocupaciones que debe fomentar y sostener el estado, y cuya tendencia sea preparar a la mujer para la vida intensa del progreso?

4. ¿Cuáles son las funciones públicas que puede y debe desempeñar la mujer a fin de que no solamente sea elemento dirigido sino también dirigente de la sociedad?

En su mayoría, las asistentes al congreso eran maestras, ya que la enseñanza era el único estudio legítimo al que tenían acceso las mujeres y, por lo tanto, casi el único trabajo remunerado que permitía la sociedad.

En el ambiente de la época, ideales positivistas, socialistas y revolucionarios convivieron con conceptos conservadores y decimonónicos. Sin embargo, el intercambio de opiniones y de visiones, muchas veces opuestas, algo sembró de vanguardia en todas aquellas mujeres que atendieron a la convocatoria que se lanzó desde 1915 y que externaba:

“Para que puedan formarse generaciones libres y fuertes es necesario que la mujer obtenga un estado jurídico que la enaltezca”.

Al referirse al acontecimiento, Jesús Silva Herzog afirmó “las conclusiones a que llegaron las mujeres yucatecas muestran el espíritu progresista de izquierda que predominaba en los sectores revolucionarios de aquella entidad. Yucatán fue sin disputa el estado más avanzado de la República en materia social”. En esa entidad también fueron electas las primeras tres mujeres diputadas locales en nuestro país: Elvia Carrillo Puerto, Beatriz Peniche Barrera y Raquel Dzib Cícero. 

Comment here

Accesibilidad