AmbigúCOLUMNASMartha Elba Torres Martínez

Decomisado el IMSS a favor de los pobres

981 Vistas

El nuevo esquema de seguridad: policías bajo el mando de militares

La tragedia con que inicia 2019: el “corredero” inmisericorde

Martha Elba Torres

SemMéxico. 03 de enero 2019.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que por 80 años se ha financiado de las cuotas obrero/patronales, se integra al nuevo Sistema Nacional de Salud: los 450 mil trabajadores que atendían a 69 millones de derechohabientes, ahora lo harán con 82 millones.

Todo se disparará: las 480 mil consultas diarias, mil 100 partos, 4 mil cirugías y 80 mil análisis clínicos. Con el compromiso, aseguró el director general, Germán Martínez Cázares, de una atención “eficiente” y apegada a derechos humanos. Los recursos federales que se le inyectarán serán los asignados al desaparecido Seguro Popular.

Los primeros estados que se incorporan al nuevo sistema son Chiapas, Veracruz, Tabasco y Oaxaca, explicó el funcionario en la inauguración de sus nuevas oficinas en Morelia, pero en su discurso no se refirió a la eventual contratación de personal o mejoría salarial a todo el personal ni de cuánto serán las pensiones “dignas”.

Eso sí, dijo corruptos a los trabajadores “que hacen mal las cosas y los protege la impunidad sindical”; corruptos a los empresarios que registran con salario mínimo a sus empleados; corruptos los funcionarios y empresas que hacían negocio con las licitaciones para medicamentos, insumos y equipamiento. Luego felicitó a los dirigentes sindicales.

El IMSS –prosiguió- será incluyente: atenderá a extranjeros, trabajadoras domésticas y a los jornaleros eventuales del campo. “Todos los recursos humanos estarán en la universalidad del derecho a la salud”.

Con Germán Martínez, gradualmente, todas las direcciones se instalarán en Morelia. Y pronto -el ex dirigente nacional del PAN- “se vendrá a vivir a Michoacán”, resaltó el presidente López Obrador.

No queda duda: destapó sin querer, a su gallo para 2021…

                                                                                              ***

Pero quien sabe qué torcida fijación tiene López Obrador, de que fuera de él y su séquito, todos los demás están podridos por la corrupción. Programas sociales y obras bajarán directamente de sus manos, sin más intermediarios –léase: gobernadores, legisladores y alcaldes, incluso de su partido-, porque nadie es digno de sus confianzas.

En Michoacán, pese a la buena coordinación que había entre las diferentes autoridades y con los resultados a la vista, decidió que al frente de la estrategia de seguridad quede la milicia. No infiero que sea malo o contraproducente, pero sujetar a todas las policías civiles a la obediencia militar, tiene sus complicaciones.

El gobernador Silvano Aureoles hizo lo correcto: alinearse –como lo dijo- a la disposición presidencial, porque al final de cuentas será el Presidente el único que pague la factura. La ventaja del michoacano es que tiene tres años trabajando con los militares y como lo escribo líneas arriba, la coordinación funcionaba.

¿Qué pasó de septiembre para acá que asumieron los nuevos alcaldes morenistas, que si bien son pocos, gobiernan los municipios grandes? El acoplamiento se rompió y los malandracos haciendo su agosto. El regadero de muertos en Morelia, Zamora y ya no hablemos del ingobernable Buenavista Tomatlán.

El moreliano Raúl Morón, un día decía que sí y al otro no, respecto a la coordinación con el estado. Y es que ningún presidente municipal puede tomar decisiones, sino no se lo ordenan desde el centro. Pero los homicidios siguen en populosas colonias como Ciudad Jardín o en la ricarda Altozano, donde ejecutaron a un joven de 24 años en su propio bar o los tres policías federales masacrados.

Pero López Obrador que eso no es cierto. Que los 887 asesinatos dolosos que contabilizó Reforma en diciembre a partir de las carpetas de investigación iniciadas, son calumnia de la prensa fifí, porque “así actúa el conservadurismo”.

