COLUMNASIsabel Ortega MoralesVioleta del Anáhuac

“Tabasco: organigrama mata carita”

389 Vistas

Violeta del Anáhuac

Isabel Ortega Morales

SemMéxico, Chilpancingo, Guerrero, 23 de noviembre 2020.- “El poder te hace bella”, espetó una persona de la política a una Presidenta Municipal, mientras se ponía de pie para acomodarle la silla. Es también célebre la frase de que “no es que seas feo, es que eres pobre”, para determinar la falta de éxito con el sexo opuesto. Como lo es que el organigrama –la estructura gráfica de una empresa- va determinando el éxito social de una persona, por sobre el atractivo de los rangos inferiores. Quizá hasta aquí mueva a risa.

Cambia cuando se trata de un organigrama y una decisión que dejó hundidos tres municipios de Tabasco: Nacajuca, Jalpa y Cunduacán, y dejó en el agua y sin casa al menos a cien mil personas. De las más pobres, de las con menos recursos. Pero la historia ha sido útil para conocer cómo funciona el nuevo organigrama político. Quién toma las decisiones y quién se hace responsable de las consecuencias.

Ante la presión en redes por la ausencia del Presidente de México en la zona de desastre, y ante la ausencia de una política de atención por la desaparición del FONDEN, se apersona en la región el Mandatario Federal y expresa que serán atendidos por el Gobernador Adán Augusto que lo mira impávido y reacciona volviendo la mirada legal hacia el Director General de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett que, a su vez deja sonando en nuestros oídos su risa ante la catástrofe y la denuncia que, dijo, le daba risa.

Y es que el 16 de noviembre el mismísimo Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habría asumido la responsabilidad de la decisión de una acción que terminaría siendo una catástrofe, eximiendo con ello la de su amigo Manuel Bartlett Díaz. Pero las decisiones, las palabras emanadas desde el poder, tienen consecuencia en el respetable público, y el año que viene es electoral. Y parece que decidieron aplicar el organigrama. Así la semana que concluyó trajo el mensaje salvador del poder Federal.

El Gobernador Adán Augusto López Hernández, de extracción MORENA, como el Presidente y amigo, salió para asumir en un mensaje en su cuenta social –hasta ahora no desmentido- la responsabilidad de la decisión. Se echó la culpa. Y con ello cree “borrar” de nuestra memoria colectiva la negligencia de lo sucedido, como será difícil que sus paisanos y gobernados lo hagan.

Parece que el “error de cálculo” fue más allá, para situarlo en “error de organigrama”. 

Manuel Bartlett Díaz tiene más poder que antes, o como siempre. Ha sabido estar al lado del poder y salir limpio. Sabe cómo mover los hilos de las decisiones de tal manera que solo los aciertos acompañan su hoja de servicio.

Mientras Tabasco espera a que baje el agua, solucione la forma de sobrevivir, quien recibió la lección más fuerte fue su Gobernador que aprendió de la política y aún salió zurrado por el consen de la CFE cuya voz debe resonar en su cerebro “A mi esa demanda me da risa…hay gente que anda buscando a ver a quien le echa la culpa de sus torpezas”. Más vale don Adán Augusto que se prepare. Porque falta aún entre las lecciones, las del culto al cargo que se acaban con el encargo. 

Comment here

Accesibilidad