Ejecutivo

Cardiopatías son asesinas de mujeres mayores de 25 años, cambiar de estilo de vida y prevenir. El sobre peso y la obesidad creció más de 3% en tres años

624 Vistas
  • No consumir productos ultraprocesados cuidando la alimentación en días navideños y de confinamiento
  • La Organización Panamericana de la Salud ubica a México como el segundo consumidor de estos productos en la región, después de Chile.

Pilar López

SemMéxico. Cd. de México. 13 de diciembre 2020.- En tiempos donde todavía los hombres parecen más  expuestos a enfermedades del corazón, la gente no suele pensar en las cardiopatías como enfermedades que afecten a las mujeres.

Pero  la enfermedad coronaria (EC) es un problema de salud pública en México y en el mundo. La cardiopatía isquémica aguda incide en la sobre mortalidad de los hombres de entre 30 y 50 años; en el caso de las mujeres, esto ocurre después de la menopausia y es la primera causa de muerte (19.8 por ciento) en esta población.

Este padecimiento tiene un patrón epidemiológico atribuido al incremento de la esperanza de vida y a cambios en los estilos de vida asociados con la modernidad.   En los Estados Unidos esta  enfermedad cardiovascular es la principal asesina de las mujeres de más de 25 años. Mata casi el doble de mujeres en los Estados Unidos que todos los tipos de cáncer.

Los hombres tienen un riesgo mayor de cardiopatía a una edad menor que las mujeres. El riesgo para las mujeres aumenta después de la menopausia.

Estudios consultados por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO) señalan que el consumo excesivo de productos ultraprocesados, así como con azúcares añadidos, sal y fuentes no saludables de grasas, incrementa el riesgo de padecer obesidad, la cual, a su vez, abre la puerta a desarrollar enfermedades cardiovasculares (1), diabetes e hipertensión.

La preferencia de la población mexicana  por los productos ultraprocesados como sustituto de las comidas va en aumento, y se advierte que ello está creciendo por el confinamiento y la manera más rápida de consumir alimentos  procesados, pero esta tendencia ya tiene bases en  el incremento de las cifras de obesidad y sobrepeso en el país, que pasaron de 71.3 por ciento  en 2012 a 75.2 por ciento  en 2018.

Un estudio, realizado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en 2019, colocó a México como el segundo consumidor de estos productos en la región, después de Chile.

Y es que la mayoría de éstos contienen exceso de nutrientes críticos como azúcares, sodio y grasas, por lo que su consumo debe ser moderado. En especial, México tiene problemas con la ingesta de sodio y grasas, factores que nos llevan a las cardiopatías.

El aumento de  la Muerte Materna en los últimos 9 meses, aunque colocó al Covid 19 como la segunda causa de estas muertes, su crecimiento histórico tiene que ver con enfermedades del corazón durante el embarazo, tanto que en estos meses es la tercera causa de muerte materna, que se ha llevado a más de 200 mujeres en los últimos meses. Muchas según la Secretaría de Salud, tenían sobrepeso.

Los datos científicos revelan que más del 50 por ciento de las y  los mexicanos en todos los grupos de edad tienen un consumo de grasas saturadas mayor al recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de menos del 10 por ciento de la energía diaria.

SIGNOS TEMPRANOS DE CARDIOPATÍA

Las mujeres pueden tener signos de advertencia que pasan inadvertidos durante semanas e incluso años antes de que ocurra un ataque cardíaco.

  • Los hombres a menudo experimentan los signos «clásicos» de ataque cardíaco: opresión en el pecho, dolor en el brazo y dificultad para respirar.
  • Los síntomas de las mujeres pueden parecerse a los de los hombres.
  • Las mujeres también pueden quejarse de otros síntomas, como náuseas, fatiga, indigestión, ansiedad y vértigo.

CONTROLE LOS FACTORES DE RIESGO

Un factor de riesgo es algo que incrementa su probabilidad de desarrollar una enfermedad o tener cierta afección. Usted puede cambiar algunos factores de riesgo para la cardiopatía. Sin embargo, hay otros que no podrá cambiar.

Por ejemplo tomar en cuenta que las   investigaciones apuntan a que la población no incorpora niveles adecuados de fibra en su alimentación. Ambos hechos han sido reconocidos como factores que incrementan la incidencia de obesidad y los padecimientos crónicos asociadas a esta  como los son las cardiopatías o la hiper tensión (2).

En cuanto al sodio, debido a la presencia de este nutriente en el 99% de los productos ultraprocesados, en México se sobrepasa los límites recomendados de 2 gramos diarios de este nutriente en la dieta. En el país se consume 3.49 gramos de sodio diarios (3). Solo el 23 por ciento de este nutriente proviene de la sal añadida a las comidas preparadas en casa (4), por lo que se recomienda disminuir la ingesta de productos ultraprocesados.

