Periodistas

Sindicato de Redactores de la Prensa condena séptimo asesinato de periodistas en 2022; 58 por ciento de los asesinatos de periodistas en América Latina, suceden en México

769 Vistas

Desde el Palacio Presidencial todos los días han ataques y malas palabras para las y los periodistas

Reporteros Sin Fronteras afirma que ninguno de los países estudiados se toma en cuenta las particularidades de las mujeres periodistas

Libertad López

SemMéxico, Cd. de México, 26 de febrero, 2022.-En breve comunicado el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP) condena severamente el asesinato del periodista Jorge Camero Zazueta, liquidado la noche de ayer en la localidad de Empalme, Sonora, en norte del país.

Señala que México es el país más peligroso y mortífero para el ejercicio profesional del periodismo. En 56 días de lo que va de este año han sido asesinados siete trabajadores de los medios de comunicación.

Esta organización gremial manifiesta su indignación y repudio por este nuevo hecho criminal y exige al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador cumpla con su responsabilidad constitucional de garantizar la vida de los ciudadanos mexicanos. ¡Ya basta de asesinatos de periodistas y de impunidad en México presidente López Obrador!

Da su pésame y condolencias a los familiares de nuestro colega.

 Jorge Camero Zazueta, era director del portal de noticias El Informativo y ex secretario particular del alcalde de Empalme, fue asesinado la noche del jueves 24 de febrero en el interior de un gimnasio. 

Hombres armados a bordo de motocicletas, llegaron alrededor de las 20 horas, al gimnasio ‘Spartan’, ubicado de bulevar Las Américas y calle Independencia, donde entrenaba el joven de 28 años.

El director del portal de noticias de Guaymas y Empalme, recibió al menos tres impactos de bala; cuando llegaron paramédicos de la Cruz Roja ya no tenía signos vitales.

Jorge, de 38 años, apenas tenía una semana y media que había renunciado a su trabajo como secretario Particular del alcalde Luis Fuentes Aguilar, por lo que retomó las actividades en su medio informativo y empresa de publicidad.

‘El Choche’ como se le conocía, se inició en la radiodifusora XEPS, de Empalme, después trabajó en la FM- 105 (XEBQ) en Guaymas.

Creó la fanpage El Informativo, que alternaba con transmisiones para el medio digital Radar Sonora y la emisora Red 93.3.

Además, de su medio de comunicación, tenía una empresa de publicidad y perifoneo.

Al lugar acudieron elementos policiacos y militares para acordonar el área.

Con Camero Zazueta, ex secretario particular del presidente municipal de Empalme, Luis Fuentes Aguilar, es el segundo ex funcionario asesinado de esta administración (2021-2024), en el presente mes.

Daniel Palafox Suárez, ex diputado local por el PT y quien era el encargado de Informática del ayuntamiento fue privado de la libertad el pasado 28 de enero y fue localizado sin vida el 4 de febrero.

Reporteros sin Fronteras

 En México se registra el 58 por ciento de los asesinatos en América Latina, así lo reveló un informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF) presentado esta semana.

En el informe titulado “Bajo Riesgo”, la organización internacional destacó que en la última década han sido asesinados 134 periodistas en México, Brasil, Honduras y Colombia y aunque en esos países hay mecanismos para protegerlos, tienen “graves problemas” como su dependencia de “instituciones ineficaces”, falta de recursos o medidas inadecuadas o que se aplican tarde.

El estudio analizó los programas de protección en esos cuatro países de América Latina, en donde se concentra el 90 por ciento de los informadores asesinados en la región entre 2012 y 2021.

De acuerdo con los hallazgos de RF, existen “fallos estructurales importantes” que evitan la correcta aplicación de los mecanismos de protección.

“Todos ellos dependen de instituciones ineficaces (policía, ejército, justicia); las metodologías de análisis de riesgo no tienen siempre en cuenta las especificidades de la labor periodística; las medidas de protección son inadecuadas o se aplican demasiado tarde; los recursos humanos y financieros son insuficientes”, destacó.

