Congreso

Si se implementa una política pública eficiente, México podría desarrollar la industria farmacéutica de los derivados de la amapola

626 Vistas

Elda Montiel

SemMéxico. Cd. de México. 20 de agosto de 2018.- La senadora ciudadana Martha Tagle Martínez se pronunció a favor de la legalización de los cultivos de amapola con fines medicinales en apoyo a la iniciativa aprobada, en días recientes, por el Congreso del Estado de Guerrero para modificar la Ley General de Salud y el Código Penal Federal.

Tagle Martínez señaló “que la prohibición que existe del cultivo de amapola en la entidad ha provocado altos índices de inseguridad y violencia. Sin embargo, este hecho se reproduce en prácticamente todo el territorio nacional y ha derivado en un escenario de cientos de miles de personas asesinadas, desaparecidas y desplazadas; por ello, es urgente modificar la posición del Estado mexicano en torno a las drogas”.

Puntualizó que “la amapola tiene amplios fines medicinales particularmente para el control del dolor, y si se implementa una política pública eficiente, México podría desarrollar la industria farmacéutica de los derivados de la amapola”.

“Desde hace varios años Movimiento Ciudadano se ha sumado a aquellas voces que, desde la sociedad civil, han pugnado por cambiar el enfoque prohibicionista de la política de drogas, por uno que garantice los derechos humanos de las y los consumidores”, dijo.

Por su parte, el gobernador, Héctor Astudillo Flores se congratuló que en Guerrero se haya dado el primer paso para enviar la propuesta al Senado de la República, porque “esta puede ser una ruta, que puede servir para disminuir en parte, la violencia”. Puntualizó que no fue sólo un mes durante el que se discutió el tema, sino que transcurrió un “tiempo muy importante” desde que en marzo del 2016  fue presentada por el diputado de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía Berdeja.

Héctor Astudillo puntualizó que “es muy importante que se conozca que la orientación es para uso medicinal, ya que comparte la opinión de los legisladores respecto que la política prohibicionista ha fracasado, y que se tienen que buscar alternativas y permitir el cultivo de la amapola para usos medicinales.“

Los argumentos para sustentar la presentación del  dictamen de las Comisiones Unidas de Justicia y Salud para modificar la Ley General de Salud, el Código Federal Penal y el Código Nacional de Procedimientos penales para legalizar el cultivo, producción y comercialización de la planta con fines científicos y medicinales, fueron la petición de varios productores de amapola en Guerrero que han señalado que les gustaría dejar el cultivo de la droga, y tomar otras actividades que les permitan garantizar el sustento de sus familias pero por diferentes razones no lo han conseguido y los han obligado a continuar en la clandestinidad.  

Esta situación ha sumido a la entidad en la violencia extrema, debido a la pugna entre los grupos que intentan controlar los territorios en que se cosecha la amapola, así como las rutas de trasiego y venta, tomando en cuenta que el estado de Guerrero es el mayor productor de amapola en el país -en el 60 por ciento de su territorio se siembra amapola-.

En 2017, la oficina de la Organización de las  Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito  (UNODC por sus siglas en inglés) ubicó a México como el tercer país en producción de heroína, detrás de  Afganistán que ocupa el primer lugar con más de 200 mil hectáreas de amapola,  y en segundo lugar Myanmar, un país de Asia,  que produce 55 mil 500 hectáreas.

Las cifras más recientes de México datan del año 2015, cuando el país cultivo 26 mil hectáreas, comparadas con 17 mil hectáreas del año anterior. La ONU señala que producción clandestina del opio  se realiza en 50 países.

SEM/GR

Comment here

Accesibilidad