Congreso

Diputada pide que se declare la Alerta Nacional de Violencia de Genero por aumento de casos durante la pandemia

775 Vistas
  • 30.7 millones de mujeres de más de 15 años han sufrido algún tipo de agresión

Elda Montiel 

SemMéxico. Cd. de México. 19 de mayo de 2020.- Que se declare una Alerta Nacional de Violencia de Género en el país por parte de la Secretaría de Gobernación y la Conferencia Nacional de Gobernadores; y que se realice un informe público por parte de las fiscalías de los estados sobre el número de carpetas de investigación que se levantaron por delitos relacionados con violencia de género durante la cuarentena son las propuestas de punto de acuerdo a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión de la LXIV Legislatura presentadas por la diputada Lorena Villavicencio Ayala de la fracción parlamentaria de Morena. 

“Sólo así sabremos la verdadera magnitud de la violencia de género durante la fase de distanciamiento físico y aislamiento por la crisis sanitaria ocasionada por la enfermedad del COVID-19”, consideró la legisladora Villavicencio Ayala. 

En su propuesta también exhorta a los gobernadores a hacer público un informe sobre las acciones emprendidas en el ámbito de su competencia, para prevenir y sancionar la violencia contra las mujeres y las niñas, durante la cuarentena.

A los titulares del Poder Judicial de las Entidades Federativas también se les pide un informe público sobre el número y tipo de trámites que se realizaron en los órganos jurisdiccionales, en su ámbito de competencia, durante la cuarentena, relativos a casos urgentes de juicios de divorcio, custodia, patria potestad, pensión alimenticia y tutela de hijos, o cualquier otro que haya tenido como finalidad el que se garantice la protección de una vida libre de violencia y acceso a la justicia para las mujeresadolescentes y niñas.   

Considera que la rendición de cuentas además de un marco de responsabilidad jurídico y político implica un ejercicio de información pública a través del cual los gobiernos informan de sus actividades, de los recursos que han ejercido y de los resultados que han obtenido. 

En las consideraciones del impacto de la pandemia del COVID 19 ha profundizado las desigualdades de género ya preexistentes, si bien las medidas de confinamiento tienen como objetivo principal proteger la salud pública y evitar el colapso de los servicios de salud; también han acrecentado otros problemas como la violencia intrafamiliar, señala el documento.

En México, los hogares han sufrido una evidente transformación y se han convertido en el espacio privilegiado donde todo ocurre: el cuidado, la educación de los niños, niñas y adolescentes, la socialización, y el trabajo productivo. 

Para las mujeres esto ha significado el que se haya incrementado la carga de trabajo relacionada con el cuidado y la atención a las personas, dejando de lado a las instituciones cuya respuesta debería ser colectiva. 

Fuera de los hogares, las mujeres también constituyen el mayor contingente que está asumiendo los cuidados, en el sector de la salud, en el trabajo doméstico remunerado y en centros especializados de cuidado de menores, adultos/as mayores y personas con discapacidad, situación que conlleva impactos diferenciados sobre la salud de las mujeres y las expone a un mayor riesgo de contagio. 

Por otra parte, las mujeres representan una gran proporción de la economía informal y los datos indican que los sectores de la economía más perjudicados por las medidas de aislamiento social afectan de modo importante a las mujeres.

Señala que de los 46.5 millones de mujeres de 15  años y más que hay en el país, el 66.1%, es decir, 30.7 millones, ha enfrentado violencia de cualquier tipo y de cualquier agresor, algunavez en suvidaya sea violencia emocional, física, sexual, económica, patrimonial o discriminación laboral, misma que ha sido ejercida por diferentes agresores, sea la pareja, el esposo o novio, algún familiar, compañero de escuela o del trabajo, alguna autoridad escolar o laboral o bien por amigos, vecinos o personas conocidas o extrañas. Esto de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).          

La información indica que 43.9% de las mujeres que tienen o tuvieron al menos una relación de pareja, ya sea de cohabitación por medio del matrimonio o la unión de hecho, o bien alguna relación de pareja o noviazgo sin vivir juntos, ha enfrentado agresiones del esposo o pareja actual o la última a lo largo de su relación. 

Por otra parte, la mitad de las mujeres (53.1%) sufrió violencia por parte de algún agresor distinto a la pareja, ya sea en el trabajo, la escuela, algún lugar público, ya sea por compañeros de la escuela o del trabajo, maestros, autoridades o patrones, familiares, conocidos, o extraños en diferentes espacios. 

Las mujeres que se encuentran más expuestas a la violencia de la pareja o de cualquier otro agresor son las mujeres jóvenes y de edades medias entre 20 y 39 años, particularmente entre aquellas de 20 a 34 años, ya que 70 de cada 100 mujeres de esas edades han enfrentado al menos un episodio de violencia o abuso. 

Es particularmente relevante la violencia sexual que han enfrentado las mujeres jóvenes entre 18 y 29 años; en estos grupos, la mitad de ellas ha sido agredida sexualmente. Asimismo, las niñas de 15 a 17 años presentan niveles muy altos de violencia sexual, emocional y física y, a su edad, ya han sido víctimas de abusos de diversa índole. Si antes del inicio de las medidas de distanciamiento físico, la violencia contra las mujeres ya era una pandemia social, con la cuarentena todos los indicadores dan cuenta de un aumento de la violencia de género, que se recrudece por el confinamiento y el limitado acceso de las mujeres a los servicios públicos de atención, prevención y sanción de la violencia, que no son considerados como esenciales, y que, en el contexto de la emergencia, requieren de medidas extraordinarias, sostuvo la diputada.

Comment here

Accesibilidad