Ayer jueves 3, nuevamente el Presidente, junto con su secretario de Seguridad, se lanzaron contra ese diario para intentar desacreditarlo. Entonces, le echaron la culpa de la confusión, a las mediciones.

El caso que Alfonso Durazo terminó machucándose los dedos: de acuerdo al Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en diciembre se cometieron mil 786 homicidios dolosos. Más del doble de los referidos por Reforma. Entonces, ¿quién miente?

Reitero que esa estrategia del presidente López Obrador de sus ruedas de prensa matutinas, es mala, y sí, contraproducente, porque no solo lo desgastan física –se le ve ese semblante avejentado y a la defensiva-, sino también mediáticamente por estar respondiendo todos los días, lo que publican los medios que son de su interés.

Por ejemplo, también ayer le lanzaron la bola de las declaraciones patrimoniales de él y sus colaboradores, que pasó todo diciembre y apenas dos las habían subido a Declaranet.

El Presidente tuvo que aclarar que todos, “de todos los niveles”, tendrán que publicar su declaración. “Por cuestiones de índole moral, todos debemos a dar a conocer los bienes, y el que no los dé a conocer alegando que la ley no se lo exige, no va a poder desempeñarse en este gobierno”.

La indicación era clara para su titular de Segob, Olga Sánchez Cordero; de la SEP, Esteban Moctezuma y la del Medio Ambiente, Josefa González Blanco Ortiz Mena. -Qué aburrido tantos apellidos por perpetuar alcurnia-, que se negaron a subirlo por “conflicto de interés”. (Recuperado en: https://www.laotraopinion.com.mx/tiran-pagina-de-declaranet-para-encubrir-a-amlo-y-funcionarios-que-ocultan-patrimonio/). El caso es que ni el propio López Obrador lo había subido y ofreció que este viernes 4, lo haría.

De Amlo, la única declaración “3de3”que se le conoce, es la que presentó el 11 de agosto de 2016. Informó poseer una casa en Chiapas que puso a nombre de uno de sus dependientes; un automóvil último modelo sin especificar marca; que ganaba al año 600 mil pesos, es decir, 50 mil pesos mensuales, y poseer una cuenta bancaria.

De su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, reportó dos terrenos, un departamento y una casa al sur de la Ciudad de México en la que viven ambos junto con su hijo; que cobra como investigadora 570 mil pesos al año y seis cuentas bancarias, entre créditos, ahorros y autofinanciamiento. Además, según López Obrador, su cónyuge posee obras de arte y joyas, cuyo valor no especificó.

De los famosos tres departamentos en la Ciudad de México, que en abril de 2018, le documentó dos a su nombre, José Antonio Meade, nunca más se supo nada, pues Amlo tampoco nunca actualizó su declaración patrimonial.

“Esto tiene que cambiar… me patea el hígado el saber que organismos Internacionales como Transparencia Internacional nos coloca en el sitio 135 en corrupción. Como mexicano me indigna, me molesta, no puedo decir otra palabra. Eso se acabó”, dijo, histriónico como es.

Pero seguimos sin saber si el Presidente de México es rico o pobre, porque oculta…

                                                                                               ***

De veras que después de la enfermedad, lo más grave que nos puede pasar es perder la chamba.

Como en Guanajuato, Veracruz, Querétaro y Ciudad de México, en Michoacán ya fueron despedidos 200 empleados del Servicito de Administración Tributaria (SAT), con el pretexto de la reestructuración en el Presupuesto de Egresos 2019.

Si a esto le sumamos el corredero en delegaciones federales, que el representante presidencial Roberto Pantoja no ha podido siquiera estimar y todavía el recorte de 182 plazas en el Gobierno Estatal por la cantaleta morena de la austeridad, pues los índices de empleo también se dispararán. Al tiempo…

Comment here

Accesibilidad