Mujeres

Televisa dejará sin agua a la frontera Tlalpan-Coyoacán por Megaproyecto Estadio Azteca:  organizaciones vecinales

1.260 Vistas

Demandan información y denuncian hacen una “consulta” empresas interesadas en el proyecto

Entrevista a Natalia Lara de la asamblea de Tlalpan

Lizbeth Álvarez Martínez

SemMéxico, Cd. de México, 17 de febrero, 2022.- Vecinos de las alcaldías Tlalpan y Coyoacán, inconformes con el segundo proceso de consulta vecinal sobre el Megaproyecto Estadio Azteca, para el próximo 28 de febrero de 2022, con de 30 módulos públicos, acusaron nuevamente de tener desventaja, y advirtieron   que las empresas desarrolladoras, son que organizan “la consulta” y no les están dando información.

En entrevista para Semmexico, Natalia Lara, una de las integrantes de la Asamblea Tlalpan-Coyoacán contra el Proyecto Estadio Azteca, expuso que la consulta vecinal está a cargo de una empresa privada, y que parece más bien, un estudio de mercado. 

“Lo que nos llama la atención del proceso de consulta vecinal para grandes construcciones, es que quién está a cargo de la consulta, es una empresa privada, que está elaborando el estudio de impacto social. Y para nosotros, no es un método real de opinión, es más bien, como un estudio de mercado para ver si nosotros estamos viendo de forma positiva las medidas de mitigación”, aseguró la afectada. 

Y es que, Natalia Lara, afirma que en el proceso de consulta no les están dando ninguna información del proyecto, sino que solo les exponen las medidas de mitigación. 

Los vecinos piden conocer la información técnica del proyecto, que es lo que han solicitado, para que puedan emitir una opinión clara en dicha consulta a realizarse. 

“En el proceso de consulta que nos están aplicando no se nos da ninguna información del proyecto, sino que, solo se nos exponen las medidas de mitigación y es ahí en donde estamos en contra, porque nosotros tenemos que conocer bien el proyecto, para saber cuáles serán sus impactos para emitir una opinión al respecto. Y lo que están haciendo es comentarnos cuáles son los beneficios, sin decirnos cuales son las actividades que ellos pretenden hacer en nuestro territorio.

Creemos que estaría bien un proceso de consulta siempre y cuando sean dentro de las normas de participación ciudadana con la ley correspondiente y no por un decreto que le da “manga ancha” a los desarrolladores para llevar a cabo un estudio de impacto social”, expuso la integrante de la asamblea. 

En el contexto de algunas de las preguntas que les pueden llegar a realizar el día de la consulta, Natalia asegura que los vecinos que no conocen del Megaproyecto van a estar de acuerdo, sobre todo si trata del abastecimiento del agua. 

“Nos llamaba mucho la atención que decían, estás de acuerdo con que vas a tener cinco pozos de captación de agua de lluvia, la mayoría de la gente que no conoce el impacto del proyecto va a decir que está de acuerdo, nadie se opondría a no tener una recaudación de agua de lluvia. Vemos que Televisa tiene una concesión de extracción de 450 millones de litros, que es lo que no nos dice ese instrumento de opinión, no va a garantizar el agua a todas las colonias que va a afectar”.

Los vecinos que estarían participando en la posible consulta a realizarse a finales del mes de febrero es la frontera entre Tlalpan y Coyoacán, los pueblos originarios de Santa Úrsula y el de San Lorenzo Huipulco. 

La integrante de la Asamblea Tlalpan-Coyoacán, afirma que sin duda hay un interés monetario importante por el próximo Mundial del 2026. 

“Hay un interés monetario importante, porque está pensado para el Mundial de 2026. Han pasado dos mundiales en el Estadio Azteca sin que se tenga que construir un desarrollo inmobiliario tan grande y tan amplio. Vemos que hay varios focos de inversión, están pensando en centros comerciales, estacionamientos, hoteles, oficinas, entonces creemos que hay un gran impacto económico. Pero su acaparamiento va a dejar sin servicios, de agua, drenaje, a los vecinos que estamos aledaños”. 

A corto plazo, asegura Natalia que habrá saturación en las avenidas, además de quedarse sin agua para los servicios básicos. 

“En corto plazo vamos a ver temas de movilidad, la saturación que tienen las avenidas, infestar más de coches al pueblo de Santa Úrsula. El acceso al agua, con el tema de la extracción que se le garantizó a Televisa que son 450 millones de litros anuales, es la misma fuente de agua que utilizamos las colonias aledañas, es el mismo suelo de extracción. Mientras nosotros utilizamos el agua para servicios básicos de vivienda, Televisa lo va a ocupar para servicios comerciales, sería una escasez que estaríamos resintiendo”. 

Para que se lleve a cabo dicho Megaproyecto falta el permiso de impacto social, que, según Natalia, sólo es un mero trámite. 

“Les falta un último permiso, que la manifestación de Impacto Ambiental y la manifestación de impacto ambiental le falta la manifestación de impacto social, que es el proceso de consulta, vemos que la intención del gobierno de la ciudad o por lo menos de la secretaria de medio ambiente es darle el último permiso a Televisa para que pueda empezar la construcción de su desarrollo”, Finalizó la afectada.

Comment here

Accesibilidad