COLUMNASHallazgosRocío Fiallega

Hallazgos| Epifanía

235 Vistas

 Rocío Fiallega

SemMéxico, Ciudad de México, 24 de septiembre, 2022.- De pie en la playa, observo la respiración de Dios -el oleaje-, quiero entrar a ese sístole-diástole vital, pero estoy anclada en la arena con todas las lealtades que me atan a un destino que ya no es mío.

Puedo ver a lo lejos un yate, una balsa, una nadadora, que han entendido las leyes universales y las han hecho suyas.

Aquí mis pies, ¿dónde mi fuerza?

Quiero ser como quienes han entendido y pueden entrar al mar, son vasijas que se dejan llenar de luz para compartir; también son las personas que han utilizado su verticalidad para evolucionar en conexión divina.

Ahí está el oleaje, ¿cómo me desato?

Ya no quiero ese destino, tampoco los rituales, sólo la co-creación, ser criatura-creativa-creada-creadora, tengo la materia y la espiritualidad, no me falta nada.

Estas son mis manos, ¿cómo construyo?

Cada quien hace su propio viaje, y la vida nos va en ello, como si quisiéramos descubrir la madera, la cuerda, la rueda, el fuego, todo por primera vez, usando el libre albedrío y siempre buscando.

Estos son mis pies, ¿cómo empezar a caminar?

Eligiendo desde lo que necesito se abre la puerta de lo que quiero y deseo; lo único que tengo es mi respiración que ahora energiza mis pies para que salgan de la arena, un paso tras otro, hasta emprender la carrera hacia adentro.

Esta es mi creación, ¿ya no habrá miedo?

Trepada en mi nave, no importa la tormenta, todo me ha llevado a este punto para emprender el viaje. Días soleados y días de lluvia, emprendo la vida unida a la respiración de Dios.

Esta es mi convicción ¿dónde mi lealtad?

Mi lealtad habita paciente y alegre cuando no me traiciono, sigo perteneciendo, soy lo que soy.

Emprendo el viaje, ¿volveré?

Llegó la libertad, ya mi cuerpo, ya el mar, todo para confirmar que el tiempo no existe y la vida es eterna.

Comment here

Accesibilidad