De los 10 productos industrializados que más calorías aportan a la dieta en México, siete contienen exceso de sodio o grasas. En el caso de las galletas, que representan el 12 por ciento  de las calorías consumidas en el país por alimentos de este tipo, estas aportan exceso de todos los nutrientes críticos señalados por la OPS.

En nuestro país la incidencia de hipertensión ha aumentado conforme se han incrementado estos malos patrones en la dieta. En 2012, 16.6 por ciento de la población  tenía esta enfermedad; en 2018 este porcentaje había aumentado a 18.4 por ciento, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut). Esta condición, causada en gran medida por un exceso de sodio en la alimentación, es una de las condicionantes para el desarrollo de padecimientos cardiovasculares (5).

MUCHO CUIDADO

Implemente medidas de estilo de vida para mantener sus niveles de colesterol en la sangre dentro de los niveles adecuados. Las metas para los niveles de colesterol varían según sus factores de riesgo. Pregúntele a su proveedor de atención médica qué metas son las mejores para usted mientras toma en cuenta bajar los consumos ultraprocesados y con sodio.

Mantenga la presión arterial en un rango saludable. Su nivel ideal de presión arterial dependerá de sus factores de riesgo.  El estrógeno ya no se usa para prevenir la cardiopatía en mujeres de cualquier edad. Este puede aumentar el riesgo de cardiopatía en mujeres mayores. Sin embargo, todavía se puede emplear en algunas mujeres para tratar los sofocos u otros problemas médicos.

Ojo sólo las mujeres que tienen un riesgo bajo de accidente cerebrovascular, cardiopatía, coágulos de sangre o cáncer de mama deben tomar estrógenos.

Cabe destacar que la OMS y expertos internacionales consideran a la obesidad como un problema multifactorial, por lo que para revertir las tendencias de aumento de peso entre la población se requieren soluciones que aborden distintas aristas.

La obesidad y el sobrepeso, así como las enfermedades no transmisibles que provocan, son en gran medida prevenibles, por ello, además de las acciones emprendidas desde los gobiernos, la OMS y OPS recomiendan acciones individuales como limitar el nivel de calorías provenientes de nutrientes críticos consumidos y aumentar la actividad física.

En ese sentido, es importante que en temporada navideña exista una mayor conciencia para evitar consumir en exceso productos ultraprocesados.

Algunos de los factores de riesgo de cardiopatía que usted SÍ PUEDE cambiar son:

  • No fumar ni consumir tabaco.
  • Hacer mucho ejercicio. Las mujeres que necesitan bajar de peso o mantenerlo controlado deben hacer al menos entre 60 y 90 minutos de ejercicio de intensidad moderada la mayoría de los días. Para mantener su peso, haga al menos 30 minutos de ejercicio al día, preferentemente por lo menos 5 días de la semana.
  • Mantener un peso saludable. Las mujeres deben esforzarse por lograr un índice de masa corporal (IMC) entre 18.5 y 24.9 y una cintura de menos de 35 pulgadas (90 cm). Cuidado con los alimentos con sodio, ultraprocesados, galletas de más, etc.
  • Las mujeres con niveles altos de colesterol o triglicéridos podrían beneficiarse de cambiar su alimentación y evitar ingesta de sodio.

Si toma alcohol, reduzca el consumo a no más de un trago por día. NO beba con el único propósito de proteger su corazón.

Una buena nutrición es importante para la salud de su corazón y ayuda a controlar algunos de los factores de riesgo de cardiopatía

Fuentes:

1. Sowers J. Obesity as a cardiovascular risk factor. Am J Med. 2003; 115: 37S–41S.https://doi.org/10.1016/j.amjmed.2003.08.012

2. Nancy López-Olmedo, et al. “Usual Intake of Added Sugars and Saturated Fats Is High while Dietary Fiber Is Low in the Mexican Population”, The Journal of Nutrition, Volume 146, Issue 9, September 2016, Pages 1856S–1865S, https://doi.org/10.3945/jn.115.218214

3. Vega-Vega O,et al. Contemporary Dietary Intake: Too Much Sodium, Not Enough Potassium, yet Sufficient Iodine: The SALMEX Cohort Results. Nutrients. 2018 Jun 25; 10(7):816. doi: 10.3390/nu10070816. PMID: 29941792; PMCID: PMC6073158.

4. Laboratorio Profeco, Te echan la sal y tu ni en cuenta. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/100431/RC432_Estudios_Calidad_Pan.pdf

5. De la Sierra y Bagulat, 2001. Hipertensión arterial y riesgo cardiovascular. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-integral-63-articulo-hipertension-arterial-riesgo-cardiovascular-10022761

Comment here

Accesibilidad