Ejecutivo

La CNDH fue un fracaso, por burocracia y dispendio: Rosario Piedra Ibarra

1.039 Vistas
  • La funcionaria enmudece ante la situación de la frontera sur y la contención a migrantes
  • Informa al Congreso  que reformará todo en esa Institución producto del neoliberalismo

Por Sara Lovera

SemMéxico. Cd. de México. 22 de enero de 2020.- La presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra anunció ante diputados y senadores que entre los asuntos prioritarios que planea atender será un programa para los asuntos de la mujer y de la igualdad, así como a dar seguimiento y participar en el mecanismo de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM). Así como poner en el centro escuchar y atender a las víctimas.

Al entregar su primer informe de gestión ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión enmudeció ante los periodistas que preguntaron sobre su posición acerca de los migrantes centroamericanos contenidos por la Guardia Nacional en Chiapas; mantuvo silencio ante los reclamos de la oposición de ¿dónde está la Comisión Nacional de los Derechos Humanos? que hizo el grupo parlamentario de Acción Nacional; no comentó nada sobre los anunciados cambios al sistema judicial donde, desde el PRI se dijo pondrían estar en riesgo los derechos humanos de la propiedad, el debido proceso y la libertad por el arraigo.

Y no criticó la falta de medicamentos, aunque informó que la CNDH en apenas 2 meses, hizo 16 recomendaciones a las instituciones de salud y a la omisión de las fiscalías de 9 entidades del país, entre las cuáles está la de Oaxaca. Aseguró que en dos meses de su gestión solamente se ha asesinado a un periodista.

La sesión fue difícil. Mónica Fernández Balboa, la presidenta de la sesión de la Comisión Permanente, tuvo que recurrir a su capacidad puesto que en el posicionamiento de los partidos se expresaron grandes críticas a lo que calificaron inactividad de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

El diputado Porfirio Muñoz Ledo, se puso de pie para pedir el uso de la palabra, con la intención de rectificar hechos, sin estar anotado en la lista de participantes, la senadora Fernández Balboa, conforme al acuerdo establecido para la presentación del informe de la CNDH, le recordó que no se autorizarían intervenciones distintas a las programadas, sin embargo, para evitar fricciones preguntó a la asamblea si aprobaba la intervención del legislador, propuesta que fue rechazada.

Los grupos parlamentarios mostraron su inconformidad por el uso de la fuerza en el caso de los migrantes detenidos por la Guardia Nacional para que no ingresaran a territorio mexicano en los pasados días.

Piedra Ibarra estuvo inmutable. Y empezó por el anuncio de 10 acciones para reorganizar a la CNDH ya que de 1999 a la fecha, fue una institución que encubrió a los presidentes de la República y no actuó frente a los poderes fácticos. Aseguró que en estas semanas, desde que llegó a la CNDH se han atendido todas las quejas recibidas y la institución ha girado 12 medidas precautorias para periodistas y defensores de Derechos Humanos.

La presidenta de la CNDH dijo que esa institución fracasó. Un fracaso que  ha sido muy costoso para las y los mexicanos, por su dispendiosa estructura burocrática que no ha respondido a las necesidades y expectativas ciudadanas ni se ha conducido con transparencia.

Eso, argumentó, supuso que las violaciones a los derechos como mínimas. Informó que se tienen registrados en 2019 48 mil 590 escritos de queja, y solamente se emitieron 99 recomendaciones, lo que tomando en cuenta el presupuesto recibido, resulta que las recomendaciones emitidas son muy costosas.

Además, sostuvo que el aumento en el número de agraviados de 64 mil 756 en 2015, a 173 mil 937 en 2019 con solo 11 mil 181 resueltos. Además, dijo, hay indicios de discrecionalidad, falta regulación, lo que condujo a mantener prácticas que permiten la conclusión irregular de casos y la invisibilización de derechos humanos.

Informó que aplicará un programa de austeridad, frente al dispendio como por ejemplo el hecho que de enero de 2015 y junio de 2019 la Comisión gastó más de 8 millones de pesos en comidas, reuniones y 537 viajes, 82 de ellos al extranjero,  en ese mismo periodo se otorgaron a la Oficina de la Presidencia viáticos por 1 millón 929 mil 490 pesos.

Para la responsable de la CNDH una parte importante de la violencia que vivimos tiene origen en la desigualdad que se da en el ámbito de su cumplimiento, aquella que vivimos todos los días y que culturalmente se ha naturalizado, lo que ha dado lugar a que muchas personas defensoras de estos derechos hayan sido objeto de ataque.

Frente a esto, la CNDH asumirá la promoción, respeto, protección y garantía de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales como eje central del análisis transversal y temático que lleve a cabo la defensa de todos los derechos humanos y también a la superación de las condiciones de pobreza. Igualmente trabajará para generar análisis del Presupuesto de Egresos con perspectiva de derechos humanos, que posibiliten anualmente insumos y propuestas necesarios.

También dijo que dará seguimiento a los asesinatos de 154 periodistas y a 21 desapariciones de ese gremio. Y ha promovido 16 quejas a las instituciones de salud, como a las fiscalías de 9 estados de la República por presuntas violaciones a los derechos humanos.

EL CONTENIDO DE SU DISCURSO

Esta mañana y durante 2 horas y media, presentó el informe anual de la CNDH, y ahí la presidenta del Senado, la  senadora Mónica Fernández Balboa  dijo que el informe será analizado por las comisiones de Derechos Humanos del Senado y de la Cámara de Diputados, en las próximas semanas, incluyendo las observaciones de las y los legisladores.

En un lenguaje sencillo, Piedra Ibarra anunció 10 acciones inmediatas y de planeación para reorganizar el trabajo de la CNDH, algunos cambios a su legislación para que actúe como una instancia verdadera en la defensa de los Derechos Humanos.

Para Rosario Piedra Ibarra en la CNDH  existe una inadecuada o insuficiente investigación de los casos, situación sostenida institucionalmente por años, con una baja en la emisión de recomendaciones mucho menor al número de violaciones denunciadas ya existentes.

Y desde su perspectiva hay falta de criterios públicos y transparentes de calificación, de integración y conclusión de expedientes de quejas que luego se desechan y producen remisión de manera discrecional, a veces incluso su subcalificación en casos de violaciones graves.

AYOTZINAPA

Dijo de la recomendación 15VG/2018  que aborda el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, dijo  que ahora no se puede calificar  su estado o nivel de cumplimiento, como el resto de las recomendaciones, porque la Oficina Especial del Caso Iguala determinó una forma diferente de clasificarlo, distinta a los supuestos que establece el reglamento interno de la CNDH, lo que de entrada llama la atención. Así que tendremos que estudiarla, valorarla en sus alcances en conjunto con los familiares de los desaparecidos, para encontrar las mejores maneras de avanzar en apoyo a sus demandas.

En su presentación se refirió a tres cosas sustanciales:  reformas administrativas, el recorte del 30 por ciento de los salarios a los visitadores; una exhaustiva reforma a la forma de trabajo en la CNDH y que se abocará a trabajar para las víctimas, “no desde el escritorio” y “con simples recomendaciones”, porque ahora la CNDH irá a promover los derechos humanos a campo, entre la gente, entre las víctimas y dejará de gastar dinero en estudios, diagnósticos y análisis, dando mayor importancia en difundir el sentido de los derechos humanos.

Consideró inútil a la CNDH no por las personas, sino por un problema estructural y de la concepción misma con la que se concibió a la comisión en los gobiernos neoliberales que la creó para escaparate de consumo del extranjero, para dar una imagen de derechos humanos favorable al gobierno,” pero no más que una pantalla”; organismo públicos  en apariencia autónomo pero estructuralmente diseñado con fines cosméticos, para administrar los problemas de los gobiernos en turno, esconder los abusos de poder y poner en la congeladora conflictos que no eran del interés de los gobernantes o que les resultaban incómodos.

PLAN DE REFORMA A LA CNDH

En una lectura de 15 cuartillas, destacó:

*Estamos revisando y renovando día con día las prácticas de la CNDH, respondiendo a vez su responsabilidad constitucional, resolviendo, atendiendo sin ningún retraso ni contratiempo, de tal suerte que los resultados están a la vista.  No hemos dejado de hacer un solo día nuestro trabajo.

*Se informa del último año de actividades, prácticamente de la pasada administración, con el principio de máxima transparencia y rendición de cuentas.

* Mi objetivo es el de fortalecer la institución y garantizar la continuidad del trabajo.

* Se trabaja en la reestructuración  de manera razonada y seria, pensando en el interés superior de las víctimas y de quienes están en riesgo de serlo.

* La reforma será para mejorar la atención a las víctimas y su capacidad de respuesta, para optimizar recursos y garantizar la eficacia y prontitud para recuperar la credibilidad de la institución y para actuar cerca del pueblo.

* Reducir el aparato burocrático, disminuir cuantiosos recursos, acorde con una visión del servicio público; como un deber ético el precepto de la eficacia y la probidad. Sindispendios, ni excesos, nos sometemos a la ley aplicando íntegramente la Ley Federal de Austeridad Republicana.

*Ya se retabularon los sueldos de los altos mandos, de manera que no hay en la Comisión ningún salario por encima del presidencial, tal y como lo mandata la norma.

* Se privilegia en el ejercicio del gasto la atención de las víctimas directas e indirectas. Con los recursos que se tienen podemos hacer más y mejor. Eso no puede traducirse en debilidad sino mejorar  recursos humanos y materiales.

*Los ahorros que propongo de un 30 por ciento,  aplicados prioritariamente en las visitadurías, en la Dirección General de Quejas y en la Subdirección de Registro y Clasificación: las Coordinaciones de Procedimientos Internos de las Visitadurías Generales, la Coordinación de Seguimiento de Recomendaciones y en todos aquellos programas que sean de apoyo directo a la investigación y seguimiento de los casos.

* Fortalecer al Consejo Consultivo para involucrarlos en las nuevas tareas con ideas innovadoras de potencia en su papel.

* Están en marcha   diez acciones inmediatas:

Uno. Abatir el rezago y emisión de recomendaciones para asegurar la eficacia de la Comisión, revisando los expedientes rezagados para atenderlos y darles curso de inmediato.

Dos: Revisión y ajustes al procedimiento de quejas. Muchastardan entre tres y cinco días en ser turnadas a las visitadurías generales,  porque  no existe un criterio para calificar una queja como urgente, dependiendo del criterio del servidor público que la recibe, on porque así lo manifieste el quejoso, lo que ocasiona que no se atienda con prontitud a aquellos que así lo ameritan.

Tres: Se privilegiará la capacitación y actualización del personal de las áreas sustantivas de la comisión para algo más que la profesionalización. Urge capacitación a los visitadores adjuntos en dos tipos de acciones: para la atención e investigación de los casos y sobre mecanismos alternativos de solución de controversias, como  la conciliación y la mediación para la solución pacífica de conflictos siempre y cuando no sean violaciones graves a los derechos humanos.

Cuatro: Revisión de los mecanismos de supervisión de las investigaciones, seguimiento de las recomendaciones y de la reparación del daño. Desde la Presidencia se creará un área específica para supervisar la adecuada investigación de los casos, los criterios usados en su resolución, a fin de que los precedentes puedan ser conocidos públicamente. Revisar la formulación de las recomendaciones y los proyectos de recomendaciones que se realicen en las visitadurías generales y la información resultante sobre la voluntad de las autoridades para reparar el daño.

Cinco: Incidir adecuadamente en las políticas púbicas en materia de derechos humanos, fortaleceremos los instrumentos idóneos para  las recomendaciones generales y los informes especiales.

Seis: Fortalecimiento del área de Atención a Víctimas, poniendo a su disposición más recursos humanos y materiales, indicadores específicos y monitoreados desde la oficina de la Presidencia de la Comisión

Siete: Combate a la impunidad y reducción de los tiempos de respuesta. No permitiremos que ninguna autoridad responsable de violaciones se sustraiga de la acción de la Comisión y que no existe un término máximo para emitir una resolución en un expediente de queja. Un asunto puede tardar hasta nueve años en resolverse, lo cual se agrava por la falta de colaboración de las autoridades o la lentitud para proporcionar la información solicitada mediante oficio.

Se creará un mecanismo de colaboración con las autoridades, con brigadas de trabajo y comunicaciones eficientes para agilizar la atención de los expedientes de queja. Se evitará una deliberada obstaculización en las investigaciones para proceder de forma efectiva contra las autoridades responsables.

Ocho: Fortalecimiento de las visitadurías generales, poniendo especial énfasis en el papel de los encargados de la atención a víctimas e integración de expedientes de que queja, porque actualmente invierten la mayor parte de las horas de trabajo en funciones administrativas que retrasan y obstaculizan las labores de investigación.

Se considerará la reestructuración del trabajo para mejorar la atención, según se trate de mecanismos alternativos de solución de controversias o de la investigación de casos. La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, el (CEAV), atenderá los casos y las víctimas, y se promocionará el conocimiento de la sociedad de cuáles autoridades trabajan para reparar el daño y evitar la repetición de las violaciones de derechos humanos.

Nueve: Todas las formas de acercamiento de las CNDH a las víctimas, además de contar con mecanismos más expeditos de acercamiento y acompañamiento a las víctimas, se crearán módulos itinerantes en todo el país, para trabajar por la plena accesibilidad. Necesitamos fortalecer, sobre todo, los mecanismos de atención de las mujeres, de los periodistas y defensores de derechos humanos, de los migrantes y de los pueblos y comunidades indígenas.

Diez: Protección de los Derechos Económicos y Sociales DESCA, porque  la Comisión ha sido débil, cuando no omisa en la defensa de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales del pueblo mexicano. 

Una nueva etapa para los Derechos Humanos según Piedra Ibarra

En esta nueva etapa y en el marco histórico que nos ha tocado actuar, consideramos prioritaria la defensa de estos derechos.

Adicionalmente se creará un área de promoción, con procesos de participación social más amplia en materia de derechos humanos. Necesitamos ir más allá del trabajo del gabinete y estar presentes donde la gente necesita que la defiendan y la cuiden.

El objetivo es llevar a la CNDH a los espacios de la población, en la vida cotidiana y construir un proceso pedagógico y epistemológico, que en verdad se refleje en una mayor consciencia de los derechos humanos entre los diversos sectores de la población mexicana. Con programas que acerquen los derechos humanos a los ciudadanos, que hagan más comprensible su entendimiento y caravanas itinerantes, en los cuales se llegue a las plazas, mercados, escuelas, grupos de reflexión,  establecer la colaboración interinstitucional con las escuelas de educación primaria y media, escuelas  con emergencia, centros de enseñanza, media superior y superior del país, para transversalizar el enfoque basado en derechos humanos en los programas de estudios y en la normatividad de las escuelas y universidades.

También se promoverá la difusión de información relevante sobre derechos humanos y los mecanismos para ejercerlos, a través de medios de comunicación convencional, alternativay de redes sociales.

Informó Piedra Ibarra que la mejor política de vinculación internacional es la vinculación con las víctimas al interior y la defensa de los derechos humanos de las y los mexicanos. . Para que los derechos humanos puedan ser una realidad es necesario que el Estado mexicano articule mejor los diversos esfuerzos que está haciendo de formas separadas. Para lograrlo será necesario promover encuentros, mesas de trabajo y reformas legislativas.

Propuso no recurrir a la contratación de expertos  externos para elaborar investigaciones, proyectos, planes o cualquier tipo de análisis y recomendaciones  y junto con todo esto vamos a simplificar los procesos administrativos internos.

No habrá viajes al extranjero, salvo aquellos que redunden en el beneficio real para las víctimas de nuestro país, porque queremos que la Comisión no se destaque por ser la más costosa de América latina o una de las más caras del mundo, como lo es hoy, sino por ser la más eficiente en su tarea.

Comment here

Accesibilidad