Mujeres

Terapia Fotodinámica erradica el Virus del Papiloma Humano en 29 mujeres

326 Vistas
  • La investigación encabezada por Eva Ramón Gallegos, del IPN, es segura y libre de efectos secundarios
  • Ha dedicado 20 años a la investigación de este tratamiento

Elda Montiel

SemMéxico, Cd. de México, 23 de noviembre 2021.- Eva Ramón Gallegos, investigadora del Instituto Politécnico Nacional (IPN) logró, con la colaboración de especialistas, erradicar el Virus del Papiloma Humano al cien por ciento en 29 mujeres de la Ciudad de México a través de una terapia fotodinámica que es segura y de mínima invasividad; permite conservar el cuello uterino y resulta atractivo para las mujeres jóvenes que quieren preservar la fertilidad.

El objetivo de la investigación de la doctora es incluir la terapia fotodinámica (PDT) para mujeres, ya que el VPH es el agente causal de las lesiones premalignas que cuando progresan, y pueden tardar de nueve a 20 años, dan carcinoma cervicouterino.  

La terapia fotodinámica es segura y libre de efectos secundarios. “A diferencia de otros tratamientos únicamente elimina las células dañadas y no incide sobre las estructuras sanas. Por ello, tiene gran potencial para disminuir el índice de mortandad por cáncer cervicouterino”.

Este logro se dio a conocer por el IPN en el 2019 en el Día Mundial contra el Cáncer y actualmente continua para determinar la eficacia de la Terapia Fotodinámica (PDT) en pacientes con lesiones intraepiteliales de bajo grado (LIEBG) y/o infectadas por el VPH persistentes y que hayan recibido otros tratamientos. Así como para detectar que otros microorganismos puede erradicar.

En México desde el 2006 el cáncer de cuello uterino es la segunda causa de muerte por cáncer en la mujer y en el 90 por ciento de los casos está presente el virus del papiloma humano.

Doctorada en Ciencias en Biomedicina y Biotecnología Molecular, la también profesora de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) se ha enfocado durante 20 años a la investigación de este tratamiento.

Ramón Gallegos detalló que la terapia consiste en aplicar en el cuello del útero un fármaco llamado ácido delta aminolevulínico, que después de cuatro horas se transforma en protoporfirina IX, sustancia química fluorescente que se acumula en las células dañadas, lo cual permite eliminar con un rayo láser especial, únicamente las estructuras impregnadas con ésta.

Investigación clínica en Oaxaca y Veracruz

La investigación que ha ocupado más de dos décadas también incluyo a cerca de 420 mujeres de Oaxaca y Veracruz quienes estaban infectadas con el VPH o presentaban lesiones premalignas en el cérvix o tenían ambas afecciones.

La doctora explicó que se eligió a comunidades del país porque están más alejadas y son las más precarias para realizarles las pruebas como el Papanicolaou y el PCR, mujeres de 25 a 40 años, a las que agradeció su colaboración, y cuyos resultados fueron alentadores.

Ya en la Ciudad de México a las 29 mujeres se les aplicó el doble de la concentración de ácido delta aminolevulínico. Se logró eliminar el VPH en el 100 por ciento de las pacientes que lo portaban sin tener lesiones, 64.3 por ciento en las mujeres con VPH y lesiones, y el 57.2 por ciento en quienes presentaban lesiones sin VPH.

Antes de aplicar la terapia fotodinámica a las pacientes, se realizaron los estudios de colposcopía, citología (papanicolau), captura de híbridos, Reacción en Cadena de Polimerasa (PCR) y una biopsia para diagnosticar lesiones premalignas y/o infección con VPH. Al término del tratamiento se repitieron los mismos estudios y se constató la efectividad de dicho tratamiento.

Que es la Terapia Fotodinámica (PDT)

Hace énfasis en que la Terapia Fotodinámica es segura y libre de efectos secundarios. “A diferencia de otros tratamientos únicamente elimina las células dañadas y no incide sobre las estructuras sanas. Por ello, tiene gran potencial para disminuir el índice de mortandad por cáncer cervicouterino”.

La especialista expuso que, con el esquema aplicado a las capitalinas, también tuvo efecto positivo en la eliminación de cepas bacterianas patógenas. “Un porcentaje de las mujeres tenían infecciones por Chlamydia trachomatis (de transmisión sexual) y/o Candida albicans, las cuales se eliminaron con el tratamiento en 81 y 80 por ciento, respectivamente. La flora bacteriana que contribuye a la salud del aparato genital se mantuvo prácticamente intacta”.

