Mujer y PoderNatalia Vidales

Tatiana Clouthier: La mujer y la política

540 Vistas

Tatiana Clouthier prefirió la diputación federal que le corresponde.

Por lo visto se les hace increíble una decisión así a favor de la familia.

Natalia Vidales

 SemMéxico. Sonora. 29 de agosto de 2018.- “Estoy al 100 con Andrés Manuel”  –dijo Tatiana Clouthier, la excoordinadora de la campaña electoral del hoy presidente electo … pero a mi propio paso”. Y es que luego de declinar el cargo de Subsecretaria de Gobernación que le ofreciera AMLO, se despertó el sospechosismo  o, como lo dice ella misma: “la gente inventa teorías”.

Tras la declinación, perfectamente aclarada por ella (que lo hacía por cuestiones familiares), se rumoreó en los medios que habría tomado esa decisión luego de discutir con López Obrador por sus declaraciones en contra de algunos otros nombramientos, como por el ejemplo el de Manuel Bartlett que dijo no comprender. Y también se especuló que se rehusó por diferencias irreconciliables con quien será la titular de la SEGOB, Olga Sánchez Cordero y hubo quien la criticó por hacer quedar mal a López Obrador. En general, no le es creíble su versión de que lo haga para poder continuar con su papel de madre y de esposa.

Como en otros casos  -como por ejemplo el de la misma Olga Sánchez Cordero quien resultó Senadora Electa, pero que declinó a favor de ocupar la SEGOB que le ofreció López Obrador-, así, Tatiana Clouthier prefirió la diputación federal que le corresponde en vez de sumarse al Poder Ejecutivo en la Subsecretaria de Participación Ciudadana, Democracia Participativa y Organizaciones Civiles . Un puesto, por lo demás, muy codiciado e incluso muy ad hoc para Tatiana, por su amplia trayectoria en el tema de la ciudadanía: fundadora y consejera de Evolución Mexicana,  promotora entre otras causas de las candidaturas independiente (ella misma fue así candidata a una diputación local en Nuevo León, el 2015, etcétera).

Pero aun así, no aceptó al señalar el compromiso que tiene de continuar junto a su familia en Nuevo León donde dos hijos suyos entran a la preparatoria y entonces necesita, dijo, “dos años más” para dejarlos encarrerados en la Universidad y entonces ver por su siguiente paso en la política.  De aceptar en la SEGOB, dijo, tendría que vivir en la CDMX y tras conversarlo con su esposo e hijos tomó esa decisión: “ellos me preguntaban a cada rato si me iba a ir, si iba a viajar, y esos comentarios me pesaron más que mi propio trabajo”.

Pero el sospechosismo continuó  siendo para muchos imposible comprender que nadie dejaría pasar tal oportunidad “solo” por la familia; así es que, se publicó, que seguramente  iría por la coordinación de los diputados en San Lázaro.  Mario Delgado, quien a la postre resultó el coordinador y otros que también la codiciaban, se alertaron al suponer que ella iba por ese puesto. Nadie le creía, pues, que su decisión  a favor de su familia y de “su propio paso” estaba tomada.

Tatiana, de 54 años,  Directora de Bachillerato de la Universidad Metropolitana de Monterrey, diputada federal con anterioridad y candidata a alcaldesa en San Pedro Garza, se califica a sí misma como “una ciudadana de tiempo completo” , muy diferente al de polític@ profesional.

Para sus allegados no es ninguna sorpresa ni sospecha que prefiriera  un cargo que le permita servir a México y estar con su familia al mismo tiempo,  en vez de otro totalmente absorbente, en alguna empatía con su padre, Manuel, el Maquío,  Clouthier, candidato presidencial en 1988, y de quien Tatiana escribiera un libro –entre otros de diversos temas–: “Maquío, mi padre: el Hombre y el Político” en que diferencia su personalidad tal vez como ahora lo hace ella con la suya propia.

No deja  de ser casual que todas las críticas y las incredulidades sobre la decisión de Tatiana hayan sido de hombres. Por lo visto se les hace increíble una decisión así  a favor de la familia. Salvo las honrosas excepciones de siempre… no nos extraña.

Comment here

Accesibilidad