Emergencia COVID-19

Covid persistente: ¿Por qué afecta más a las mujeres?

256 Vistas
  • El sexo femenino puede ser un factor de riesgo para el desarrollo del Covid persistente, según apuntan varios estudios.
  • Las mujeres tienen más riesgo de sufrir ‘long Covid’, sin encontrar todavía la causa.

Redacción

SemMéxico, Ciudad de México, 14 de julio del 2022.- Un estudio reciente publicado en la revista científica Current Medical Research and Opinión ha concluido que el sexo femenino es un factor de riesgo para el desarrollo del Covid persistente.

Los investigadores señalan que las posibilidades de sufrir esta enfermedad derivada de la Covid-19 es un 22 por ciento mayor cuando se trata de mujeres y, además, estas también experimentan diferentes síntomas que los hombres.

«Resulta fundamental conocer las diferencias sexuales que están por debajo de las manifestaciones clínicas, la progresión de la enfermedad y los resultados de la covid. Es crucial para la identificación y el diseño de terapias efectivas e intervenciones de salud pública que tengan en cuenta potenciales tratamientos diferenciales», apuntan los investigadores.

Las mujeres son mucho más propensas que los hombres a sufrir una COVID prolongada, según una nueva y amplia revisión de la investigación.

La revisión, que se publicó en la edición del 21 de junio de la revista Current Medical, incluyó a 1.3 millones de pacientes, y reveló que las mujeres tenían un 22 por ciento más de probabilidades de desarrollar unos síntomas persistentes tras una infección con la COVID.

Un ejemplo es lo que sucede en Lima Perú, durante la semana epidemiológica (SE) de 26 se registraron 19, mil 251 nuevos casos de covid-19 a nivel nacional, lo que representa un incremento de 5.2% respecto a lo reportado en la semana previa que tuvo 18, mil 304 casos, informó EsSalud.

El mayor número de contagios se detectó en la población femenina, que reportó 10,948 casos, a diferencia de los hombres que registraron 8, mil 303 infectados, precisó el presidente ejecutivo de EsSalud, Alegre Fonseca Espinoza.

En las mujeres, los síntomas persistentes tras una infección con la COVID incluyen fiebre; problemas de oído, nariz y garganta; además de trastornos del estado de ánimo, como la depresión. También tenían síntomas respiratorios, y trastornos neurológicos, cutáneos, gastrointestinales y reumáticos.

En comparación, los hombres con COVID prolongada eran más propensos a presentar trastornos endocrinos, como diabetes y problemas renales.

«El conocimiento sobre las diferencias sexuales fundamentales que subyacen a las manifestaciones clínicas, la progresión de la enfermedad, y los resultados de salud de la COVID-19 es esencial para la identificación y el diseño racional de unas terapias efectivas y de intervenciones de salud pública que sean inclusivas y sensibles a las necesidades diferenciales potenciales de tratamiento de ambos sexos», apuntaron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

Los investigadores, que fueron dirigidos por Shirley Sylvester, directora médica sénior de salud de la mujer de Johnson & Johnson en New Brunswick, Nueva Jersey, anotaron que las diferencias en la forma en que los sistemas inmunitarios de los hombres y de las mujeres funcionan, podrían ser un factor importante.

«Las mujeres articulan respuestas inmunitarias innatas más rápidas, robustas y adaptativas, lo que puede protegerlas de la infección y la gravedad iniciales», escribieron Sylvester y sus colegas. «Pero esta misma diferencia puede hacer que el sexo femenino sea más vulnerable a unas enfermedades autoinmunes prolongadas».

Los resultados de Current Medical coinciden con los de otros estudios que también ponen rostro femenino a esta enfermedad.

En 2020, una Encuesta la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y los colectivos de afectados LONG COVID ACTS concluyó que una «mujer de 43 años y con más de 185 días padeciendo síntomas, entre un abanico de 200 como el cansancio, los dolores de cabeza y musculares, el bajo estado de ánimo o la falta de aire» era el perfil del paciente de covid persistente.

Otro estudio de enero de 2022 publicado en la revista ‘Journal of Clinical Medicine’ y realizado con pacientes de covid-19 ingresados en cinco hospitales públicos españoles durante la primera ola, demostró que, ocho meses después del alta, las mujeres presentaron más síntomas de fatiga, disnea, dolor, pérdida de cabello, problemas oculares, depresión y peor calidad del sueño que los hombres.

