COLUMNASDrina ErguetaTextura Violeta

¿A quién escribe Jeanine Áñez?

344 Vistas

Textura Violeta

Por Drina Ergueta

SemMéxico, La Paz, Bolivia, 30 de marzo, 2021.-Las cartas escritas a mano ya no son habituales y con ello se ha perdido la posibilidad de ver en ellas el reflejo de la persona que escribe, la belleza de la caligrafía, la fuerza del trazo, las palabras dibujadas, el tejido de las frases (sin la ayuda del Word), su poder de transmisión de razón, de emoción… La expresidenta boliviana Jeanine Áñez nos dio esa oportunidad de apreciación y, además, nos llevó a preguntarnos ¿a quién le escribió esa carta?

Una carta de aire infantil por su formato escolar, tanto por las hojas de cuaderno de escuela como por el contenido: sin la formalidad mínima de fecha y lugar (importante como documento histórico, ya que se trata de una expresidenta), con la letra insegura, errores ortográficos evidentemente corregidos, palabras bailando sin respetar las líneas horizontales y, especialmente, con carencias de riqueza textual y con un contenido intelectual básico y de pensamiento político sólo evidenciado en alguna consigna, no por un sustento sólidamente formado.

Aunque la carta está explícitamente dirigida “Al pueblo de Bolivia” uno se pregunta: ¿A qué pueblo?, ¿qué o quién es el pueblo, para Áñez? ¿Aquél que reprimió, encarceló, racializó y animalizó? ¿Aquél fundamentalmente indígena, de ropa descolorida, de sonrisa sin dientes como reflejo de la pobreza y que grita sin usar bien el castellano?

¿O sólo le escribe a aquel pueblo que la levantó y la colocó en la Presidencia?, a aquella clase media y alta de las ciudades que viste colores nítidos, de rostro más blanco o blanqueado, de cabellos teñidos como los de ella; a aquellos que, en su mayoría, han estudiado, de donde surge gran parte de la intelectualidad nacional, rica en vocabulario. Esa casta intelectual, profesional y empresarial que estará lejos de sentirse representada por el deficiente nivel epistolar de Áñez. Salvo que les sea políticamente útil, claro.

Por otra parte, ¿es una carta premeditadamente elaborada tal y como está? Es usual que líderes de la política y la empresa tengan asesores en comunicación que vigilen cada detalle de cualquier mensaje que se da al público. En ese sentido, jamás permitirían que la imagen de quien asesoran se viera de esa manera tan disminuida, por muy víctima que quiera mostrarse. No, no hay trabajo comunicacional en esa carta, es simplemente el reflejo de alguien a quien ya no le asesoran. Áñez está sola y se muestra tal y como es.

Tampoco es una carta dirigida a las mujeres en busca de su apoyo. No hay un ápice feminista en la expresidenta; sin embargo, el tema sí ha sido utilizado comunicacionalmente para generar apoyos hacia ella, apelando a la sororidad y al feminismo.

¿Las mujeres debemos apoyarnos sólo por razones biológicas, sin importar las acciones personales? Áñez es responsable de actos de lesa humanidad que han derivado en las matanzas en Senkata, Sacaba y otras, ya que uno de los primeros decretos supremos que ha firmado es el que da inmunidad a fuerzas armadas. Y mataron. Estos actos deben ser juzgados y eso no tiene nada que ver con la sororidad. En todo caso, ésta iría para las mujeres víctimas de la represión, las viudas, las huérfanas.

La sororidad busca el hermanamiento entre mujeres frente al patriarcado. En ese sentido, Áñez es también víctima, sí, de un patriarcado político histórico que la ha utilizado y hoy la deja sola tras las rejas. Ella no actuó sola en lo que se la acusa: terrorismo, sedición y conspiración, actos antes de tomar posesión de la Presidencia. No, un grupo de hombres: entre políticos, algunos diplomáticos y representantes de la Iglesia han participado y propiciado que sea Presidenta, pero solamente ella es la que está presa y procesada.

En sus cartas, la ex presidenta podría dirigirse a estos hombres que hoy la siguen usando mostrándola como víctima. Podría desenmascararlos. También podría escribir al pueblo, apelar a él inclusive, pidiendo perdón por las muertes y represión, por la corrupción en pandemia, pedir perdón a quienes no la apoyaban y también a quienes representaba.

Comment here

Accesibilidad