Mujeres

Tratados Internacionales firmados por México en materia de Cuidados, letra muerta: Patricia Galeana Herrera

226 Vistas

La reforma constitucional para el Sistema Nacional de Cuidados detenido en las dos Cámaras

En el mundo, 600 millones de mujeres hacen cuidados y solo 41 millones de hombres

Elda Montiel

SemMéxico, Cd. de México, 4 de diciembre 2022.- La historiadora y diplomática, Patricia Galeana Herrera advirtió que todos los tratados internacionales en materia de trabajo no remunerado que realizan las mujeres, conocidas como amas de casa, y que ha firmado México siguen siendo letra muerta.

Ello lo dijo porque la reforma Constitucional para Crear el Sistema Nacional de Cuidados, aprobada por el Senado está archivada en la Cámara de Diputados y en el Senado no pueden avanzar iniciativas de tres partidos políticos sobre cómo crearlo, con qué detalles y con qué presupuesto, desde diciembre de 2021, porque no es vigente la reforma constitucional.

Y dijo, la también responsable del Museo de la Mujer que eso sucede a pesar de que después de la pandemia la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el 70 por ciento en el sector salud en el mundo son mujeres; médicas, enfermeras, intendentes y en México son el 79 por ciento.

Las iniciativas para una Ley que diera vida al Sistema Nacional de Cuidados están durmiendo el sueño de los justos y provienen, incluso del partido en el poder, además del Partido Revolucionario Institucional, PRI, Partido de la Revolución Mexicana, PRD y de Movimiento Ciudadano.

La directora del Museo de la Mujer, lo dijo durante la inauguración del Seminario Internacional “El Estado y la sociedad frente a los cuidados”, y destacó que son las mujeres las que históricamente cuidan la crianza de niños y niñas, a los enfermos, a las personas adultas mayores. Este mandato histórico las llevó en la última pandemia a perder sus trabajos llamados productivos. Los de cuidados no son remunerados ni reconocidos.

Más de 600 millones de mujeres en el mundo tienen dificultades para desarrollar sus profesiones o empleos remunerados, gastando su vida y tiempo a cuidar a las otras y otros; mientras son solamente 41 millones de hombres, los que colaboran en los cuidados, según informó la Organización Internacional del Trabajo OIT, en 2022.

Encima el 77.5 por ciento de las personas que se dedican a las labores domésticas remuneradas se encuentran en la informalidad.

Destacó la ex embajadora en Colombia que las mujeres dedican 268 minutos al día a las labores de cuidado, mientras los hombres dedican 155 minutos al día.

La OIT estima que, si Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México y Perú invierten en la creación de empleos remunerados para atender las licencias de cuidado de niñas, niños; las interrupciones para la lactancia, los servicios de cuidado infantil y los servicios de cuidado de larga duración, se generarían 25,8 millones de empleos directos e indirectos. De esta manera 9 de cada 10 empleos serian formales y alrededor de 8 de cada 10 los ocuparían las mujeres.

Destacó que la concepción del cuidado como aporte a la economía, fue identificado por las feministas desde la década de los setenta, cuando Isabel Larguía habló del trabajo invisible, como sustento de la acumulación de capital, y se reconoció y difundió lo que se conoce como doble jornada, donde las mujeres están en la economía “llamada productiva” y mantienen sus tareas de cuidados, sin remuneración, ni reconocimiento.

La pandemia del Covid, por el reclutamiento en los hogares, puso de manifiesto la necesidad de legislar sobre los Cuidados, asunto que es responsabilidad del Estado y de la sociedad.

La Fundadora de la Federación Mexicana de Universitarias (FEMU) afirmó que en este Seminario se impulsa la creación del sistema y luego enumeró que éste y los cuidados están considerados en los instrumentos internacionales desde 1948 con la Declaración de los Derechos Humanos, cuando se reconoció que la maternidad y los cuidados la infancia dentro de los cuidados especiales, asistencia y seguridad social.

En 1988 la Convención de los Derechos de la Infancia que reconocen que el padre y la madre tienen obligaciones en la crianza; también de parte del Estado establecer guarderías.

En 1994 la Convención Belén Do Pará, para erradicar la violencia contra las mujeres, reconoce el derecho de cada mujer a desarrollar su proyecto de vida; en 2007 la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, sostiene que éstas tienen derecho a cuidados temporales y en 2015 la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos de las Personas Mayores reconoce su derecho a cuidados integrales.

También mencionó los diferentes convenios de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, desde el Convenio 156 sobre la asistencia a la infancia y a la familia, donde tiene un papel el empresariado; el Convenio 183 sobre la protección a la maternidad hasta el Convenio 189 promoción y protección efectiva de los derechos humanos de las trabajadoras y trabajadores domésticos.   

En conferencia magistral, de manera virtual, participó   la doctora Claudia Arriaga Villamil, abogada de la Universidad de la República del Uruguay y asesora de los ministerios de Salud y Educación de su país.

Ella refirió que en su país hace siete años se estableció el Sistema de Cuidados, gracias a una iniciativa presidencial cuyo principal desafió fue mejorar las prestaciones sin burocratizar; destacó el programa de formación de cuidadoras y cuidadores, su certificación y empleo, lo que tuvo incidencia en la reducción del desempleo.

Reconoció que no se ha podido lograr la corresponsabilidad, ya que el 95 por ciento, siguen siendo las mujeres las s cuidadoras y muy pocos los hombres.

Puntualizó que es muy importante que desde el principio que el Estado regule las residencias de ancianos, porque hay denuncias de abuso sexual y hurto. El Estado funge como una especie de garante al turnar los casos a la Fiscalía.

Por otra parte, los temas a tratar por especialistas durante dos días son: Cuidados a través de la historia y los roles de género; La economía, el trabajo y la ética de los cuidados; Cuidado y sistema jurídico; Cuidado y Vejez; Cuidados y Población vulnerable y Cuidado y Trabajo no remunerado.  

Comment here

Accesibilidad