Ejecutivo

Disenso enriquece el debate público y fortalece la conciencia crítica

1.103 Vistas

* Presidente de la CNDH llama a evitar discursos polarizantes desde el poder

* Realizan Foro Verdad, reputación, Redes Sociales y Derechos Humanos

Elda Montiel

SemMéxico, Cd. de México, 24 septiembre 2019.- Desde las instancias del poder deben evitarse los discursos polarizantes que, al amparo de un mal entendido derecho de réplica, pretendan orientar o condicionar la opinión publica entre grupos o personas, mediante el uso de la información falsa, insultos, descalificaciones y otro tipo de agresiones y violencia verbal.

El disenso enriquece el debate público y fortalece la conciencia crítica de la sociedad, de ahí que su garantía sea un elemento esencial dentro de un Estado democrático en el que se respeten los derechos humanos.

Al inaugurar el Foro Verdad, reputación, Redes Sociales y Derechos Humanos, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, celebró la alianza con la Academia Mexicana de la Comunicación para que se fortalezca en el país una cultura en que la verdad, el sustento en la información objetiva y verificable, así como el respeto a los derechos humanos sean la pauta que determinen las relaciones entre las personas, así como entre ellas y las autoridades.

Destaca CNDH que la verdad debe ser pauta y parámetro de conducta de autoridades y sociedad; la verdad o falsedad de un postulado no depende del poder o popularidad de quien lo formula o de la opinión mayoritaria en redes sociales.

También advirtió que la desinformación o las llamadas noticias falsas, en sus múltiples facetas y formas de expresión, propician que se violen derechos humanos, de ahí la importancia de promover espacios de reflexión como el que se convocó.

Nuestro país cuenta con vasta normativa en materia de transparencia y acceso a la información, pero no existe un deber general para que el personal del servicio público asuma la verdad como pauta de su acción comunicativa.

Agregó que la falta de veracidad en las autoridades perpetúa la opacidad y la discrecionalidad en la administración pública, debilitando los derechos vinculados con la transparencia y la rendición de cuentas.

Los grandes volúmenes de información que generan de manera cotidiana los medios de comunicación y redes sociales, fácilmente accesibles y replicables no necesariamente son veraces ni pertinentes, pero a pesar de ello llegan a trascender y tienen impactos relevantes en la sociedad y en la vida pública de México.

Mientras que por una parte las personas dudan y cuestionan la credibilidad de las instituciones y fuentes de información tradicionales, paradójicamente conceden valor a medios informativos alternos, e inclusive al dicho de personas. El desarrollo de las comunicaciones digitales ha propiciado una enorme apertura, en la que el carácter privado de una opinión o expresión personal se transforma y redimensiona cuando se pone en circulación mediante redes sociales.

Señaló lo riesgoso de lo que fue privado en su inicio, adquiere carácter público, y los alcances de dicha expresión se vuelven imposibles de prever.

Asimismo, se refirió a la falta de verdad cuando viene de las instancias de poder, afecta además el derecho de las personas a estar debidamente informadas de las cuestiones públicas, ya que la desinformación debilita la posibilidad de que exista en la sociedad una verdadera conciencia crítica, que se erija como un mecanismo democrático de control y seguimiento de la gestión público.

Estos fenómenos no son exclusivos de nuestro país, pero México como país y sociedad necesita identificarse con la verdad y asumir un compromiso para procurar que la misma sea pauta y parámetro de conducta.

Por su parte, el presidente de la AMDC, Ricardo Homs Quiroga, indicó que la pérdida de credibilidad y confianza ciudadana en personas públicas e instituciones genera crisis de liderazgos, por tanto, los liderazgos legítimos respaldados desde la perspectiva jurídica están debilitados y por ello surgen liderazgos fácticos que se sustentan en el carisma personal y la simpatía.

Subrayó que se debe reconocer que el mundo ha cambiado y no se deben buscar soluciones y respuestas que fueron validas en el pasado, sino buscar respuestas para el futuro.

Se debe respetar el valor universal de salvaguardar la libertad de expresión y el derecho a la información, aunque es necesario reconocer que hay quienes abusan de estos dos principios para generar ventajas en su favor.

El único camino que existe es la autorregulación derivada de principios y valores sociales, generando el convencimiento de que solo el respeto hacia los demás garantizará en reciprocidad el respeto hacia nosotros.

Por ello, se debe trabajar en la creación de una cultura del respeto del derecho de las personas e instituciones a tener un nombre honorable, confiable y con credibilidad, salvaguardando la libertad de expresión y el derecho del público a tener información veraz.

En un mensaje videograbado, la Presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), María Elvira Domínguez, expresó su convencimiento porque las temáticas del Foro sean una aportación para el desarrollo tecnológico de la comunicación que están viviendo sociedades como la mexicana.

Destacó que este Foro permitirá realizar un análisis y evaluación de qué sucede con dichas libertades en México y el mundo, y detalló que el uso de plataformas digitales permite a todas las personas comunicarse y expresarse, por lo que es necesario trabajar por la verdad, la libertad de prensa y la libertad de expresión.

En la inauguración del Foro se contó, en el presídium, con la presencia de Carlos Chávez de Icaza, Vicepresidente Ejecutivo de la Academia; Lorena Carreño, integrante de la Mesa Directiva, y Enrique Bustamante, Presidente del Consejo Consultivo de la AMDC.

SEM/em/sj

Comment here

Accesibilidad