8 de Marzo

La lucha de Brujas del Mar es más fuerte; habla Arussi

379 Vistas
  • Forbes posicionó a Arussi Unda como una de las mujeres más influyentes en América Latina

Danytza Flores

 SemMéxico/Diario de Xalapa, Veracruz, Ver., 5 de marzo, 2022.- Arussi Unda recuerda que desde niña se cuestionaba las injusticias y las decisiones de las figuras de autoridad, su madre le recuerda que con regularidad era requerida por sus maestras a la escuela para que le llamara la atención.

Sin embargo, comparte que fue en la edad adulta, alrededor de los 21 años, cuando se comenzó a cuestionar de manera personal sus experiencias en temas de violencia de género, de las que había sido víctima en diversos ámbitos. Fue entonces que comenzó a involucrarse de manera cada vez más activa en el feminismo.

 “Ya de adulta, alrededor de los 22 y 23 años es un despertar porque percibe que había enfrentado violencia de género en diversos ámbitos. Esos cuestionamientos personales son los que la llevan a involucrarse en el feminismo”, relata. Hoy, a sus 34 años de edad, es considerada como una de las feministas más relevantes de la escena en el estado de Veracruz y en el país; su activismo la ubicó en la lista de las 100 mujeres más influyentes en América Latina de la revista Forbes. El reconocimiento, menciona, lo toma no solo como un logro personal, sino como la visibilización que existe hacía otras mujeres como ella que buscan luchar y abrirse paso para la erradicación de la violencia contra las mujeres. Actualmente dedica gran parte de su agenda personal al activismo al frente del colectivo Brujas del Mar, labor que combina con su profesión dentro de la comunicación, la mercadotecnia y la publicidad.

Eventualmente, desempeña su profesión como freelance, dentro del ámbito restaurantero, para generar ingresos que le permiten subsistir, al mismo tiempo realiza colaboraciones en diversas publicaciones feministas, uno de los trabajos más recientes que destaca es un tiraje especial para el sistema educativo del Estado de México sobre equidad de género.

Arusi recuerda que inicia una experiencia personal en el feminismo desde vivencias personales que la hacen cuestionarse la forma en la que era tratada por su círculo cercano de hombres; a partir de ahí conoce a más mujeres que coinciden que la violencia de género es un problema estructural, un problema que debe de erradicarse, la injusticia, la desigualdad y la violencia.

Es así como nace Brujas del Mar, primero como un lugar de encuentro para compartir experiencias, para adentrar a las mujeres llamadas a involucrarse en el feminismo. En ese entonces era un grupo cerrado de Facebook.

Colectiva Brujas del Mar ha logrado reconocimiento internacional. | Foto: Raúl Solís | Diario de Xalapa

Pronto, llegaron las solicitudes de ayuda de mujeres violentadas en su entorno y ella, junto con las demás administradoras del grupo de Facebook, buscaron las herramientas para auxiliar a quienes eran víctimas en algún sentido. “En ese mismo espacio las mujeres empiezan a pedir ayuda porque sufrían algún tipo de violencia, es así que quienes estábamos involucradas comenzamos a enviar algunas herramientas para atender estas denuncias, darles un acompañamiento en lo que nosotros podíamos”, detalla.

Es entonces que deciden llevar a Brujas del Mar al siguiente nivel y constituirlo como una colectiva feminista. Después de tres años aprendieron a generar una red de apoyo en el que comienzan a conocer a abogadas, psicólogas, albergues y refugios, a otras colectivas del país y de América Latina. Pronto se convirtió en un referente internacional en la defensa de los derechos de las mujeres.

La convocatoria del 8M

Las Brujas del Mar, narra Arussi Unda, comienza a tomar mayor notoriedad a nivel nacional, con la convocatoria del 9M, que llamaba a las mujeres a irse a un paro nacional de labores como protesta en el marco del Día Internacional de las Mujeres. El movimiento fue acompañado de una convocatoria a una marcha el 8 de marzo del 2020, en el que se tenía pensada la participación de unas 300 mujeres en el puerto de Veracruz, pero que finalmente tuvo una participación cercana a las 10 mil asistentes.

“Fue agridulce, por un lado, estuvo bien, obviamente la emoción de ver a tantas mujeres identificándose con la causa, dándose cuenta que la violencia no era normal, cuestionándose más cosas, pero sobre todo reclamando lo que nos merecemos, que es justicia, seguridad, buenos sueldos y trabajos dignos”, expresa.

Para Arussi la marcha y el movimiento del 9M fue un momento invaluable, ya que sirvió para unir a mujeres de diversas ideologías políticas y estatus sociales, en un país que se encontraba para ese entonces polarizado en diversos pensamientos. Desde entonces, las Brujas del Mar comenzaron a trabajar activamente y a ser consideradas en diversos eventos y problemáticas a nivel internacional, con aportaciones en otros estados de la República y en el extranjero.

Paradójicamente, Arussi Unda afirma que, dentro del estado de Veracruz, siguen sin tener mayor incidencia, debido a la cerrazón que encuentran entre autoridades del gobierno en sus diversos niveles.

No puede ser posible que aquí en nuestro estado, en donde nosotras salimos, siendo nosotras un colectivo con una actividad importante en el país, el estado en el que nosotras nacimos sea el lugar en donde menos incidencia tenemos, porque se nos cierran los espacios, porque no encontramos el apoyo”, dice.

Sin embargo, en general la activista afirma que no existe una agenda de género por parte del Gobierno Federal, Estatal o Municipal que sea estructural, salvo en pequeñas excepciones que se convierten en esfuerzos aislados de feministas dentro del poder.

“En México con sus muy limitadas excepciones no hay una agenda de género y en Veracruz menos, porque podría rescatar a una u otra mujer de Morena que está tratando de incluir la agenda feminista desde a dentro del partido, pero no lo logran porque es difícil y en Veracruz es nulo”.

Y aunque se tienen avances importantes, como en la despenalización del aborto y la Interrupción Legal del Embarazo, considera que falta camino por recorrer y las Brujas del Mar seguirán alzando la voz y luchando hasta erradicar todo tipo de violencia contra las mujeres.

“Sigue siendo bastante cuestionable que el Estado no está proporcionado gran cosa, la clínica para abortar que tenemos en el estado de Veracruz sigue siendo privada, un aborto en esa clínica cuesta alrededor de 5 mil pesos, básicamente no veo que la cosa cambie, porque la despenalización más que nada era para quienes no podían pagar 5 mil pesos para abortar en la Ciudad de México”, comenta.

Comment here

Accesibilidad