Mujeres

Jornada por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer en Veracruz

288 Vistas
  • Sin avances, la Alerta de Género por Violencia Feminicida, emitida desde el 2016
  • Protestas por violencia vicaria y agresiones sexual en Universidad Veracruzana

Alba Alemán, Alba Valdez y Ana Alicia Osorio

SemMéxico/Téstigo Púrpura, Xalapa, Ver. 26 de noviembre de 2022.- En el estado de Veracruz se llevaron a cabo diversas marchas y protestas en la conmemoración del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Atrás quedaron los listones naranjas. Lejos quedaron los eventos oficiales. En esta ocasión se rayaron paredes, se gritó y se luchó.

Consignas como “Primero las mujeres, luego las paredes”, “Alerta, alerta que camina, la lucha feminista por América Latina”, “Me cuidan mis amigas, no la policía”, “Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente”, fueron algunas que retumbaron en ciudades como Xalapa, Veracruz, Poza Rica, Orizaba, Córdoba y Martínez de la Torre.

En la capital del estado, Xalapa, la movilización inició muy temprano. Un grupo de mujeres —con pañuelos morados y verdes— se colocaron en el centro de la ciudad con pancartas. A las 3 de la tarde inició una movilización de centenas de mujeres que marcharon desde el Teatro del Estado hasta Plaza Regina.

La Secretaría de Seguridad Publica desplegó un enorme operativo desde el mediodía, cercando comercios y la Catedral, para evitar que las mujeres rayaran algunas paredes. Un grupo conservador se colocó en la catedral para evitar que las manifestantes se acercaran; sin embargo, eso no las detuvo.

En Xalapa, las mujeres también se unieron a las movilizaciones internacionales para exigir la erradicación de la violencia de género. Las consignas: “La policía no me cuida, me cuidan mis amigas”, “No que no, sí que sí, ya volvimos a salir”, “Amiga, hermana, aquí está tu manada”, retumbaron en el acueducto, donde en un círculo las mujeres expresaron y denunciaron las violencias de las que han sido víctimas.

Por varios minutos sostuvieron el megáfono narrando sus experiencias, la gran mayoría envueltas en injusticias e impunidad por parte de las dependencias, como fiscalías que deberían procurar la justicia. En la Plaza Regina, previamente se realizaron actividades de bordado de pañuelos con nombres de víctimas de feminicidios y donde estuvo por varias horas el micrófono abierto para las mujeres.

Ahí señalaron que a pesar de las medidas como la Alerta de Género por Violencia Feminicida, que fue emitida desde el 2016, no ha habido avances en materia de justicia para mujeres, mucho menos la disminución de casos de feminicidio u otro de tipo de violencias.

Esta marcha fue también para visibilizar casos recientes de violencias que inclusive aún no son tipificadas en el Código Penal, como la violencia vicaria o casos de víctimas de feminicidio que se registraron este año y por la que aún no hay justicia.

En Veracruz resonó el grito de las mujeres: ¡Justicia!

En Boca del Río, las estudiantes de la Universidad Veracruzana (UV) salieron a pedir justicia por las mujeres y un alto a las agresiones sexuales, luego de los ataques que sufrieron dos estudiantes de la Facultad de Comunicación.

Vestidas de negro, pararon el tráfico del Boulevard Adolfo Ruiz Cortines hasta llegar a la entrada principal del campus UV región Boca del Río, para colgar mantas y pedir justicia para sus compañeras.

Las paredes de Radio UV fueron pintadas en solidaridad por la agresión de las estudiantes de la Facultad de Comunicación, región Boca del Río. “UV cuna de acosadores”, “Justicia para Isabel”, fueron algunas de las pintas que se leyeron desde anoche.

En el norte del estado, las manifestaciones se dieron por la tarde y noche de ayer. Decenas de mujeres se unieron a las exigencias de acciones efectivas para evitar más violencia contra mujeres.

En la zona de las Altas Montañas también salieron. Orizaba y Córdoba se inundaron de mujeres, quienes pidieron respeto a derechos sexuales, no más feminicidios y cero tolerancia a cualquier tipo de violencia.

Mientras en el Totonacapan fueron las cruces rosas y las velas las que guardaron las memorias de las mujeres que han sido arrebatadas. En Veracruz resuena el reclamo de justicia.

En la zona norte de Veracruz las mujeres también se unieron a la jornada por el #25N (foto: Marea Verde Totonacapan)

El Día Naranja, como también es conocido el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer fue decretado oficialmente por las Naciones Unidas en 1999; sin embargo, en América Latina esta fecha se conmemora desde varios años atrás, en honor a las tres hermanas dominicanas asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo, del que eran opositoras.

Desde hace algunos años existe este movimiento con el objetivo de visibilizar la violencia que sufren las mujeres y niñas en su entorno, y este día es utilizado para salir a las calles a manifestarse.

En el puerto de Veracruz, Grupos de feministas como la colectiva Colmena Verde, organizaron actividades en el centro cultural el CaSon, dónde ofrecerán pláticas a niñas, adolescentes y mujeres sobre cómo detectar la violencia, además de realizar bordados en memoria de las mujeres víctimas de feminicidio.

El estado de Veracruz cuenta con dos Alertas de Género, la primera por feminicidios y la segunda por Agravio Comparado, en el que la Comisión Nacional para Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) ha emitido una serie de recomendaciones al gobierno del estado y Fiscalía para la protección de las mujeres. 

Se manifiestan para exigir libertad de Elisa, víctima de violencia vicaria

Amistades de Elisa se manifestaron para exigir justicia y la libertad de ella y otras víctimas de violencia vicaria, quienes se encuentran detenidas por delitos fabricados para intentar quitarles a sus hijos e hijas.

Una amiga de Elisa indicó que el papá de sus hijos la acusó de manera falsa, y a través de abusos de autoridad lograron que fuera detenida y se le dictara prisión preventiva durante seis meses, en lo que duran las investigaciones.

“No hay pruebas, porque fueron delitos fabricados. Fueron todo con abuso de autoridad de contactos de familia del padre de los hijos de Elisa. Nosotros estamos pidiendo que las autoridades revisen su caso, que su caso no se quede ahí parado, que no se quede ahí, como de muchas mujeres más que hay detenidas en cárceles de México”, señaló.

Elisa es originaria de Veracruz y vivía en Playa del Carmen. El año pasado Elisa viajó a Colombia, pero cuando volvió, su pareja ya estaba viviendo con otra persona y no le permitió ver a sus dos hijos. Desde entonces inició el tormentoso proceso de denuncias.

Durante la solicitud de custodia de sus hijos, interpuso un recurso en el juzgado de lo familiar donde fue citada, pero al llegar la detuvieron y trasladaron a Quintana Roo acusada de corrupción de menores, argumentando que las hierbas aromáticas que tenía para sahumar eran dadas a fumar a sus hijos.

El padre de los hijos de Elisa es un doctor esteticista, Juan Eugenio, sobrino de la Magistrada del Poder Judicial, Bertha Inés Chávez Méndez, y primo de Jorge Alberto Chávez Méndez, quien se ha desempeñado como particular del secretario de Gobierno del Estado de Veracruz, Eric Patrocinio Cisneros.

Su amiga señaló que desde que llegó al Cereso, se dio cuenta que existen más mujeres que se encuentran detenidas para evitar que obtengan la custodia de sus hijos e hijas y de manera injusta.

Comment here

Accesibilidad