Ejecutivo

Sólo 56 mujeres ascendieron a general o coronel durante nueve años

318 Vistas
  • Representan 3.5 por ciento de todas las promociones otorgadas en el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana

Andrés Estrada

SemMéxico/ El Sol de México, Cd. de México, 25 de febrero, 2022.- En los últimos nueve años, 56 mujeres han obtenido una promoción para ascender a general o coronel en el Ejército y Fuerza Aérea Mexicana, lo que representa 3.5 por ciento de todas las promociones otorgadas en ese periodo, de acuerdo con cifras del portal de datos abiertos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En el periodo de 2013 a noviembre de 2021, al interior de la Sedena se otorgaron mil 563 promociones para el grado de general de brigada, general brigadier o coronel, de las cuales mil 507 fueron para varones, lo que para Paloma Mendoza Córtes, investigadora en temas de Seguridad Nacional y Fuerzas Armadas mexicanas, muestra que las mujeres están relegadas de los mandos militares.

 “No hay una representatividad real de las mujeres militares en el ejercicio del mando, así como el acceso a los rangos más altos de la jerarquía. No hay mujeres con un peso real en la toma de decisiones de las Fuerzas Armadas”, señala Mendoza Cortés.

Los datos de Sedena muestran que de las 56 uniformadas que han sido promovidas en nueve años años, la primera que llegó al grado de general de brigada fue en 2019; siete más a general brigadier y 48 a coronel de servicio, 18 de ellas durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, en la jerarquía más alta que es General de División no hay ninguna hasta la fecha.

En cambio, 45 hombres son general de división y otros mil 342 cuentan con los grados mencionados.

En los últimos 15 años ha habido cambios significativos dentro del Ejército en cuanto a la integración de las mujeres en las escuelas militares que antes sólo eran para hombres. No obstante, dentro de la institución aún predominan conductas y cultura machista, que tiene a las mujeres marginadas, destaca Paloma Mendoza.

Un ejemplo es que en el actual gobierno dentro de los proyectos como el Aeropuerto de Santa Lucía y otros más que están a cargo de militares, ninguno es encabezado por mujeres del Ejército.

“La revolución que inició (el presidente) Felipe Calderón, que es una de las pocas cosas que podemos rescatar del sexenio, cuando el general Guillermo Galván era secretario de la Defensa, es que abre la puerta a las mujeres. No solamente en el Heroico Colegio Militar, que fue en 2007, que en un principio era solamente intendencia y zapadores. Después se inició en el Colegio del Aire; luego en la Escuela Militar de Ingenieros y todos estos cambios en la Escuela Superior de Guerra, que ahí ya puedes empezar a ver a las primeras mujeres con diplomado de Estado Mayor”, explica.

En cuanto a la llegada de la primera mujer al grado de general de división, la también consultora privada en MB Consulting y Dr. Cuervo Consultores, dice que “va a venir de la Fuerza Aérea, porque en 2012 fue cuando se graduó la primera subteniente piloto aviador del Colegio del Aire. Entonces, ¿cuánto tiempo, cuántas décadas vamos a tener que esperar a ver la de la mujer General de División?”.

Por otra parte, la investigadora explica que para que una mujer llegue a ser secretaria de la Defensa Nacional deberán pasar al menos tres décadas.

Hasta marzo de 2021 se contabilizan 25 mil 257 mujeres de los 214 mil 157 elementos que integran las filas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana.

Según la página de la Sedena actualmente las mujeres de procedencia civil y militar pueden ingresar al Sistema Educativo Militar para realizar estudios en 13 instituciones, las cuales ya no sólo contemplan carreras de enfermería o administrativa, sino también aviación, materiales de guerra o ingeniería militar.

CAMINO A GENERAL

Una de las facultades y obligaciones del Presidente en turno, junto con el Senado, es la aprobación de los coroneles y demás oficiales superiores del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, de acuerdo con el artículo 89 de la Constitución en su párrafo IV.

A su vez, el artículo 32 de la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos muestra que

“Los ascensos a los grados de coronel, general brigadier o de grupo, de brigada o de ala y de división, serán conferidos por el Presidente de la República, atendiendo preferentemente al mérito, aptitud y competencia profesionales, calificados a juicio de dicho alto funcionario”.

Para poder participar en la Promoción Superior, según la misma Ley, se deberá contar como mínimo a la fecha de ascenso con cuatro años de antigüedad en el grado y los tiempos de servicios siguientes: tenientes coroneles con 20 años; coroneles, con 24; generales brigadieres o de grupo con 28, y generales de brigada o de ala, con 32 años.

Además de esto deben tener buena conducta militar y civil; buena salud; un índice de masa corporal inferior a 28.00; la aprobación en los cursos de formación, capacitación, de perfeccionamiento o superiores y demás requisitos que establezca la normativa vigente en materia de educación militar para el grado inmediato superior, y aptitud profesional y capacidad física.

Lo otro es que aunque el Presidente tenga la facultad, la lista de nombramientos es enviada por mandos de Sedena, y aquí es donde los criterios muestran que son pocas las mujeres que son tomadas en cuenta y tienen acceso a estas promociones. Es decir, a pesar de que en los últimos años la dependencia ha pugnado por mostrar una imagen sobre la implementación de una perspectiva de género, la falta de uniformadas dentro de los puestos de mando militares o promociones para altos grados muestra lo contrario.

Comment here

Accesibilidad