COLUMNASDrina ErguetaTextura Violeta

Textura Violeta| La belleza de Eva Copa

192 Vistas

 Drina Ergueta

SemMéxico. La Paz-Bolivia. 31 de agosto d 2021.- Eva Copa, alcaldesa de El Alto -ciudad aimara colindante a sede de gobierno boliviana, La Paz-, sorprende. En los últimos días ha generado muchos comentarios en las redes sociales por su aparición, irreconocible para mucha gente, en traje típico indígena. Se vistió de cholita para un certamen de belleza en el que era parte del jurado.

El hecho tiene varios aspectos a tomar en cuenta, el primero: el particular certamen, llamado “Rostro cholita alteña”, muestra a cabalidad que, en Bolivia, desde el punto de vista occidental predominante, la mujer indígena no es un referente de belleza.

En este referente, el cuerpo sexualizado y parámetros de medidas concretos cuentan mucho; éstos están alejados de los de las mujeres andinas. Los estudios antropológicos señalan que las categorías de belleza en el mundo indígena de Los Andes tienen relación con cuerpos gruesos, vigorosos y cabelleras largas, entre otros; mientras que, para la sociedad no indígena boliviana las cholitas no tienen características sexualizadas, son cuerpos muy cubiertos en los que sólo se les ve la cara. Por ello, los concursos de este tipo adaptados al mundo indígena se centran en su pomposo vestuario o, como en este caso, en el rostro de las concursantes.

Un comentario, entre varios, que se hizo a la alcaldesa alteña decía que Copa debería ganar ese concurso, dando a entender que se la veía realmente muy bonita. Y este es precisamente el segundo aspecto: Eva Copa estaba irreconocible por la vestimenta indígena y el maquillaje profesional que llevaba. En su día a día, ella es muy discreta con su ropa, práctica con su peinado y no utiliza maquillaje alguno. Es así que, hace meses, cuando aún era militante del partido gubernamental MAS, en las mismas redes sociales se la insultaba y alguno hacía referencia a su “fealdad” debido a sus características indígenas.

El tercer aspecto es que esas características indígenas hicieron que a ella se la viera natural y muy bien con un traje de cholita, que no utiliza habitualmente; al contrario de otros casos de mujeres blancas o mestizas que no encajan en él y se las ve disfrazadas. Esta mayor ‘indianización’ por vestimenta de Copa ha sido, al parecer, del gusto de algunos indianistas y ocurre, además, luego de que se produjera una ruptura entre la alcaldesa y el partido indigenista Jallalla con que llegó al cargo ¿Fue un guiño político?

Luego de haber roto anteriormente con el partido de gobierno MAS, de ser “una fea” masista pasó a ser aplaudida por arrebatar a este partido la Alcaldía de El Alto con una gran mayoría. Su maquillaje, a lo occidental, la acerca también a este mundo blanqueado y con cánones de belleza racializados de la globalización. Presentándose así, ha sido del gusto de unos y otros.

Lo central es, sin embargo y finalmente, que Eva Copa está construyendo una trayectoria política sustentada en su accionar público y, así, su grado de atractivo va más allá de su físico o su vestimenta, ya que las valoraciones que recibe en el fondo están marcadas por su actividad y sus decisiones, que a veces pueden sorprender.

Es una de las pocas mujeres que en su actividad política brillan solas, guste o no. De ser dirigente estudiantil alteña, pasó a ser candidata y senadora por el MAS. En 2019 asumió con valentía la presidencia del Senado en un contexto muy difícil de golpe de Estado. Esto le valió el rechazo de algunos en su partido y finalmente su expulsión. Triunfó como candidata por Jallalla para la Alcaldía de El Alto y, hace poco, este partido rompió con Copa porque ella decide por su cuenta.

Una de las decisiones sorpresivas que ha tomado es aliarse con el movimiento feminista Mujeres Creando para que ellas se hagan cargo de mejorar la atención a las víctimas de violencia en los Servicios Legales Integrales Municipales (SLIM’s).

Copa es hoy una alcaldesa sin partido en una de las ciudades más importantes y difíciles de Bolivia. Su trayectoria trasciende a su atractivo físico (por lo que el machismo mide a las mujeres), son sus decisiones y lo que hace lo que la hacen relevante, vestida o no de cholita.

Comment here

Accesibilidad