Impunidadviolencia

Familiares de personas desaparecidas en México y América Latina exigen a los estados garanticen la búsqueda e identificación

267 Vistas
  • Se reúnen en Guatemala convocados por el Comité Internacional de la Cruz Roja.
  • Familiares que emprenden la búsqueda de sus desaparecidas y desparecidos sufren extorsiones, amenazas e intimidaciones. Los recientes asesinatos en México son la cara más visible y dolorosa de la violencia que viven cada día.

Micaela Márquez

SemMéxico, Ciudad de México, 29 de agosto del 2022.- Las familias, principalmente las mujeres, ante la crisis actual de desaparición en el Salvador, Guatemala, Honduras y México exigieron a los gobiernos le den prioridad y garantías a la búsqueda e identificación de las personas desaparecidas.

En un pronunciamiento, dejaron claro que no abandonarán la búsqueda de sus familiares, así hayan desaparecido ayer o hace 30 años, en el marco de la Primera Conferencia Regional de Familiares de Personas Desaparecidas realizada en Guatemala los días 27 y 28 de agosto.

Por primera vez, 45 familiares de desaparecidas y desaparecidos que representan a 24 asociaciones de Centroamérica y México  se reunieron en un encuentro convocado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para intercambiar experiencias y fortalecer así sus procesos de búsqueda de sus seres queridos que desaparecieron por diversas circunstancias como migración, violencia armada y conflictos armados.

Olivier Dubois, jefe de la delegación regional y Salha Benzeghiba, jefa de la misión en Guatemala expresaron que no se pueden poner totalmente en su lugar, pero si pueden caminar juntas y juntos y tratar de entender.

Las personas que desaparecen son víctimas y también sus familiares. Necesitan conocer la verdad, saber dónde están y, en caso de encontrarles sin vida, recuperar sus restos para darles una despedida digna conforme a sus creencias y costumbres.

“El tema de las y los desaparecidos en la región, no es un capítulo cerrado ni un tema del pasado, al contrario es una problemática muy vigente que requiere respuestas», expresó Jérémy Renaux, coordinador del programa para personas desaparecidas y sus familiares para México y América Central del CICR.

De cara al Día Internacional de las Víctimas de Desaparición el 30 de agosto, los familiares, principalmente las mujeres, expusieron los retos que enfrentan, ya que además de asegurar la economía de sus familias cargan con la responsabilidad de buscar a sus seres queridos con sus propios recursos y riesgo de su integridad física y moral.

“Vivimos en un limbo permanente preguntándonos una y otra vez: ¿dónde están?, ¿estarán vivos?, ¿estarán muertos? Físicamente ausentes, pero siempre presentes en nuestra mente y corazón”.

“Por nuestra búsqueda o por exigir respuestas sufrimos frecuentemente extorsiones, amenazas e intimidaciones. Los recientes asesinatos de buscadoras y buscadores en México son la cara más visible y dolorosa de la violencia que vivimos cada día”.

Expusieron que padecen emocionalmente y en la salud física han desarrollado enfermedades crónicas a raíz de la desaparición de sus seres amadas y amados.

Además de otras consecuencias muy concretas como perder acceso de beneficios sociales al no reconocer el estatus de la desaparecida y del desaparecido, o hasta la perdida de sus casas. Así como la revictimización, criminalización o estigmatización de nuestros seres queridos por parte de la mayoría de las instituciones públicas, e incluso de la propia ciudadanía. Esta situación nos mete en un continuo ciclo de violencia que vivimos.

Los Estados tienen una deuda con aquellas personas que murieron sin saber qué ocurrió con su ser amado, que fallecieron sin verdad ni justicia. En la región, en específico en Guatemala, Honduras y El Salvador, no existe un marco normativo específico que reconozca y garantice los derechos como familiares.

Aún está pendiente de que Guatemala y El Salvador ratifiquen la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzada y que el Estado hondureño reconozca la competencia del Comité contra las Desapariciones Forzadas de la ONU para recibir peticiones individuales.

En México, gracias al impulso de las propias familias, se ha logrado dar pasos importantes con la aprobación de la Ley General en materia de Desaparición Forzada y Desaparición por Particulares (2018) y su progresiva armonización a nivel local. Sin embargo, mucho queda por hacer para asegurar su efectiva implementación.

Especifican que las familias de víctimas de desaparición durante los conflictos armados que incluso los buscan hasta en la tierra; las familias de personas migrantes Centroamericanas que recorren cada año el camino que emprendieron con la esperanza de encontrarlas y de encontrarlos; las familias que se organizan en bloques de búsqueda para exigir públicamente que se esclarezca la suerte y paradero de nuestros seres queridos; todas unidas queremos sumar fuerzas para buscar a nuestras y nuestros familiares.

La solicitud a los estados fue leído por María Emma Mora Liberato de Familiares de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos AC; Anita Zelaya Anita Zelaya, representante del Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos de El Salvador (COFAMIDE); Ramón Turcios Carrasco, Comité de Familiares de Migrantes desaparecidos del sur de Honduras, COFAMIDESUR, Flor Idalma González Andrés, representante del colectivo Oxlajuj Ajpop de Guatemala.  

  1. Impulsar—en conjunto con nosotras las familias y sociedad civil— marcos legales y políticas públicas de prevención, así como para la protección de los derechos de las personas desaparecidas y sus familiares, en particular los derechos a la verdad, justicia, reparación integral y garantías de no repetición.
  2. Garantizar la búsqueda eficaz, inmediata y en vida de las personas desaparecidas, con enfoque diferenciado que considere y contemple a las personas migrantes, mujeres, y niñas, niños y adolescentes, asegurando en todo momento una efectiva coordinación entre las diferentes instituciones del Estado y con la participación de las familias, incluido a nivel transnacional para fortalecer la búsqueda de las personas migrantes desaparecidas. Lo anterior incluye la creación, fortalecimiento e interconexión de bases de datos que posibiliten la localización e identificación de personas desaparecidas.
  3. Asegurar el trato digno de las personas fallecidas y su pronta identificación con base en métodos científicos (genética, odontológica, huellas dactilares) para dar certeza a las familias y que las regresen a casa en condiciones dignas.
  4. Brindar un trato digno a las y los familiares de personas desaparecidas y atención integral a nuestras necesidades -priorizando a niños, niñas y adolescentes- que entre otras son: recibir asesoría jurídica, atención en salud física y mental, apoyo para la educación, así como para una mejor protección a quienes realizan tareas de búsqueda
  5. También pedimos a la ciudadanía en general y a la comunidad internacional que reconozcan la problemática, se sumen a las exigencias de las familias y nos ayuden a visibilizar este grave flagelo que nos afecta a miles en la región y otras partes del mundo.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad