Ejecutivo

Si hoy se vota, el presidente López Obrador podrá elegir en unos días.

830 Vistas

Sara Lovera

SemMéxico, Cd. de México, 18 febrero 2019.- Este día la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de las Mujeres INMUJERES tendrá sesión ordinaria para examinar los perfiles de aspirantes a ocupar la presidencia de este Instituto, el órgano encargado de conducir la política de género del gobierno de la República. La votación para lograr la terna de acuerdo a la ley, si no hay unanimidad, deberá ser del 75 por ciento de 34 votantes, terna sobre la que habrá de decidir el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La Ley de INMUJERES señala que deberán estar de acuerdo al menos las 3/5 partes de esa junta en la que votan 18 personas del Gabinete y 16 integrantes de los consejos Social y Consultivo, órganos auxiliares en la tarea de la institución formados por mujeres de la sociedad civil y de organizaciones feministas.

El 12 de septiembre de 2018, el equipo de transición formado entonces por la actual secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y Martha Lucía Micher, senadora de la República, reconocieron la labor de INMUJERES y ofrecieron que en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador se seguiría en la ruta de dar prioridad a la transversalidad de género y la lucha por lograr el cambio cultural, el pensamiento, donde anidan ideas retrógradas que generan discriminación y violencia contra las mujeres.

La sesión ordinaria de la Junta de Gobierno será presidida por la presidenta de INMUJERES en funciones, en esta ocasión por la Secretaria Ejecutiva, Marcela Eternod Arámburu, quien ha estado a cargo desde hace algunos meses. INMUJERES, como se sabe, no es una dependencia, sino un órgano descentralizado con patrimonio propio y autonomía de gestión. Responde su tarea al presidente de la República.

Se trata de un órgano rector, no operativo, que entre otras encomiendas deberá, en el actual régimen, construir, como dice la Ley General de Planeación, el Programa Nacional de Igualdad del que emanan acciones a favor de la igualdad de mujeres y hombres, donde cada entidad tendrá responsabilidades y acciones. No es un órgano operativo.

Regularizar su tarea, es fundamental, una vez que ayer se dio a conocer el Calendario para elaborar el Plan Nacional de Desarrollo l PND 2019-2024 (Eje Central http://www.ejecentral.com.mx/plan-nacional-desarrollo/#.XGnrsle7LoY.whatsapp.

La tarea principal del INMUJERES es promover la igualdad y la justicia para las mujeres, tanto en el Gobierno de la República, los gobiernos estatales, los otros dos Poderes de la Unión, como entre las personas y los grupos sociales, o instituciones públicas y privadas, de acuerdo con su ley promulgada en el año dos mil.

El Instituto entró en funciones en 2001. Ha promovido, mediante el diálogo, tres Programas de Igualdad, cuya aplicación deben hacer las dependencias u órganos de todo el Estado Mexicano. Será el PROIGUALDAD 2019-2024 su tarea más inmediata.

En los últimos años su trabajo fue guiado por la tercera línea de Acción del Plan Nacional de Desarrollo que es mandato constitucional y con una centena de acuerdos con los gobiernos estatales, municipales, órganos del poder judicial, sector privado y sector social, aún con la ciudadanía organizada. El INMUJERES tiene una tarea fundamental en el cambio cultural y lo que en su momento se llamó una nueva cultura institucional.

Considerado de enorme importancia y eficiencia

El 12 de septiembre de 2018, durante el proceso de transición, una vez que el presidente Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones, la actual secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero quien fue mandatada para conducir la transición en INMUJERES  reconoció hoy la labor del Instituto  cómo el órgano que realizó en el gobierno de Enrique Peña Nieto una labor clara y transparente para lograr la igualdad de las mujeres; reconoció que el escollo es la violencia feminicida y aseguró que el gobierno de AMLO mantendría recursos, política y transversalidad para emprender la “gran cruzada por la igualdad” y contra la violencia de género.

Entonces según la nota de SemMéxico, http://semmexico.com/gallery-post.php?id=5826, Sánchez Cordero dijo que aumentarían los recursos para los programas de género y que se impulsará la tarea, como los hizo INMUJERES, en coordinación con los tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal.

En un ambiente que la ministra en retiro definió como “terso y de terciopelo”, “entre amigas”, porque “todas estamos juntas”, aseveró que el nuevo gobierno tendría  prioridades; una es que no puede admitirse que en este país persista la violencia, resultado del machismo; que parar la violencia de género pasa por un cambio cultural profundo y que es inadmisible que nazcan cada año “miles de niños de madres niñas”.

Entonces dijo que se trabaja en reformas para que, en todo el sistema de la comunicación pública y masiva de radio y televisión dependiente del gobierno, contribuya al cambio cultural y se elimine el patriarcado, el factor clave y de fondo para que persista la violencia contra las mujeres. “Los medios públicos crecerán y tendrán recursos”, dijo y ahí se cuidará el sexismo y se promoverá la igualdad.

En esa reunión quedaron claras varias cosas:

Que es inmenso el esfuerzo y tarea desarrollada en el sexenio por INMUJERES; que se mantendrá el trabajo conjunto –con el equipo de transición en aquel momento-; que habría más presupuesto para la política de género; que no se daría  marcha atrás en la transversalidad para toda la tarea pública; que la violencia estructural deberá combatirse con  un cambio cultural y que la corrupción no es tan grave como el patriarcado. Y reiteró, como enviada del actual presidente Andrés Manuel López Obrador, su reconocimiento a los logros y previsión de los retos. Y destacó la transparencia ejercida y llevada a cabo por INMUJERES en estos años.

Ese mismo día se habló ya de una docena de una docena de precandidatas a ocupar la presidencia de INMUJERES, según informó la actual senadora de Morena, Martha Lucía Micher, también, entonces, comisionada de la transición.

Ambas examinaron las candidaturas a los Consejos Social y Consultivo de INMUJERES, consejos formados por mujeres de la sociedad civil, apenas 16, también opinan en la decisión de la terna. Fueron seleccionadas 32, de 136 candidaturas de todas las entidades del país.

El procedimiento para proponer una terna, conforme a la ley es cuando la Junta de Gobierno, decide por unanimidad, cuando ello no se logra se vota y resuelve con el 75 por ciento de las y los integrantes de la Junta.

En el actual proceso, que podría tener acuerdo hoy, la totalidad de las consejeras -32 una de cada entidad de la República, el 29 de enero último, y por sí mismas, lanzaron una convocatoria para conocer perfiles de aspirantes –informaron que ellas recibieron solicitudes y documentos de 30 aspirantes, de las cuales llevarán hoy una lista de 7, que consideran cumplen los requisitos para formar la terna.

 El 14 de noviembre las consejeras elegidas, pero cuyas funciones no fueron legales y operativos hasta diciembre de 2018 iniciaron los trabajos de inducción y análisis del quehacer de la institución, con objeto de conocer la Institución, saber los términos legales de su actuación en la Junta de Gobierno para los próximo años.

El Consejo Consultivo, que es un órgano asesor y promotor en lo relativo al Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, quedó integrado por: María del Carmen Rioseco Gallegos del Estado de Baja California; Mónica Iris Jassis Silberg de Baja California Sur; Clara Balderrama Barbeitia de Campeche; Ana Azucena Evangelista Salazar de Colima; María Kyra Núñez de León de Chiapas; Medley Aimée Vega Montiel de la Ciudad de México; Noemí Leticia Jiménez García de Guanajuato;  así como, Ofelia Woo Morales de Jalisco; María Luisa Martínez Sánchez de Nuevo León; Rosa Bertha Simón Sánchez de Oaxaca; Basilisa Montaño Gutiérrez de Puebla; Jimena Guadalupe Hernández López de Querétaro; Marcela García Vázquez de San Luis Potosí; Gilda Salazar Antúnez de Sonora; María Yolanda Fernández Herrera de Tamaulipas y Estela Casados González de Veracruz.

En tanto que el Consejo Social, que da seguimiento al cumplimiento de las políticas públicas, programas y proyectos a favor de las mujeres, quedó compuesto por: Wina Rosas Escutia del Estado de Aguascalientes; María Fernanda Crespo Arriola de Coahuila; Imelda Marrufo Nava de Chihuahua; María Dolores Romero Cota de Durango; Olivia Elizabeth Álvarez Montalván de Guerrero; Alba Adriana Jiménez Patlán de Hidalgo; Yenifar Karina Gómez Madrid del Estado de México. También, lo conforman Gretel Eunice Castorena Escalera de Michoacán; Yareli Jaimes García de Morelos; Mariana Gazcón Núñez de Nayarit; Mariana Bello de Quintana Roo; Lilia Mireya Castro López de Sinaloa; Adriana Esmeralda del Carmen Acosta Toraya de Tabasco; Silvia Avelina Nava de Tlaxcala; Milagros del Pilar Herrero Buchanan de Yucatán y Eugenia Flores Hernández de Zacatecas.

Actualmente Medley Aimée Vega Montiel preside el Consejo Consultivo y Milagros del Pilar Herrero Buchanam, el Consejo Social. De las 32 de ambos consejos, 8 de cada uno forman parte de la Junta de Gobierno.

Cabe señalar que las participantes de ambos Consejos no perciben retribución o compensación alguna durante los tres años que permanecen en su encargo, pudiendo reelegirse por un periodo más.

 El 25 de enero, hace 24 días, la Secretaria de gobernación ofreció que  “en los próximos días vamos a resolver el tema de la titular de INMUJERES, pienso que no va tardar más de una o dos semanas máximo, porque se tienen que agotar los procedimientos para su nombramiento y le vamos a presentar al señor presidente la terna para que él elija a la titular.

Pendientes de la política de género

La importancia de definir la presidencia de INMUJERES, porque tiene que ver ese Instituto con la responsabilidad de dirigir la política de género del gobierno de la Republica, elabora el Programa Nacional de Igualdad y echa para adelante los programas con los gobiernos de los estados para la transversalidad de género.

Hasta ahora los institutos estatales o secretarías de la mujer en todo el país, no pueden elaborar sus proyectos anuales. Ya hay señalamientos en varias entidades del país, de una semiparalización de sus actividades.

Hasta ahora no se ha definido la cabeza del Centro Nacional Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR), que es la unidad de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, responsable de las políticas nacionales de los programas de planificación familiar y anticoncepción, salud sexual y reproductiva, cáncer cérvico uterino, cáncer de mama, salud materna y perinatal, igualdad de género, y prevención y atención de la violencia familiar. Con incidencia en la prevención del embarazo en adolescente que tiene una frecuencia de 76 nacimientos de cada mil, de mujeres menores de 19 años y se ha considerado como uno de los más altos del mundo, como señaló recientemente la Organización Mundial de la Salud.

Igual están paralizadas las designaciones de los enlaces de género en toda la administración pública federal y no labora formalmente el Observatorio Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, fundamental para dar seguimiento a la Muerte Materna, que en el país sigue siendo un flagelo, sobre todo en poblaciones marginadas y/o muy pobres indígenas y campesinas.

SEM/sl/sj

Comment here

Accesibilidad