Ejecutivo

El papel omiso de la CODHEY

701 Vistas

Lorena Castellanos

SemMéxico. Mérida, Yucatán; 25 de abril de 2019.- El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez envió un oficio al Congreso de Yucatán, donde lamenta que las y los diputados hayan rechazado la iniciativa para legalizar el matrimonio igualitario, el pasado 10 de abril, y les exhorta a reabrir el tema para su análisis y discusión.

En el documento fechado el día 12 de abril, el Ombudsman señaló que la decisión de las y los legisladores que votaron en contra pudiera “tener como base consideraciones fundamentadas en prejuicios u opiniones personales homofóbicas y transfóbicas”, y recalcó que esta misma “vulnera el principio de igualdad y no discriminación” que se encuentran en el artículo 1° de la Constitución y en diversos tratados internacionales firmados por México.

Asimismo, criticó que la forma en que se realizó la votación en el Congreso, haciendo especial énfasis en que “los poderes del Estado deben representar la pluralidad y la diversidad con trasparencia en sus actos”, por lo que “deben erradicarse prácticas como las votaciones secretas y cerradas al momento de decidir y legislar temas públicos, como aconteció en el presente caso”.

En este sentido, González Pérez recordó que anteriormente, el organismo autónomo envió a esta Legislatura el oficio 20990, donde se agregan diversas consideraciones para que en ejercicio de su potestad soberana fueran tomadas en cuenta para evitar la persistencia de disposiciones discriminatorias y contemplar, entre otras cosas, los derechos al matrimonio igualitario, a la adopción con independencia de la orientación sexual de las personas adoptantes y al reconocimiento legal de la identidad de género.

Sin embargo, estas consideraciones fueron ignoradas por las y los integrantes del Congreso local, por lo que en el texto propone que se reabra el análisis de la iniciativa, retomando el contenido de la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde se concluyó que las leyes estatales que consideren que la finalidad del matrimonio es la procreación y/o que lo definan como la unión entre un hombre y una mujer, son inconstitucionales, pues atentan contra el derecho de autodeterminación de la persona y al libre desarrollo de su identidad.

Cabe mencionar que organizaciones civiles como REPAVIH, DCYDES, Miss Yucatán, Asociación Mexicana Yaaxche, UNASSE, Criterio Ciudadano, Igualdad Sustantiva y Alter Int, solicitaron la intervención de la CNDH, donde piden que esta institución aplique un recurso legal, ante la negativa del Congreso a las recomendaciones anteriores, y aunque la respuesta sigue pendiente, les fue enviado el citado documento para su conocimiento.

El papel omiso de la Comisión de Derechos Humanos en Yucatán (Codhey).

Independientemente de la solicitud mencionada con anterioridad, este miércoles, activistas LGBT y que luchan por los derechos humanos, en conjunto con las solicitantes de la Alerta de Género (AVGM), acudieron a las instalaciones de la Codhey para entregar un documento dirigido al presidente del organismo Miguel Sabido Santana.

En el oficio, las y los activistas exigen que la Codhey intervenga para exhortar al poder Legislativo a que vuelva a someter a discusión la iniciativa en el Salón del Pleno, pues señalan que la negativa violenta los derechos humanos y coloca a la entidad en desacato.

Adelaida Salas Salazar, quien es una de las solicitantes de la AVGM, aseguró que el Ombudsman está obligado a presentar un recurso o un oficio por esta omisión legislativa al Congreso, y explicó que tiene un plazo de ocho días para actuar al respecto, pues insistió que “es un derecho universal que se ha dejado de lado”.

Comment here

Accesibilidad