Impunidadviolencia

Justicia suave contra feminicida de Sheyla Denisse en Perú

2.445 Vistas

* Su madre expone la forma en que el Estado falla a las mujeres

* El peregrinar lleno de obstáculos institucionales

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Cd. de México, 6 de abril, 2020.- En impartición de justicia para mujeres, Perú no es la excepción, así lo muestra el feminicidio cometido contra Sheyla Denisse Torres Aguilar, de 19 años, estudiante de obstetricia en su país y cuyo victimario, su enamorado, solo tendrá que pasar 15 años en la cárcel y no cadena perpetua a pesar de que habría cometido el feminicidio junto con otros agravantes.

Su madre Magali Aguilar Cortez, narra a SemMéxico cómo la impartición de justicia no es favorable para las mujeres y, como suceden en otras naciones latinoamericanas, en su país el peregrinar en busca de justicia está lleno de obstáculos en su mayoría institucionales.

La mala integración de la carpeta de investigación y la pésima actuación de la Fiscalía que estuvo de acuerdo con el castigo, del personal de abogacía que le designó el Ministerio de la Mujer, así como su propia abogada particular impidieron lo que ella considera una injusticia total para su hija, pues Romario Aco Rodríguez, por su edad y a la admisión de culpabilidad recibió apenas 15 años de prisión.

Magali Aguilar Cortez se hace la misma pregunta una y otra vez: ¿Será suficiente para las autoridades que esté preso 15 años? Asesinó a mi hija, la violó y además se robó su celular para según él destruir la evidencia y dinero que hurtó de nuestra casa.

Un día antes, Romario había entrado por la fuerza a la casa y había violado a la joven estudiante de Obstetricia, esto no se lo contó a su familia, se lo contó a su amiga vía WhatsApp, revela su madre con dolor.

Sheila fue asesinada el 14 de marzo de 2018, hace poco más de dos años. Estaba sola en casa cuando Romario llegó a rogarle que volviera con él. Ella vía WhatsApp comentó a su amiga que estaba aterrada, que Romario quería entrar y que tenía miedo. Su amiga llamó a la policía, cuando las fuerzas de seguridad llegaron, su amiga ya estaba muerta, su cuerpo había sido lacerado.

Por ello, Romario Aco Rodríguez fue detenido de forma inmediata y fue beneficiado por la justicia por acogerse a la “confesión sincera” y a la conclusión anticipada del juzgamiento, tras la resolución judicial, el feminicida confeso apeló al Supremo Tribunal de Perú, pero fue desechada su apelación.

Sin embargo, Magali Aguilar sostiene que durante el proceso de investigación los policías ni las abogadas entregaron todas las pruebas que pudieron encontrar inexplicablemente, de ahí que para el juez ni para la Fiscalía hubo “saña” en el asesinato. ¿Te imaginas? Pregunta.

Como mujer y como madre de Sheyla Denisse Torres Aguilar no tiene temor en que se reponga la carpeta de investigación, pues considera que la investigación no estuvo completa, no se consideró el contexto de los hechos ocurridos un día antes del asesinato, un agravante más para Romario Aco Rodríguez, quien no debería pagar solo 15 años de cárcel sino los que realmente le corresponden. En ese sentido recordó que durante el juicio el Ministerio Público solicitó un castigo de 21 años 8 meses, lo que fue desechado por el juez.

Así con sólo 15 años de sentencia, Magaly Aguilar Cortez ve como insólito el hecho de que Romario solicitara a la justicia peruana que le rebajaran la pena, considerando que de acuerdo con las leyes de ese país, Romario pudo haber condenado a cadena perpetua ya que convergen varios agravantes que no fueron tomados en cuenta.

Los sueños de mi hija Sheyla Denisse se truncaron, no será más una obstetra como lo deseaba, en cambio Romario, su feminicida, saldrá de prisión con 34 años de edad para seguir su vida.

Cabe señalar que, aunque la tasa de feminicidio en Perú es considerada la más baja de la región (0,8 feminicidios por cada 100.000 mujeres), unas 149 víctimas, por los organismos internacionales, desde 2018, año en que fue asesinada Sheila Torres Aguilar, “esa cifra” inició un camino en ascenso, según la Organización de las Naciones Unidas. También se dio a conocer que en 2019, en total se cometieron 165 asesinatos de mujeres.

En 2011, Perú se convirtió en el sexto país de América Latina en tipificar el delito de Feminicidio con una pena carcelaria de al menos quince años, con la modificación al artículo 107 del Código Penal que aprueba la tipificación del feminicidio, anuncio que entonces se hizo un 25 de noviembre.

SEM/sj

Comment here

Accesibilidad