Mujeres

¡Enójate compañera!, dicen universitarias y anuncian paro

685 Vistas

* Mujeres Organizadas de la FCPyS denuncian agresiones

* Rechazan reelección del rector que no soluciona y no dialoga, dicen

Lorena Vaniezcot

SemMéxico, Cd. de México, 30 de enero 2020.- Con la expresión ¡Enójate compañera! ¡Enójate compañero! Inicia el comunicado que hoy emitieron las Mujeres Organizadas de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México y en el que anuncian que la Facultad ha sido tomada y permanecerá cerrada hasta que se resuelvan satisfactoriamente las demandas de todos los planteles.

“Las mujeres de la FCPyS no se quedarán calladas solo porque no es nuestro plantel el que fue afectado directamente. ¡Nosotras si sentimos la empatía de la rabia!”, y señalan que sus demandas “no son cosas que se deberían pedir, sino son cosas que deberían ya existir”.

Las Mujeres Organizadas de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales también denunciaron la reelección del rector (Enrique Graue Wiechers) “que continúa escudándose bajo sus comunicados que `condenan enérgicamente´ mientras no persigue soluciones y no dialoga con la comunidad universitaria. No lo queremos en la rectoría y es despreciable su reelección cuando la inconformidad del alumnado es latente con tantos paros de actividades, y que se haya reelegido en medio de movilizaciones que incluso exigían su renuncia”.

En el comunicado público se refieren a los diversos hechos de violencia de género que sufren las mujeres de la UNAM, en donde dos estudiantes, una mujer y hombre, han muerto.

Se refieren a la muerte del estudiante Jesús Gómez en el CCH Azcapotzalco, al reanudar actividades después de las vacaciones, “el segundo día de clases, un compañero nuestro murió en dichas instalaciones, debido a la negligencia médica del plantel y a la poca preparación que tiene la universidad para enfrentar las problemáticas de salad que se viven”.

Agregan que en la FCPyS ya ha habido alumnos que han señalado la falta de medicamentos y materiales médicos, así como de profesionales de la salud que puedan atender a la comunidad, y aquí retomamos sus exigencias.

Explican que aunque han realizado una marcha de protesta en su memoria y se entregaron pliegos petitorios en rectoría y otras demandas no han sido retomadas y accionadas.

Sabemos, agregan, que la universidad se ha comprometido a revisar protocolos, a dirigir más presupuesto a la salud y a capacitar a la población universitaria en cuanto a primeros amigos, pero como muchas otras de las promesas que nos ha hecho, no vemos los resultados. “Tuvo que morir otra persona para que comenzaran a tomarse en serio las demandas”

Reclaman que no fue suficiente que Aidee fuera asesinada en un aula del segundo piso del edificio P del CCH Oriente. No fue suficiente que sucediera el feminicidio de nuestra compañera Lesvy, no fueron suficientes los “suicidios” para que nuestra salud y seguridad fuera tomada en cuenta.

Denunciaron los ataques de porros en contra del estudiantado durante las tomas y paros que previamente han realizado en diversas escuelas de la máxima casa de estudios de México, además de hostigamiento de familias y titulares de las instituciones, sin que la policía de la UNAM intervenga aun cuando han estado presentes, “se han hecho de la vista gorda”.

Reprueban la detención arbitraria y entrega a la policía de Sharon Corales, quien fue acusada falsamente. Tampoco la universidad se hizo presente cuando tres mujeres de la Facultad de Filosofía y Letras fueron detenidas de manera arbitraria.

Evidencian que las autoridades y la supuesta “seguridad” del plantel de CCH Sur ha hostigado, revictimizado y culpado a una alumna que sufrió un ataque porril dentro del mismo plantel.

Por lo que aseguran que las autoridades universitarias encubren y propician la existencia de estos grupos que violentan e intimidan a la comunidad estudiantil.

Aseguran por ello que las autoridades de la FFyL y el mismo rector han sido incapaces de responder adecuadamente a las demandas presentadas por las mujeres organizadas de la Facultad.

En su comunicado también reprueban que se haya tomado la decisión de recalendarizar actividades aun sin haber resuelto la situación y agradecen el apoyo de algunos integrantes del profesorado de calificar con 10 a todo el alumnado.

“Reconocemos la lucha de las Mujeres Organizadas de la FFyL y de otros planteles de la universidad bajo toma o paro (Preparatoria 9, Preparatoria 3, Preparatoria 7, etc.), con demandas en cuanto a la violencia contra las mujeres. Apoyamos su resistencia y desaprobamos la poca importancia que se le da a esta temática dentro de la universidad, así como la ligereza con la que se toman las exigencias legítimas de estas mujeres en cuanto a su condición de vida y de estudio”.

De estos hechos se refieren a lo ocurrido el 7 de noviembre de 2019, cuando mujeres de esta universidad fueron agredidas en el anexo de la Facultad de Ingeniería, lo que no alcanzó un pronunciamiento de la institución, “solapando a los agresores machistas, dentro de su universidad machista y heteropatriarcal. Igualmente, recordamos el pésimo servicio de salud brindado a las compañeras que fueron heridas durante este atentado”.

Señalan que este miércoles hubo un nuevo atentado en contra alumnas de la FES Aragón en la que se plantó una bomba en su plantel de estudios. Por lo que demandan no permitir estas acciones y castigo a los culpables. Así como también exigen solución a las demandas de las mujeres organizadas en todos los planteles de la universidad de manera satisfactoria y beneficiosa para todas las mujeres en pie de lucha.

Por ello, reiteran su llamado: ¡enójate compañera! ,¡Enójate compañero! Enójate con todo, déjate sentir esa rabia que nunca te dejas sentir. Porque no estamos bien, esta universidad no está bien y nosotras nos rehusamos a permitir la cotidianeidad en un espacio que no es propicio para que aprendamos, un espacio que nos violenta y nos mata”.

SEM/lv/sj

Comment here

Accesibilidad