8 de Marzo

Andrés Roemer amuralla su casa previa a la manifestación del 8M

506 Vistas
  • 61 historia de abuso sexual documentado por Periodistas Unidas

Elda Montiel

SemMéxico. Cd. de México. 7 de marzo 2021.- La casa oficina del académico Andrés Roemer, acusado de abuso sexual, se sumó este domingo, a los edificios amurallados de la ciudad de México por las manifestaciones del 8 de marzo, así lo reportan  usuarias de las redes sociales que captaron a trabajadores levantando la muralla de protección.

¿A qué le tiene miedo? el escritor y diplomático sería la pregunta obligada después de que en  febrero se viralizó la denuncia que hiciera la bailarina y coreógrafa Itzel Schanaas en un video.

El comunicador de TV Azteca, cofundador del Festival Internacional “Ciudad de las Ideas Mentes Brillantes”, ex cónsul de México en San Francisco y ahora ex embajador de Buena Voluntad de la Unesco, a raíz de las denuncias de acoso sexual, cuenta ya con 61 historias de distintas mujeres violentadas, documentadas por la colectiva Periodistas Unidas Mexicanas (PUM).

Al 5 de marzo, la colectiva llevaba un total de 61 historias vinculadas al trato que Andrés Roemer da a las mujeres; 54 de las cuales narran acoso sexual, abuso sexual y violación, así como siete testimonios que confirman el modus operandi del escritor.

Las edades de quienes sobrevivieron a la violencia sexual de Andrés Roemer van de los 18 a los 42 años; a esta última le ofreció beneficios si le presentaba a mujeres más jóvenes.

La agresión más reciente de la que tienen noticia fue hace ocho meses, en julio de 2020, y la de mayor antigüedad fue un abuso cometido en 2002.

Especifica la colectiva que a 19 días de que la bailarina y coreógrafa Itzel Schnaas denunciara en un video la historia del abuso sexual por parte de Andrés Roemer, dieron a conocer en la cuenta de Twitter @PeriodistasPUM, 31 denuncias de agresión sexual, de las cuales 25 mujeres contactaron directamente a PUM, incluyendo las 3 recibidas en 2019 a raíz del #Me TooMx. Así como 6 mujeres lo hicieron público mediante entrevistas en Quien, El País, Sin Embargo y La Lista.

De las 29 agresiones efectuadas en México, 21 fueron en la casa amurallada de la colonia Roma; 4 en restaurantes, 2 en un departamento en Santa Fe, una en su oficina de TV Azteca y otra en un cuarto de hotel. 

En San Francisco, California en Estado Unidos, donde Roemer fue cónsul de 2013 a 2016 se llevaron a cabo dos agresiones; una en su casa y otra dentro de su auto, mientras el chofer conducía. 

En 9 ocasiones el gancho para el encuentro fue su proyecto “La Ciudad de las Ideas”; en 12 ocasiones fueron diversas ofertas de trabajo, como un puesto en su organización Poder Cívico, una oportunidad como actriz de TV Azteca, y hasta apoyo como Cónsul en San Francisco.

Además, 3 veces el pretexto para ir a su casa fue darles o hablar de libros; otras 3, conversar de temas que les interesaban a ellas. Una agresión ocurrió en una entrevista para medios y otra sucedió en una cita que acabó en abuso sexual.

Al menos 2 denunciantes refieren que hubo también privación ilegal de la libertad, ya que fueron encerradas bajo llave por él o su personal doméstico, y otra fue abusada también laboralmente.

Las denuncias por violación fueron 4, de abuso sexual, por tocamiento o que él se masturbara frente a ellas, 23 y por acoso sexual 8. Estos delitos rebasan las 31 denuncias porque el ejerció más de un tipo de violencia contra algunas mujeres.

De acuerdo al protocolo de PUM, 19 denuncias fueron publicadas con el nombre o iniciales de quien acusa y 12 denunciantes han decidido que se resguarde su identidad como fuentes confidenciales.

De las 55 mujeres que contactaron directamente a PUM ante la violencia sexual que vivieron con Andrés Roemer, algunas solo quisieron compartir su historia con el colectivo, pues no se sienten listas para hacerla pública; otras no cumplieron completamente con el protocolo para verificar la veracidad del relato, o no dieron su autorización expresa para que éste fuera publicado, mientras unas más siguen en el proceso de redactar su testimonio.

La colectiva PUM, integrada desde el 2018 por reporteras, editoras, fotógrafas, diseñadoras, infografistas e ilustradoras para visibilizar la violencia de género en el gremio, acompañan a las víctimas en la primera parte de la denuncia y hacer público en su cuenta de twitter los testimonios de los denunciantes, ya que no tiene capacidad para realizar las indagatorias.

Asimismo, pidiendo  a las autoridades a continuar con las investigaciones del caso bajo los criterios establecidos en los marcos jurídicos locales, nacionales e internacionales. También que el proceso se  aborde desde un riguroso enfoque con perspectiva de género y de derechos humanos, y se trate a las víctimas  con dignidad y respeto.

Destacan que ni el diplomático Andrés Roemer ni la empresa TV Azteca se han manifestado públicamente al respecto.

Comment here

Accesibilidad