La Terapia Fotodinámica abreviada como PDT es una tecnología médica que usa láseres para activar fármacos sensibles a la luz para tratar el cáncer y otras enfermedades por un medio no quirúrgico y de mínima invasividad. Pertenece a un grupo de fototerapias que se han utilizado desde la antigüedad por culturas como la egipcia, india y china.

Las bases científicas de la PDT fueron establecidas por el profesor alemán Hermann von Tappeiner y su estudiante el doctor Oscar Raab quienes publicaron en 1900 el primer trabajo científico de su efecto sobre sistemas biológicos. A partir de esta fecha en todo el mundo se han hecho aportes relevantes acerca de ésta.

El VPH y el Cáncer Cervicouterino

La infección sexual por VPH está asociado con carcinomas malignos, y existen más de 200 tipos y 40 infectan la mucosa. Los tipos 16 y 18 están presentes en el 70 por ciento de cáncer cervicouterino (CACU) y lesiones pre-cancerosas.

Los tipos de VPH 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59 y 68 se clasifican como de alto riesgo, mientras que los tipos 6, 11, 40, 42, 43, 44, 53, 54, 61, 72 73 y 81 entre otros, son considerados de bajo riesgo.

Los tipos de VPH con mayor prevalencia en la Ciudad de México, son los pertenecientes al grupo de alto riesgo.

Entre los factores asociados se encuentran fumar, alimentación inadecuada, anticonceptivos, múltiples parejas sexuales o que la pareja tenga o haya tenido, inicio de la vida sexual en temprana edad, infecciones bacterianas.

El VPH tarda en aparecer entre 9 y 20 años no es tan rápido, por lo que consideró que tenemos suficientes años para que pueda ser evitado el desarrollo del cáncer a estas alturas no debería ser.

La historia de las mujeres pasa por una infección transitoria entre los 6 y 24 meses, el cuello uterino queda normal, pero una minoría va a permanecer con la infección por lo que hay que esperar de uno a cuatro años para saber si se va a revertir la infección o va a ser persistente. Del 30 al 50 por ciento de las mujeres con lesiones de alto grado o con un tratamiento deficiente puede transitar a un carcinoma invasor.

Algunas medidas para reducir tal riesgo son usar condón (aunque no protege al cien por ciento reduce las probabilidades de infección, limitar el número de parejas sexuales y la vacunación.

El VPH no causa una sintomatología específica, por lo que se puede ser portador de la infección sin que el individuo se percate, por eso es importante realizarse estudios como el de la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR), que detecta el material genético del virus. En el caso de virus de bajo riesgo pueden ocasionar verrugas, que son lesiones planas o pequeñas protuberancias que en mujeres se pueden desarrollar en vulva, ano, vagina y cuello. 

En el portal  https://www.encb.ipn.mx/proyectovph/vph.html advierte que grupos ajenos al IPN están ofreciendo la Terapia Fotodinámica para el VPH y lesiones del cervix lo cual es falso y cualquier información la pueden consultar en proeyctovphipnpn.mx

Ramón Gallegos ha conseguido estos avances gracias a la colaboración de Elizabeth Maldonado Alvarado y María Teresa López Cárdenas (quienes obtuvieron el doctorado con el proyecto), Alejandro Martínez Escobar (maestría), Araceli Espinosa Montesinos (especialista en Ginecología del Hospital Regional Ignacio Zaragoza del ISSSTE), Adriana Jiménez Hernández (estancia posdoctoral-Conacyt), Martha Olivia Osorio Peralta (citóloga del Instituto Estatal de Cancerología de Guerrero), Alejandra Moreno Vázquez (especialista en patología del Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS) y Lydia Alejandra Martínez Guzmán (Jefa del Laboratorio de Captura de Híbridos de Secretaría de Salud de la Ciudad de México).

También contó con la colaboración de los especialistas: Marco Antonio Amoroso Hernández y Ángel Laguna Cansino (Oaxaca) y de Dora Estela Jovel Galdámez, Bárbara Carrión Solano, Guadalupe Balderas Martínez; Eduarda Parra Rossana, Inés Castellanos Oliveros, Rosa Linda Bello Leiva, Ma. Eugenia Melo Petrone, Gumaro Narciso Morales y Petrona Jiménez Martínez (Veracruz).

En 1999 la doctora Eva Ramón Gallegos y colaboradores del Laboratorio de la Citopatología Ambiental de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del IPN publicaron el primer trabajo relacionado con la PDT, y en 2019 se han encontrado las condiciones precisas para poder aplicar la terapia Fotodinámica en el cérvix de las mujeres.

SEM/em/sj

Comment here

Accesibilidad