Internacional

Cuba: Sobrevivientes de abuso sexual reclaman justicia

219 Vistas
  • Se trata de víctimas de Fernando Bécquer piden no más impunidad
  • Entregan una carta al ministro cubano de Cultura con más de 230 firmas

Sara Más

SemMéxico/SEMlac, La Habana, 2 de mayo, 2021.- Mujeres que desde diciembre de 2021 han denunciado al trovador Fernando Bécquer por abuso sexual y han dado su testimonio para un proceso legal en curso, reclaman que se haga justicia «para más de un veintena de mujeres abusadas y violentadas por el cantante durante más de 20 años en Cuba y distintos países de Latinoamérica».


Así lo expresó en Facebook Paula Andrea Ramírez, primera en firmar una carta que ya reúne más de 230 firmas de apoyo desde que empezó a circular el 23 de abril por redes sociales y que Ramírez entregó el pasado 30 de abril al ministro cubano de cultura Alpidio Alonso, poco antes de iniciarse la 46° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, que tiene a Cuba como país invitado este año.


«El ministro me dijo que el caso de Fernando Bécquer está en la justicia de Cuba, que si se llega a comprobar que es cierto lo que decimos nosotras, va a caer todo el peso de la ley sobre él y que nosotras, sus víctimas (o sobrevivientes) vamos a quedar conformes», expuso Ramírez en un post.


La carta abierta, que circula por las redes, inicia con la frase «¡Basta, Fernando Bécquer! ¡Estamos hartas de que nos sigas violentando!» y recaba la solidaridad y apoyo en la exigencia de información y respuesta sobre el proceso iniciado contra el trovador, a la vez que denuncia el modo en que este sigue actuando.


«No aguantamos más, Fernando. Estamos hartas de tu impunidad. Estamos hartas de que vayas por la calle como si nada hubiese sucedido, salgas por la televisión, burles nuestra indignación», suscriben en la misiva.


«Las que firmamos abajo ya no te tenemos miedo, ya no nos quedamos calladas. Dimos la cara, el nombre y algunas, las que pudimos y/o quisimos, te denunciamos ante un fiscal. A otras no les fue posible, aunque quisieron, porque los órdenes de la justicia y las instituciones continúan exhibiendo barreras difíciles de sortear.


«Hoy denunciamos que las sobrevivientes somos revictimizadas por ti, quien nos

abusó. Mientras, sigues ostentando la impunidad y el poder de ser hombre, religioso y con el amparo y la legitimación que te da un escenario», agrega.
Los abusos sexuales cometidos por el músico emergieron a la luz pública con Las historias de cinco mujeres que denuncian al trovador Fernando Bécquer por abuso sexual, publicadas por la revista digital El Estornudo el 8 de diciembre de 2021.


Los testimonios desataron debates, indignación por los hechos y solidaridad con las víctimas, y ha sido el catalizador de una polémica inédita en el país sobre delitos de esta naturaleza, cuyo impacto trasciende los testimonios iniciales.
Días después se conoció también por redes sociales la denuncia efectiva ante las autoridades de la escritora Elaine Vilar, quien fue acompañada en su acusación por la Federación de Mujeres Cubanas.


El pasado 21 de marzo, «unas 30 mujeres contactaron a los autores de la investigación para denunciar o notificar haber sido víctimas de situaciones semejantes con el mismo individuo», informó El Estornudo, que reprodujo íntegramente 16 de esos testimonios de mujeres agredidas sexualmente por Fernando Bécquer entre 1999 y 2021, de las cuales tres eran menores de edad en el momento del suceso.


«Yo no he podido acceder a la justicia institucional ‘legal’, pero voy a seguir apostando a que nos llegue la justicia y la reparación social, para que ninguna otra mujer sea víctima de Fernando Bécquer», escribió en su muro de Facebook Paula Andrea Ramírez, quien fue abusada por Bécquer en 2006 en Colombia.


Con innumerables reacciones y comentarios de apoyo, el post más reciente y la carta siguen concitando el respaldo de las personas que dejan sus opiniones.
«Gracias por la valentía, admiración completa!!!», escribió el realizador audiovisual Alejandro Ramírez Anderson en el muro de Ramírez, a quien lo secundó su colega director de cine, guionista y fotógrafo cubano Esteban Insausti: «Toda la fuerza y solidaridad con las víctimas. Se hará justicia más temprano que tarde. Con la certeza de que servirá de lección a cuanto acosador nos circunda».


«Fuerza! Para reconocer que una fue víctima de violencia, decir el nombre y hacerlo público se requiere mucho coraje. Las abrazo», fue el mensaje solidario de la periodista Mariana Camejo.


Para la escritora Sonnia Moro, no se trata de un caso aislado. «Cada vez más URGE una ley integral contra la violencia de género, albergue para las amenazadas, una línea telefónica 24 horas para denunciar y que ese número se divulgue con pegatinas por pueblos, ciudades y los medios», escribió y dijo que se trata de un problema universal, cuyos victimarios son de todos los sectores, ideologías y nivel cultural.


«En Cuba tenemos todas las condiciones para evitar el acoso, las violaciones y los feminicidios; pero hay que visibilizarlo, educar a infantes, adolescentes y jóvenes para que estén alertas, porque casi nunca es un extraño el victimario sino de la familia, el círculo de amistades, maestros y vecinos», agregó Moro y abogó por capacitar a familias, autoridades, médicos, juristas y maestros.


Además de los hechos ocurridos por décadas, las alertas apuntan a espacios y sucesos que denotan defensa del agresor. «Desde el grupo de las sobrevivientes, se continuará con la denuncia de las distintas acciones de violencia que seguidores y defensores de Fernando Bécquer vienen realizando en redes sociales bajo el perfil ‘Elbecquer Decuba’, ‘Fernando Becquer’ o desde un perfil llamado ‘Rolando Ramos'», agrega el post de Ramírez.


Acompañado de las etiquetas #NosTocanAUnaRespondemosTodas#BastaFernandoBécquer#MeToo y #NiUnaMás, el escrito asegura que son muchas más las mujeres que aún no han podido hablar y que han sido violentadas por el acusado en sus 20 años de depredación sexual.


«Todas las que podamos encontrar contarán con nuestro apoyo. Por todas ellas vamos a seguir buscando justicia, justicia social, justicia penal, psicológica. Si las instituciones que deberían condenar tus acciones públicamente no lo hacen, buscaremos en la condena social, sin renunciar a que se haga legalmente justicia, nuestra reparación», concluye la misiva.

SEM-SEMlac/sm

Comment here

Accesibilidad