Teresa Valdés BetancourtUncategorized

Vemos la paja en el ojo ajeno

459 Vistas

La migración es un fenómeno social.

En México, todos los años, meses y días, miles de niños, niñas y adolescentes transitan sin familia.

Teresa Valdés

SemMéxico. Colima. 7 de agosto de 2018.- Este viejo proverbio identifica con facilidad que nos damos cuenta de los defectos ajenos, cuando los nuestros pueden ser diferentes y hasta mayores. Quién sabe cuántas veces en nuestra vida miramos las cosas de los demás, a través de los vidrios poco limpios de nuestros ojos y erramos.

Las noticias traen los comentarios que inundan acerca de este tema: El presidente Trump cedió a la intensa presión internacional y firmó un decreto que según la Casa Blanca, debería mantener juntas a las familias que cruzaron la frontera de Estados Unidos ilegalmente. Se considera como el más gran paso atrás del presidente Donald Trump, que también está provocando un nuevo caos político y legal, ante estas acusaciones de inhumanidad hacia los niños y niñas inmigrantes, que permanecen indocumentados separado de sus familiares…https://cnnespanol.com/

En México, todos los años, meses y días, miles de niños, niñas y adolescentes transitan sin familia, desde las fronteras del sur hacia la ilusión del sueño americano en la frontera norte. Es un tema social, económico, político, cultural. Escapan de la violencia, los abusos y la falta de oportunidades, también huyen de extorsiones, secuestros y abusos del crimen organizado. Sus aspiraciones están fundadas por el delirio de cambiar su presente y hasta encontrar un futuro ideal.

En cada hora de viaje, se vuelven más vulnerables y se enfrentan a numerosos riesgos frente a la posibilidad de ser reclutados/as por el crimen organizado, caer víctimas de traficantes y se exponen a más violencia y explotación, así denuncia UNICEF, que reclama también ayuda para brindarles el apoyo y la asistencia que necesitan, asimismo solicita de la responsabilidad social de personas y organizaciones. https://www.donaunicef.org.mx/

La migración es un fenómeno social. Los seres humanos en la evolución de la especie de manera constante buscan nuevos espacios para acomodarse y mejorar su calidad de vida. No olvidar que por suposición geografía, México es un territorio donde el fenómeno migratorio se presenta con múltiples variantes: desde ser paso de hombres y mujeres, niños, niñas y adolescentes procedentes de otras naciones de Centroamérica y el Caribe, así como de personas nacionales que transitan también hacia el sueño norteamericano.

Esta realidad se consideró en el debate y aprobación de las legislaciones migratorias vigentes, incluida la de Trata de Personas y el cumplimiento de las normativas de Derechos Humanos, que consideran en sus argumentos, la presencia de la violencia en todas sus manifestaciones, para conocer, atender y prevenir problemas migratorios que también están acompañados por la ocurrencia de secuestros, violaciones sexuales, fragmentación familiar y requieren respuesta con un enfoque institucional multidisciplinario con perspectiva de género, para enriquecer las valoraciones que se publican.

Se demandan acciones para los otros países, hablamos de niñas, niños y adolescentes migrantes en USA y de nuevo, la paja queda en el ojo ajeno. En los últimos años, la masa de migrantes cambió su composición; eran mayoría de hombres, hoy existe un incremento de mujeres que alcanzan cerca del 50%. En ambos casos transitan con sus hijos e hijas mejores. Ante estas circunstancias urge el ejercicio de trato diferenciado para sensibilizar al personal de instituciones que atienden especialmente a victimas mujeres y menores sin familia.

En estos momentos de ajustes y cambios en las esferas de gobierno para ejercen nuevos mandatos en el próximo sexenio, también las cuestiones migratorias deben ser objeto de análisis y cumplimiento más eficiente con las normativas aprobadas en ONU, UNICEF y en la Constitución mexicana.

Las noticias de las violaciones en la separación familiar y atención a menores sin familia en los campamientos norteamericanos, deben llamar a la reflexión y el análisis para darnos cuenta en qué momento, empezamos a juzgarlas y entonces, detenernos y mirar hacia nuestro interior. La realidad que sucede en nuestras fronteras norte y sur, bien merece nuestra atención y otras publicaciones.

@Letra Clara

Maestra en Ciencias de la Comunicación

Comment here

Accesibilidad