AmbigúCOLUMNASMartha Elba Torres Martínez

El cinismo gansteril de Poncho; hasta el último día quiere hacer negocio

600 Vistas

Hace 20 años, el interino Carlos Macouzet ya había concesionado los puentes

Rapiña en los accidentes automovilísticos, la corrupción más gacha

Martha Elba Torres

SemMéxico. Cd. de México. 30 de agosto de 2018.-De veras que el cinismo gansteril del alcalde saliente de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, no tiene límites. No nada más hizo negocio con la obra pública y quiso endeudar por más de tres mil millones de pesos al municipio con la privatización del alumbrado público y el agua potable, sino hasta el final, a horas de que se vaya al carajo, pretendió concesionar los puentes peatonales a una empresa publicitaria.

Al presidente entrante, el morenista Raúl Morón Orozco, le dio el patatuz y de inmediato hizo público su exhorto, muy respetuoso, para que el Cabildo saliente no aprobara semejante aberración, por varias razones.

Primero, porque significa contaminación visual y está comprobado científicamente que distrae a los conductores de vehículos, y segundo, lo más relevante, es que la inmensa mayoría de puentes peatonales son jurisdicción estatal y muy pocos del municipio. Hay puentes como el de la salida a Salamanca, que es federal o el de Las Américas, que levantaron Los Ramírez.

Pero no es nuevo lo del trinquete que quiso hacer Martínez Alcázar, que por fortuna no ganó la reelección por sus conocidas transas.

En 2007, mientras el alcalde panista, Salvador López Orduña, estaba de licencia  -alega que nunca se enteró-, el último día de ese año y cierre de administración, los que se quedaron responsables del changarro, firmaron la concesión del usufructo de los puentes, a una empresa privada, con los que curiosamente estaban vinculados.

¿Quiénes fueron? El síndico y encargado del despacho, Carlos Macouzet Zamacona; Netzahualcoyotl Vázquez, entonces regidor y el empresario Eduardo Sánchez -hoy bien morenista porque hay que acabar con la corrupción- fue el que llevó la propuesta.

La concesión a KMedios, fue otorgada para 20 años, es decir, fenece este 2018 porque entró en vigencia en 2008, y por lo leonino del permiso, KMedios nunca estuvo obligada a contribuir a las arcas del municipio, y solo se comprometió a dar mantenimiento a los puentes, lo que nunca sucedió.

En 2008, ya como alcalde el priísta Fausto Vallejo, buscó echar abajo la concesión, pleito que le llevó mucho tiempo en el Tribunal de Justicia Administrativa. Finalmente cedió y nunca explicó porqué aventó la toalla. Alguna vez, su concejero jurídico, me contó que KMedios estuvo promoviendo amparo tras amparo.

En abril de 2015, con motivo de las elecciones federales y locales, el PRI rentó varios espectaculares en puentes peatonales, lo que provocó una controversia electoral, pues el PRD alegó que usaba mobiliario urbano para promocionarse.

Hoy Poncho, al vencerse esa concesión, quiso seguir con el negocio por 15 años, ahora con la empresa denominada Naranti.

Entiendo que el profesor Morón, con toda la experiencia política de altura que ha adquirido, no haya querido caer en esa actitud de rompe y razga que traen muchos morenistas. Ta´bien. Pero a partir de mañana sábado 1 de septiembre, tiene que hacer todo para ganarse la confianza y reconocimiento de las y los morelianos, pues 84 mil votos a su favor de un padrón que supera en el municipio los 550 mil electores, dice algo.

Hay un compromiso fundamental del morenismo y es contra la corrupción. Y Morón tiene la responsabilidad y el reto de combatirla, por eso debe limpiar la casa, porque ahora, como se mueva y hasta respire, todo cuenta para el 2021…

                                                                                              ***

Sí. Todos bien felices y contentos porque finalmente ya no habrá los súper salarios “de insulto” por arriba de los 108 mil pesos. Estoy súper de acuerdísimo que el nuevo Presidente este decidido y entorilado con acabar con la corrupción.

Pero si la corrupción en “los de arriba” ofende, la que se vive cotidianamente con “los de abajo”, no tengo ni la menor idea de cómo la va a combatir.

Esta semana me enteré de lo que vivieron dos amigos que lamentablemente sufrieron accidentes automovilísticos en carrera. Lo principal, salieron con vida. Pero terrible la rapiña de quienes precisamente fueron parte de su rescate.

Uno de ellos, pese a las lesiones que sufrió, estuvo consciente. Preocupadísimo, más que por su cartera, celular y joyas, encargaba en todo momento a quienes le apoyaban, su computadora. Nunca recuperó nada. Ofreció hasta 20 mil a “quien encontrara” su laptop. Nada. Nadie fue. Como dice mi santa madre: le salieron patitas a los cosas.

¿Cuántas personas que sufren una desgracia así, no viven lo mismo? Es la corrupción de abajo, de la que nadie habla pero se sufre. Qué pena que entre esos “ángeles” salvavidas haya ladrones…

                                                                                              ***

Y a ver, cómo sale Peña Nieto que ya se va, con que solo con cambios estructurales se combate la corrupción. ¡¿Y por qué jodidos, no los hizo él?! Tuvo seis largos años, y en lugar de atacarla, la solapó…

                                                                                              ***

Por cierto, ¿alguien se acuerda de los foros para la Pacificación y a Reconciliación?

Al de Torreón, el 9 de agosto, todavía fue Alfonso Durazo. En Acapulco, el 28, ya de plano no asistió y mandó como representante a Alejandro Encinas, quien estará en Gobernación y se encargará de la “Comisión de la Verdad” del caso Ayotzinapa. Tal vez por eso.

A estas alturas, López Obrador ya debe tener claro que nadie quiere perdón para los asesinos, violadores, secuestradores y descuartizadores de este país, sino justicia. A ver cómo.

Este septiembre va a haber un montonal foros para quien le interese ir: el 11, en Tijuana; 14, en Nezahualcóyotl; 18, Monterrey; 20, Saltillo; 25, Puebla y 27, Tlaxcala.

Están en marcha las consultas de educación y para decidir qué hacemos con las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), aunque nadie haya difundido una dirección electrónica para siquiera echar un ojo. Amlo, muy mono, invita a participar, pero no dijo en su video, cómo.

Entonces, así cómo. Es pura jalada. Pero contentos “los chairos” ¿no?…

Comment here

Accesibilidad