Natalia Vidales

¿De dónde saldrán los recursos?

585 Vistas

Hacer un hoyo para tapar uno nuevo no es una solución.

Se recortarán sueldos, gastos de servicios personales y demás de la alta burocracia.

Natalia Vidales

SemMéxico. Sonora. 14 de agosto de 2018.- La sentencia de AMLO de que por el bien de todos primero los pobres, empezará por los adultos mayores de 65 años y por los jóvenes preparatorianos.

Gran parte de ellos  corresponden a la clase media-baja y baja de la sociedad, pero no se encuentran en el renglón de la pobreza extrema. A los adultos mayores de bajas pensiones se les duplicará su ingreso,  y a los no pensionados se les asignará una cantidad cercana a medio salario mínimo. 

Los preparatorianos de los planteles públicos, por su parte, recibirán algo así como 2, 000 pesos bimestrales,  un poco más de lo que reciben  los becados actualmente, pero que hoy solo significan el 10% de los inscritos, y  en lo sucesivo los recibirán todos, independientemente de su condición social o económica.

La promesa de AMLO es que en diciembre arranque ese programa social, pero la pregunta sigue siendo:  ¿de dónde saldrán esas nuevas y multimillonarias cantidades?

Cuando Fox llegó al poder, lo primero que hizo fue ver cómo podría financiarle a los mexicanos su promesa de un “vochito” (un sedán Volkswagen) y un “changarro” (una actividad  independiente, pero formal) a los desempleados. Pero no pudo.  Y la primera señal fue que la VW descontinuó esa línea automotriz, y enseguida  se encontró con que más del 95% del presupuesto era “irreductible” ( que ya estaba ocupado en otras necesidades) y de ahí en lo sucesivo el “bono democrático” (la confianza del ciudadano en el gobierno recién llegado) empezó a disminuir y no dejó de hacerlo hasta hoy  en que la esperanza regresó  (ni Calderón ni Peña Nieto llegaron al poder con el entusiasmo de tantos ciudadanos como con Fox y ahora con  AMLO).

El proyecto del presupuesto de ingresos, de egresos y los criterios generales de política económica,  serán enviados por el actual gobierno al Congreso a más tardar el  próximo 15 de septiembre (ya con los nuevos legisladores que tomarán posesión el primero de ese mismo mes) y, de común y adelantado acuerdo con AMLO (quien ejercerá el gasto a partir del primero de diciembre) en ese  presupuesto ya deberá contemplarse  de dónde saldrán los dineros para cubrir los nuevos ingresos de los adultos mayores y de los jóvenes. Y ahí es donde están atorados porque al bajar el cero, simplemente no toca.

Para cumplir aquellas promesas, se recortarán sueldos, gastos de servicios personales y demás de la alta burocracia, pero se requiere de la redirección del gasto público para lograr la meta y ahí  es donde está el problema: hacer un hoyo para tapar uno nuevo no es una solución sino la postergación de un problema, como lo sabe cualquier familia a la hora en que, con el mismo ingreso, desea adquirir algo nuevo.

La solución sería, desde luego, aumentar el ingreso con nuevas fuentes o endeudarse, e igual sucede con el gobierno. Pero AMLO no solo no aumentará los impuestos sino que los reducirá en la frontera del 15% al 8% el IVA, y tampoco pedirá prestado, ni habrá gasolinazos.

El camino  serían los 500 mil millones de pesos que, ha dicho, “produce”  la corrupción y así lograr que los números  cuadren. Pero para ello se requiere primero localizar ese tesoro y desenterrarlo (lo cual no viene contemplado en el presupuesto.

La única solución para salir de podres es el crecimiento económico y la productividad (trabajar más y mejor). Pero si ya vemos en los memes que la gente se apoltrona para recibir el cheque del gobierno….

SEM/gr

Comment here

Accesibilidad