Congreso

Violencia obstétrica normalizada, institucional, que ha persistido a lo largo del tiempo

639 Vistas
  • Fijan 12 legisladoras y legisladores posiciones sobre el dictamen en materia de violencia obstétrica
  • Participan representantes de Morena, PAN, PRI, PVEM, PT y MC

Redacción
SemMéxico, Ciudad de México, 16 de marzo, 2022.- Doce diputadas y diputados federales de diversas bancadas destacaron la importancia de las reformas a la Ley General de Salud y de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en materia de violencia obstétrica, normalizada, institucional y que ha persistido a lo largo del tiempo.

En sesión semipresencial, la diputada Claudia Selene Ávila Flores (Morena) resaltó que “las cifras son demoledoras”. Citó que de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) el 33 por ciento de las mujeres en todo el país, principalmente en situación de vulnerabilidad, han sufrido algún tipo de violencia obstétrica”.

En ese sentido consideró necesario aprobar el dictamen, porque de no hacerlo, se iría en contra de la Constitución, que señala en el Artículo 1, la no discriminación ni por origen étnico ni de género, y del Artículo 4, relativo a hacer efectivo el derecho a la salud.

La diputada del PRI, Frinné Azuara Yarzábal apuntó que el dictamen busca establecer las acciones institucionales necesarias para identificar, prevenir y erradicar la violencia obstétrica contra las mujeres, asegurando un trato digno y con pertinencia cultural durante el embarazo, parto y puerperio, garantizando el derecho a un parto humanizado.

Incorpora dentro del marco normativo la definición de violencia obstétrica como toda acción u omisión de profesionales y personal de la salud en el ámbito público y privado, que cause daño físico o psicológico durante el embarazo, parto o puerperio y que se exprese en la falta de acceso a servicios de salud sexual o reproductiva.

Y propuso capacitar al personal del sector salud con perspectiva de género con la finalidad de detectar todas las formas de violencia, incluidas la institucional y la obstétrica.

Fátima Almendra Cruz Peláez, diputada del PVEM, destacó la relevancia del dictamen que elimina una de las violencias más antiguas y normalizadas de las que las mujeres han sido víctimas y cumpliendo con uno de los compromisos internacionales que tiene pendiente el Estado mexicano.

De esa forma, dijo se establecen acciones institucionales para identificar, prevenir y erradicar la violencia obstétrica contra las mujeres y se asegura un trato digno en el embarazo, postparto y el parto, a fin de garantizar su derecho a un parto humanizado. Además, de eliminar la falta de acceso a la salud sexual o reproductiva.

La diputada Margarita García García (PT) externó que el incremento de la violencia obstétrica en México es de 30 a 33 por ciento de los casos que se atienden anualmente y los principales estados son México, Ciudad de México, Tlaxcala, Morelos y Querétaro.

También se refirió a la cesárea injustificada que se practica a 3.7 millones de mujeres que no se les informa el procedimiento quirúrgico. Por ello, destacó la importancia del dictamen.

De MC, la diputada Mirza Flores Gómez mencionó que hablar de violencia obstétrica es referirse a todo un sistema médico en donde “se ha invisibilizado a las mujeres que buscan atención al momento de tener a sus hijas o hijos; es uno de los momentos en donde necesitan ser atendidas y comprendidas”.

Es un problema del sistema patriarcal, en donde se ha invisibilizado en todo momento la salud integral de las mujeres y no va contra un médico en particular y se da en los hospitales públicos y privados. Es necesario que toda la atención obstétrica sea con un enfoque humanizado. Las mujeres tienen derecho a ser atendidas con dignidad, calidad y respeto.

Del PAN, el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba indicó que la violencia obstétrica es una modalidad de la violencia institucional y de género cometida por prestadores de servicios de salud por una deshumanizada atención médica a las mujeres durante el embarazo, parto o puerperio que le genere una afectación física, psicológica o moral que, incluso, llegue a provocar la pérdida de la vida de la mujer o, en su caso, del producto de la gestación o del recién nacido”.

Enfatizó que votarán a favor en lo general. Sin embargo, estimó que “el dictamen como está presentado lo que va a hacer es una medicina a la defensiva y que la gente más pobre, la gente que no tiene servicio a salud, se verá más afectada”.

La diputada Beatriz Dominga Pérez López (Morena) se refirió a lo que viven las mujeres indígenas donde el personal médico tienen poca paciencia con ellos, por ello planteó que la responsabilidad del Legisltivo de proponer alternativas, implementar soluciones y velar por el pleno respeto a los derechos de todas. “La violencia obstétrica es una forma de violencia institucional”.

Martha Estela Romo Cuéllar, diputada del PAN, dijo estar a favor de erradicar cualquier tipo de violencia, y que las mujeres siempre reciban un excelente trato en las clínicas. Llamó a evitar acciones y omisiones en el servicio de la salud. “El dictamen debería ir acompañado de acciones concretas; tiene buena intención, pero nos queda a deber. Siempre estaremos a favor de la vida; por ello, haremos reservas ya que da puerta abierta a la legalización del aborto”.

El diputado Francisco Favela Peñuñuri (PT) argumentó que la violencia obstétrica no es nueva, ya que ha permanecido oculta durante mucho tiempo y en la actualidad es desconocida. Las reformas, afirmó, son un primer paso para lograr una sociedad más justa, equitativa y democrática. Se establecen acciones institucionales para prevenir y eliminar la violencia obstétrica durante el embarazo, parto y puerperio.

La diputada Leticia Zepeda Martínez (PAN) señaló que en el dictamen se observa con preocupación algunos aspectos que lejos de poner fin a la violencia obstétrica, podrían generar confusión o interpretaciones que vulneren aún más a las mujeres. En la definición de violencia obstétrica que se propone no queda claro quién y cómo se acredita un trato cruel, inhumano o degradante.

Por Morena, la diputada Olegaria Carrazco Macías enfatizó que la reforma tiene como finalidad visibilizar en forma recurrente la violencia que día a día vulnera a las mujeres, debido a su condición biológica y a las características únicas para la gestación.

De la misma bancada, la diputada Simey Olvera Bautista resaltó que “hoy estamos logrando dar nombre a un tipo de violencia que han sufrido millones de mujeres durante décadas”. Consideró que se debe visibilizar el problema para prevenir y poco a poco erradicar esta modalidad.

SEM/sj

Comment here

Accesibilidad