Reporteros Sin Fronteras resaltó que ninguno de los cuatro países tiene en cuenta las particularidades de las mujeres periodistas, extremadamente vulnerables en América Latina, e “ignoran las formas de violencia de género que afectan a las mujeres y a la población LGTBIQ+, así como el impacto que las amenazas y agresiones tienen sobre ellas y sobre sus familias”.

El informe denunció también que los “agentes estatales (policías, políticos, miembros del Poder Judicial, funcionarios y representantes del Estado, en general) se identifican casi siempre como los principales responsables de la violencia contra los periodistas” y que falta coordinación entre los mecanismos de protección y las fiscalías.

Sobre el caso de México, en donde se han registrado cinco asesinatos de informadores en los dos primeros meses de este 2022, remarcó que faltan recursos y responsabilidades antes las agresiones y destacó que los poderosos estigmatizan la violencia.

 “Estos asesinatos sólo son la punta del iceberg de las violencias perpetradas contra la prensa y la forma más visible y extrema de la censura que se aplica de facto contra la información en estos cuatro países”, resaltó el informe.

RSF destacó que también existen otros tipos de agresiones contra los periodistas como las amenazas, secuestros, o detenciones arbitrarias, en las que pueden enfrentarse a procedimientos judiciales abusivos, actos de espionaje o la destrucción de su material de trabajo.

El informe señaló que la mayor parte de los asesinatos y agresiones contra comunicadores mexicanos se concentraron en estados con intensa presencia del crimen organizado en donde muchos de los reporteros asesinados cubrían noticias sobre corrupción, narcotráfico, violencia y seguridad pública.

“En algunas regiones del país, la violencia y la intimidación fueron perpetradas por grupos armados que aparentemente mantenían vínculos con grupos políticos”, destacó.

Ataques contra los periodistas desde la Presidencia de AMLO

Esta semana, todos los días, el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a arremeter contra la prensa al insistir que la polémica por la “casa gris” de su hijo, José Ramón López Beltrán, se trata de una “campaña mediática” contra su Gobierno.

El martes y el miércoles, volvió a decir que el escándalo es “una lucha de poder” en la cual, dijo, se disputan las concepciones de la Cuarta Transformación (4T) y el bando conservador.

“Es una campaña mediática porque nosotros tenemos una postura política y estamos enfrentando a un bloque conservador, a una mafia del poder (…) Entonces ni siquiera es un asunto personal o periodístico. Es una disputa por la nación”, aseveró.

“El propósito es dañarnos. El que puedan desacreditarnos. Nada más que no lo han logrado ni lo van a lograr porque tenemos autoridad moral”, aseveró en su conferencia matutina.

 El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que la periodista sí está en contra suya y resaltó que él representa a millones de mexicanos que buscan la transformación en el país.

El jefe del Ejecutivo federal se lanzó en contra de la periodista Carmen Aristegui al asegurar que la comunicadora “está en su contra” al tiempo que destacó que él encabeza a millones de mexicanos que apoyan el movimiento de transformación.

“Y también decirle a Carmen Aristegui que no es cierto de que ella no está ni a favor ni en contra mía. No es cierto, está en contra mía”, aseveró.

“Y no habría problema que estuviese en contra mía si yo no formara parte de un movimiento de millones de mexicanos que queremos llevar a cabo una transformación en el país. Ora sí que no es conmigo, es con un movimiento transformador, si ella no cree en eso, es otra cosa, pero nosotros sí creemos en eso, luchamos por eso y defendemos esa causa (…) Entonces que también entienda que no es un asunto personal, ella tiene un pensamiento y está sin duda, alineada al bloque conservador”, dijo.

La respuesta de la comunicadora llegó minutos después y desde los micrófonos de su programa radiofónico de Aristegui Noticias, la periodista aseguró que México “no merece ser envenenado” al tiempo que lamentó el uso de recursos públicos para atacar a los trabajadores de los medios de comunicación.

Al destacar lo dicho por el presidente de que no habría problema que estuviera en su contra ‘si él no fuera parte de un movimiento de millones de mexicanos’, la periodista enfatizó: “qué barbaridad presidente, qué manera de plantear las cosas (…) ¿Qué está queriendo decir el presidente: que yo estoy en contra de millones de mexicanos o que millones de mexicanos estén en mi contra?”, señaló la periodista.

Comment here

Accesibilidad