«Reconocer que la covid-19 afecta de manera diferente a mujeres y hombres es un paso crucial hacia una mejor comprensión de la fisiopatología y la naturaleza de las secuelas y síntomas postcovid y la promoción de soluciones de atención médica individualizadas», destacó la profesora del Departamento de Psicología Evolutiva de la UV y participante en la investigación, Esperanza Navarro-Pardo.

Las investigaciones anotaron que las mujeres en profesiones como la enfermería y la educación podrían tener un riesgo más alto de exposición al SARS-CoV-2. También podría haber diferencias sexuales en el acceso a la atención, que podrían afectar al tratamiento y conducir a más complicaciones.

Asimismo, según esta investigación, el sexo no parece tener relación con el tipo de síntomas al comienzo de la enfermedad, de forma que los síntomas de la covid-19 al ingreso fueron similares en hombres y mujeres, exceptuando la prevalencia de dolor de cabeza como síntoma inicial, que fue más común en mujeres que en hombres. Esto indica que la afectación inicial por covid-19 es similar en ambos sexos.

La revisión incluyó datos de trabajos publicados entre diciembre de 2019 y junio de 2021. En total, apenas 35 de los más de 640,600 trabajos dividieron los datos según el sexo con suficientes detalles sobre los síntomas para comparar de forma efectiva las diferencias en la forma en que hombres y mujeres responden a la enfermedad. Otros estudios más recientes han explorado el tema.

Más estudios han examinado las diferencias sexuales en las tasas de hospitalización, admisión a la UCI, soporte de ventilación y muerte. Pero los investigadores señalaron que los síntomas y el daño a largo plazo en el cuerpo no se han estudiado lo suficiente según el sexo.

«Las diferencias sexuales en los resultados se han reportado durante brotes anteriores del coronavirus», aseguraron las y los investigadores. «Por tanto, las diferencias en los resultados entre las mujeres y los hombres infectados con el SARS-CoV-2 se podrían haber anticipado. Lamentablemente, la mayoría de los estudios no evaluaron ni reportaron datos granulares según el sexo, lo que limitó la información clínica específica según el sexo que podría estar teniendo un impacto en el tratamiento».

También dijeron que los datos divididos según el sexo deberían estar disponibles, aunque este no fuera el objetivo primario del estudio, porque esta información podría ser valiosa para los demás. Analizar esta información es clave para abordar los resultados dispares en la enfermedad, apuntaron.

¿Cuál es el motivo?

Las conclusiones de estos estudios coinciden en la feminización del covid persistente, pero queda averiguar la razón.

Tras más de dos años de pandemia, la ciencia sigue investigando las secuelas que el coronavirus deja en el organismo.

Si bien ahora con las nuevas variantes de Ómicron BA.4 y BA.5 -predominantes en nuestro país- los síntomas son más leves, se ha observado que muchos pacientes sufren Covid persistente, otra enfermedad derivada del coronavirus que dificulta el día a día de muchas personas.

¿Qué es el Covid persistente?

La OMS define el Covid prolongado o persistente como «la condición que ocurre en personas con antecedentes de infección por SARS-CoV-2, generalmente tres meses después del inicio, con síntomas que duran al menos dos meses y no pueden explicarse con un diagnóstico alternativo».

Se trata de una enfermedad derivada el coronavirus que, según la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), padecen aproximadamente un 15 por ciento de los pacientes adultos contagiados por la Covid-19, y entre un 5 por ciento y un 10 por ciento de las infancias que han pasado la enfermedad. Cifras preocupantes sobre todo en el panorama actual, donde la Ómicron y sus respectivas variantes han disparado las cifras de contagios en todo el mundo.

Journal of Current Medical Research and Opinión es una revista internacional revisada por pares para la publicación rápida de investigaciones originales sobre medicamentos y terapias nuevas y existentes, e investigaciones posteriores a la comercialización. Se recomiendan especialmente los estudios de equivalencia, seguridad y eficacia/efectividad.

El objetivo de Journal of Current Medical Research and Opinión es proporcionar una publicación ética, imparcial y rápida de contenido de calidad validado por una rigurosa revisión por pares. El objetivo de la revista es satisfacer las necesidades de información de la comunidad de medicina clínica, ayudar a traducir los avances médicos en la atención al paciente y ser líder en transparencia/divulgación al facilitar un enfoque colaborativo y honesto para la publicación.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad