Mujeres

Kenia Hernández, 50 días en huelga de hambre en penal de Morelos

252 Vistas
  • Los delitos no son graves, por lo que no debería estar en prisión
  • Ella pide se garantice el debido proceso y cese el hostigamiento en su contra

Elda Montiel

SemMéxico, Cd. de México, 7 de diciembre 2021.- En demanda de justicia, que se garantice el debido proceso y que cese el hostigamiento en su contra, la defensora de los derechos humanos Kenia Hernández se mantiene en huelga de hambre desde hace más de 50 días en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 16, en el municipio morelense de Coatlán del Río, donde se encuentra en prisión preventiva desde octubre del 2020.

La Comisión de Derechos Humanos de Morelos A.C. nos señaló que, de acuerdo al abogado de la activista, Antonio Lara Duque, del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, si se aplica el Estado de derecho Kenia Hernández debería estar en libertad, pues los delitos por los que se le acusa no son considerados como graves.

De octubre a la fecha se le han iniciado siete causas penales, de las cuales cinco son del ámbito federal por obstruir las vías de comunicación (toma de casetas) y dos del fuero común, en el Estado de México.

Agregó el abogado que los próximos 15, 16 y 17 de diciembre son cruciales para su libertad, por lo que han pedido redoblar esfuerzos en redes sociales, en la denuncia pública, en la incidencia y en lo que puedan hacer para conseguir su libertad.

Hacen un llamado a dejar en libertad a Kenia Hernández a la Fiscalía General de la República (FGR), a la Secretaría de Gobernación, al Poder Judicial del Estado de México, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y al presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Lara Duque preciso que Kenia ha decidido mantenerse firme por el hostigamiento en que la mantienen desde que fue presa en octubre del 2020 en el penal federal de máxima seguridad número 16, en Morelos, luego de haber sido acusada de siete cargos por delitos presuntamente cometidos en fechas y lugares distintos, cinco de los cuales aún siguen vigentes.

Las acusaciones son principalmente por obstruir las vías de comunicación que corresponde al ámbito federal por la toma de casetas en protesta y a favor de las personas presas políticas, indígenas y mujeres. 

Las cinco causas penales federales, todas son susceptibles de establecer un acuerdo reparatorio, de acuerdo al Código nacional de procedimientos penales, por no ser delitos de alto impacto. Sin embargo “hay una cerrazón, particularmente por parte de Caminos y Puentes Federales (Capufe) y de la FGR, para mantener a Kenia en prisión”, ha dicho el abogado.

En huelga de hambre desde el 17 de octubre del 2021

La activista Inicio la huelga de hambre el pasado 17 de octubre al negarle la visita de un familiar a pesar de que cumplió con todos los requisitos.

Desde el pasado 1 de abril, la defensora denunció ante el juez de control que ordenó su prisión, que era víctima de tortura psicológica y de otros delitos. Kenia Hernández requiere ampliar su declaración, para lo cual necesita hablar con su defensor de manera presencial y no a través de elementos electrónicos que podrían ser intervenidos. Aunque ha buscado denunciar formalmente estos hechos, el personal del mismo penal se rehúsa a recibir y entregar sus oficios. 

El recuento de los hechos

Kenia Inés Hernández Montalván es una activista perteneciente a la organización Zapata Vive y Movimiento por la Liberación de los Presos Políticos del Estado de Guerrero (Molpeg) con actividad principal en la región de Costa Chica, a la que pertenece el municipio de Xochistlahuaca, de donde es originaria.

La activista fue detenida el 6 de junio de 2020 junto con tres adolescentes que la acompañaban en las inmediaciones de la caseta de cobro de la carretera Toluca-Valle de Bravo, conocida como La Hortaliza para demandar la liberación de dos jóvenes retenidos durante nueve meses en la comunidad de Buena Vista. Fue dejada en libertad el 11 de junio, luego de ser acusada de robo con violencia.

El 27 de septiembre del 2020, Kenia Hernández salió del estado de Guerrero, protegida por el Mecanismo Federal para Periodistas y Personas Defensoras de Derechos Humanos, debido a amenazas en su contra por parte de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero.

Kenia Hernández fue detenida nuevamente el pasado 18 de octubre de 2020, alrededor de las 20:00 horas, en el municipio de Amozoc, Puebla, por elementos de la policía ministerial de la Fiscalía General del Estado de México, cumpliendo una orden de aprehensión fechada al 3 de agosto de 2020. Tras la detención no hubo noticias de su paradero hasta la mañana del 19 de octubre.

El 25 de octubre del 2020 , la coordinadora del Colectivo Zapata Vive fue trasladada al penal de Acapulco, Guerrero. Sin embargo, la misma FGR reconoció que su vida corría peligro y se le traslado al Penal Federal 16 de Morelos donde permanece.

El 14 de enero de 2021, la defensora de derechos indígenas, políticos y de las mujeres fue notificada por la FGR de que se formalizó la acusación en su contra por el supuesto delito de ataques a las vías de comunicación.

En septiembre del 2021, en una llamada de telefónica desde el Cefereso número 16, la defensora solicita su traslado inmediato a otro penal dónde si le presten atención medica ya que teme por su salud, ya que se siente mal desde agosto y nunca hay un médico que atienda a las mujeres privadas de su libertad ni siquiera en la pandemia. 

El 17 de octubre del 2021 inicial la huelga de hambre.  

Las organizaciones que la acompañan son: Colectivo Libertario Zapata vive; Lesbobatukada Feminista Radical; Frente Popular de la Montaña; Movimiento por la Libertad de los Presos Políticos del Estado de Guerrero; Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero; Okupa Comunidad Guerrero Vive.

SEM/em/sj

Comment here

Accesibilidad