Internacional

Brecha de género en sistema judicial, deja ver la renovación del Tribunal Constitucional

333 Vistas

* Tres magistradas de un total de 12 integrantes 

* En toda su historia solamente una mujer ha llegado a ser presidenta

José Antonio Sánchez Gómez

SemMéxico/AmecoPress, Madrid, 26 octubre, 2021.- El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ya han cerrado el acuerdo para la renovación del Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo y la Agencia de Protección de Datos.

La renovación del Tribunal Constitucional deja ver de nuevo una falta de paridad en el reparto de los magistrados y magistradas que lo conforman. Dos hombres y dos mujeres son los nuevos nombres que figuraran en las listas del Alto Tribunal. Enrique Arnaldo Alcubilla, letrado de las Cortes Generales, Concha Espejel Jorquera, presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Inmaculada Montalbán Huertas, magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, y Juan Ramón Sáez Valcárcel, Magistrado de la Audiencia Nacional.

Es cierto que el nombramiento de Montalbán, con una amplia trayectoria vinculada a la lucha contra la violencia de género, ha sido valorada positivamente por el feminismo y quienes defienden los derechos de las mujeres.

Echando la vista atrás en la historia del Tribunal Constitucional, se observa que la elección de los magistrados no ha avanzado en suma a una igualdad para hombres y mujeres. Desde su formación en el año 1980, de los 64 representantes que han formado parte del alto tribunal, únicamente 6 han sido mujeres y nunca ha habido más de dos mujeres cohabitando juntas en este órgano. Con la renovación se rompe esta norma, y cohabitaran tres mujeres a la vez. En toda la historia de esta institución, de los diez presidentes que ha tenido el Tribunal Constitucional, únicamente ha habido una presidenta, María Emilia Casas Baamonte, entre los años 2004 y 2010 y magistrada desde el año 1998.

Solo un 9 por ciento de quienes integran el Tribunal Constitucional han sido mujeres, el resto de las magistraturas han recaído en manos de los varones, lo que se traduce en que los altos cargos de la justicia en España han estado y están ocupados en un 91 por ciento por hombres.

‘’Vamos a asistir a una deliberación en la que una mayoría aplastantemente masculina va a opinar sobre un proceso biológico genuinamente femenino’’

Gloria Poyatos, directora regional de Internacional Association of Women Judges (IAWJ) y magistrada del tribunal constitucional de Canarias ha ofrecido su opinión sobre esta decisión: «es lamentable que asistamos dentro de poco a la resolución de una ley, como es la Ley del aborto, en la que un tribunal mayoritariamente masculino va a tener que opinar sobre un proceso biológico genuinamente femenino. Esto no debiera suceder. Como mínimo la mitad de los integrantes deberían ser mujeres. Van a dar opiniones sobre situaciones, sensaciones y emociones ajenas. Otras personas pueden pensar que no es necesario tener esos sentimientos para dictar resoluciones, pero yo creo que sí. El Tribunal Constitucional debe ser lo más diverso posible porque así es más democrático. Esto se llama honestidad constitucional.’’

La elección de estos magistrados ralentiza el ejercicio de la igualdad de género en la justicia. El Tribunal Constitucional tiene competencias para anular las leyes que salen del Parlamento, del Ejecutivo e incluso las sentencias del Tribunal Supremo. «Somos muy escrupulosos con las listas paritarias en el ámbito legislativo, por ejemplo, pero desatendemos totalmente la necesidad de que exista un equilibrio en un órgano que es como un cuarto poder de facto. Creo que se ha perdido una oportunidad de democratizar el Tribunal Constitucional,’’ ha declarado Gloria Poyatos.

El Tribunal de Cuentas añade los nombres de: Enriqueta Chicano Jávega, Isabel Fernández Torres, Dolores Genaro Moya, Elena Hernáez Salguero, Diego Íñiguez Hernández, Rebeca Laliga, José Manuel Otero Lastres, Joan Mauri Majós, Javier Morillas, Luis Antonio Ortiz de Mendivil Zorrilla, M.ª Luz Rodríguez Rodríguez y Miguel Ángel Torres Morato. En este caso se puede apreciar que la lista de nombres que pasan a formar parte de esta institución contempla un ejercicio de la paridad mucho más efectivo. El Tribunal de Cuentas es una institución que posee un departamento en su organización dedicado a igualdad y género.

En lo que corresponde al Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo sustituirá al socialista Francisco Fernández Marugán y tendrá como segunda en la institución a la popular Teresa Jiménez Becerril. El cargo de Defensor del Pueblo tampoco parece arrojar paridad. En la historia de este cargo únicamente ha ejercido una mujer, Soledad Becerril Bustamante, quien ocupó el sexto mandato entre el año 2012 y el año 2017.

La renovación de todos estos órganos pone de manifiesto que el poder recae de nuevo en las manos de los hombres y que habrá que seguir trabajando en igualdad de género para poder conseguir cuotas paritarias.

SEM-AmecoPress/jasc

Comment here

Accesibilidad