Internacional

Violencia estatal desatada en Colombia: más de 20 asesinatos, violaciones y agresiones sexuales contra mujeres

514 Vistas
  • Desde el 28 de abril, diversas organizaciones convocaron a un Paro Nacional en Colombia, contra la Reforma Tributaria que, en plena pandemia, intentó imponer el gobierno de Iván Duque.
  • Se calcula que por lo menos cinco millones de personas han salido a protestar, desde el inicio del paro

Por Redacción

SemMéxico/AmecoPress/Chaski. Colombia, 12 de mayo 2021.- Ante las masivas movilizaciones, el gobierno colombiano ha respondido con una brutalidad extrema extendida en varias ciudades, y que se ha concentrado en urbes como Cali o Manizales, cometiendo una masacre que ya ha cobrado la vida de 18 a 26 personas con datos que, en medio de la represión, han podido oficializarse hasta ahora. Las fuerzas represivas, con la venia del estado han usado métodos de guerra, uno de los cuales, también utilizado en México el 2006, ha significado la perpetración de violaciones y agresiones sexuales contra mujeres en garras de la policía.

Nuestras compañeras que han estado desde hace mucho apoyando diversas luchas antiextractivistas y de mujeres en Colombia, nos hicieron llegar testimonios desgarradores de lo que está sucediendo en las calles de Cali y otras urbes:
El nivel de represión, de abuso policial, que ha sido tan fuerte, tan fuerte, tan fuerte, que ha dejado tantos muertos, que ha sido una cosa de todas las noches de ver videos de cómo los policías salen y disparan en algunos casos en Cali con armas de alto alcance, pues ha sido una cosa que ha indignado a todo el país. O sea ya llevamos más de 20 muertos, de muertes de chicos y chicas, y de videos registrados por incluso canales oficiales, o sea canales oficiales han registrado como policías que disparan a quemarropa a la gente, ha sido totalmente indignante. (Gabriela, Bogotá)

El retiro de Duque de proyecto de Reforma Tributaria, ni el mandato de “Asistencia Militar”, no ha parado la lucha, aún continúan saliendo miles de personas a la calle, repudiando no solo la violencia que recorre todas las calles, sino expresando el hartazgo con un sistema político y sus medidas económicas y represivas que ha implicado violencia cotidiana en comunidades indígenas y otros lugares.

Pueblo Misak tumba la estatua de Sebastián de Belalcázar, en el marco del Paro Nacional (Foto de las redes)

La represión ordenada por el estado se ha desbordado y son múltiples las denuncias que circulan a través de videos y publicaciones en redes sociales, sobre disparos de armas de fuego por parte del policía en las calles, sobre todo en ciudades como Cali, Pasto, Popayán y Bogotá, así como detenciones y abusos, inclusive, una misión de Derechos Humanos ha sido agredida.Datos actualizados para el 4 de mayo por la plataforma GRITA

Guerra contra las mujeres

La organización Temblores, ha denunciado 11 casos de violaciones, acoso y abuso sexual contra mujeres que participaban en las protestas y que fueron detenidas por el Escuadrón Móvil de Antidisturbios (ESMAD), conocido por su feroz represión contra manifestantes. Videos y testimonios recogidos han mostrado el núcleo más violento del estado, las mujeres como botín de guerra que podemos ser agredidas y sobre las que se ejerce esta violencia aleccionadora por salir a protestar. El miedo por salir a las calles y ser alcanzadx por una bala, o ser agredida por la policía es latente y es la manera en que el gobierno de Duque ha intentado acabar con las movilizaciones.

En Cali por ejemplo han sido noches de terror, quitan la luz, estilo paramilitarismo, horrible, entonces ha sido algo que ha indignado muchísimo a la gente y por lo que la gente aún que se cae la Reforma sigue saliendo, porque le parece horrible lo que está pasando. Anoche (3 de mayo), fue horrible en Cali, también en Manizales, muchos muertos, violencia de género por parte de actores policiales, personas han perdido sus ojos, muchas detenciones arbitrarias, muchas desapariciones, da terror salir de noche. (Gabriela, Bogotá)

La lucha sigue

Las organizaciones indígenas del Valle del Cauca, -que están entre las más agredidas por el paramilitarismo y la violencia estatal racista y colonial-, así como la Guardia Campesina de Popayán, la Asociación de Campesinos de Catatumbo, se han unido al Paro estos últimos días, mientras se realizan llamados diversos a la solidaridad internacional.

Hemos visto la respuesta estatal contra una protesta pacífica. A pesar de la contundencia de la movilización y de los argumentos, el gobierno mantiene el conjunto de su política económica y social. Y como respuesta principal a las reivindicaciones ha cometido miles de crímenes en desarrollo de estas jornadas. Todo indica que no va a parar en esta política criminal. Anuncia una nueva medida represiva cada día. y cada noche escuadrones de la muerte encabezados por el ESMAD disparan alevemente (sic) contra las comunidades. (Consejo Regional Indígena del Cauca, 4 de mayo de 2021)

Comment here

Accesibilidad