COLUMNASIsabel Ortega MoralesVioleta del Anáhuac

Violeta del Anáhuac| “¿Y las víctimas?”

140 Vistas

Isabel Ortega Morales

SemMéxico, Chilpancingo, Guerrero, 9 de enero del 2023.- ¿Por qué las y los gobernadores de MORENA tienen que emitir un documento de solidaridad a favor de su homóloga Claudia Sheinbaum y a las y los servidores públicos que han priorizado desde el primer momento la atención a las víctimas del choque de trenes del metro, cuando las cifras, los datos, los testimonios dicen lo contrario? ¿Por qué tienen que distraerse las y los gobernadores de su propia responsabilidad para tomarse el tiempo de, al menos, autorizar a quien realiza estos documentos para que aparezca su nombre y su firma y que, en garrafal error social, en ningún renglón hablan de ser solidarias y solidarios con las víctimas? ¿Por qué “atacan el uso político y faccioso” de los partidos políticos en el tema? Y ¿por qué se solidarizan con el pueblo de la Ciudad de México…? ¿Y las víctimas y sus familias?

¿Las y los 22 gobernadores que están gobernando el país creen que con esta acción muestran músculo para minimizar el hecho, silencian las voces de protesta colocándolas del lado “político y faccioso” para evitar el daño a la aspirante a la Presidencia de la República? Pues el hecho no ha sido bien recibido, al contrario, y se da cuando a nivel internacional el movimiento Bolsoranista le dice a su Presidente Lula “no estás solo…” pero a diferencia de la interpretación de respaldo, esta es una interpretación de “también estamos nosotras, nosotros, la otra sección del pueblo que debes atender”.

Entonces, la acción en el contexto de la dimensión del hecho, no beneficia a Claudia Sheinbaum, porque atender el hecho es su responsabilidad, no está haciendo nada que esté contra su compromiso de atender al pueblo.

Un mal comunicado da como resultado una mala comunicación, y una mala comunicación genera más preguntas que respuestas y este solo indica que se intenta distraer, se envía mensajes a operadores de grupos para dar línea sobre la ruta de la respuesta que deben asumir ante lo que puede venir: luto y desesperanza.

La sociedad de Ciudad de México con justa razón está preocupada cuando un nuevo accidente deja abierto el tema de que no se está prestando suficiente atención a un sistema de transporte que había sido calificado por la misma historia de su uso como eficiente, útil, limpio, seguro y económico, entre otros calificativos positivos. Ahora, no será sustituido por la sociedad, pero sabe que hay riesgos, que la preocupación de la Jefa de Gobierno capitalino no está en atender los asuntos de la Ciudad de México, sino en sus propios asuntos y que para alcanzarlos, seguirá descobijando los programas y proyectos bajo su mando.

Claudia Sheinbaum tardó más de 6 horas en llegar al lugar del accidente. En primeros datos se habló de que suspendía una actividad que, con la apariencia de conferencia magistral, se viste su presencia para evadir cualquier sospecha de campaña electoral anticipada. Estaba en Michoacán ese sábado 7 donde tendría, por la mañana, a la hora del accidente 9:16 am, un desayuno con el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, tendría un encuentro con simpatizantes de su partido, MORENA para dictar una Conferencia Magistral sobre “los logros de su administración” y realizaría un recorrido por Quiroga. El Gobernador le proporcionó un helicóptero para regresar, según Azucena Uresti.

Esto quiere decir que, como seres humanas y humanos las y los políticos tienen derecho a descansar, y usar su tiempo libre, pero nunca por encima de su propia responsabilidad que las y los convierte en servidores públicos de tiempo completo.

Hay un documento firmado por gobernadoras y gobernadores. Pero hay un sentimiento de que “los logros de la administración” de Claudia, están basados en dolor e indiferencia. Y si no, ahí están las víctimas.

Comment here

Accesibilidad