Impunidadviolencia

Testigo en caso de Jessica González describe como «violento y agresivo» a Diego U. presunto feminicida

480 Vistas
  • “Estoy aquí para que se haga justicia”, declaró en la audiencia pública Diego R.
  • Durante la audiencia de este martes 9 de agosto, la Fiscalía General de Justicia del Estado, presentó diversas pruebas para ser reconocidas por el testigo.

América Juárez Navarro

SemMéxico, Morelia, Michoacán, 10 de agosto del 2022.- “Estoy aquí para que se haga justicia”, declaró Diego R, testigo en el feminicidio de Jessica González Villaseñor, la joven docente de Morelia, asesinada el 21 de septiembre de 2020. El testigo se presentó a declarar al sur de la ciudad, este 9 de agosto.

Vestido de negro, acompañado de su padre, tiene protección por cuestiones de seguridad, reconoció que, aunque Diego Urik, no se mostraba aparentemente violento con las mujeres, era infiel, y en sus relaciones sexuales “las golpeaba y era agresivo”. El acusado, justificaba su conducta en que “a ellas les gustaba esa práctica”, sin embargo, el testigo confirmó el desdén del presunto homicida contra las mujeres y especialmente contra su víctima, Jessica González, a quien calificó como “nadie”.

Además de referirse a Jessica como nadie, Diego Urik de 20 años, también se refería en algunos casos a la chica, como, “zorras o perras”, sobre todo cuando había fiestas, preguntaba: “va a haber zorritas”.

Diego Urik, se presume como el responsable del feminicidio contra Jessica González, un caso mediático, que consterno a miles de personas y generó decenas de protestas de colectivas feministas e integrantes de la familia de la víctima, quienes piden la pena máxima para él.

Durante la audiencia el testigo confirmó que los hechos que evidenciaron como en un predio, cerca del Tecnológico de Monterrey, Campus Morelia, en la zona residencial de Altozano, el 21 de septiembre de 2020, Diego Urik, en la cajuela de su coche, un polo gris de la Volkswagen, traslado el cuerpo de su víctima que dejó en un área alejada, él estuvo con un amigo de nombre Jair, ambos citados por Diego Urik en dicho lugar.

No era nadie…

En el asiento trasero del coche, el testigo observó unos tacones negros de mujer y una bolsa femenina de mano, color beige, prendas que asumió eran de la víctima. A decir, del testigo, le preguntó a su entonces amigo, quien era la persona muerta, pero Diego Urik, solo respondió que, “no la conoces, no era nadie”.

Minutos después, Diego Urik, Diego R, y Jair se marcharon a la casa de Diego Urik, en el fraccionamiento, Bosque Monarca, lo acompañaron para que se bañara, este se notaba, normal, como si nada hubiera pasado, permanecía por minutos en su teléfono celular.

Momentos después salieron de la casa de Diego Urik, rumbo a un casino, donde el acusado de feminicidio, jugó en las máquinas, 200 pesos que había sacado de la bolsa femenina.

Luego los tres jóvenes regresaron a la casa del hoy imputado, vieron un partido de futbol americano, a donde minutos después llegó una amiga de Diego Urik de nombre Jana, con quien salía y maltrataba, posteriormente, Diego R, se retiró a su casa, en un Uber, junto con Jana.  Según el testigo, esa noche no pudo dormir, por el shock que había vivido. Tres días después fue llevado a declarar a la Fiscalía.

Durante la audiencia de este martes 9 de agosto, la Fiscalía General de Justicia del Estado, presentó diversas pruebas para ser reconocidas por el testigo, mismas que la defensa del imputado, intentó a todo momento desestimar y al mismo tiempo contradecir sus declaraciones.

En la citada audiencia, la primera en declarar poco después de las 9:00 horas, fue la madre del imputado, Anahí Yael, misma que dijo fue hostigada para ser entrevistada en la Fiscalía, “que está por Xangari”, el 23 de septiembre de 2020, dos días después de la desaparición de Jessica. 

Destacó que tuvo que declarar al sentirse presionada y dio respuesta a varios señalamientos que para esta fecha, dijo no recordar, al sentirse en shock y muy afectada por lo ocurrido, también reveló que muchas de las fechas y momentos, “los tiene revueltos”. Asimismo, evidenció que fue presionada por la Fiscalía para dar con el paradero de su hijo, ante la presión social que tenía el caso de Jessica.

En su testimonio de casi dos horas, señaló que no conoció a Jessica Villaseñor, solamente que su hijo, le comentó que el 21 de septiembre de 2020, (sin recordar la fecha), que saldría con una chica que vivía por el estadio, y que iba a pasar por ella, pero ya no supo más, hasta que se enteró en redes sociales que lo estaban buscando, como presunto responsable.

Anahí Yael reconoció ante el juez que desde septiembre de 2022, está “medicada”, por ello, muchas de las fechas y hechos, no los recuerda con precisión.

Para la audiencia de este martes, estaban citados a declarar cinco testigos, pero solo se pudo tomar los testimonios de tres. Las audiencias continuarán el 11, 15 y 29 de agosto próximo.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad