Congreso

La vía hacia la paridad cualitativa es un camino sin retorno: Robles Barajas

380 Vistas

* Destaca diputada las 40 modificaciones legales con Perspectiva de Género

* El Ejercicio del poder público, que ya no puede ser, ni debe ser vertical ni autoritario; ni excluyente, androcéntrico o machista

Redacción

SemMéxico/BillieParkerNoticias, Veracruz, 28 de octubre, 2021.- La diputada morenista Mónica Robles Barajas afirmó que aún les falta a las mujeres diputadas autonomía en sus decisiones y, en ocasiones, independencia con respecto a sus bancadas para acordar lo necesario e impulsar las reformas que profundicen el avance en la garantía los derechos de las mujeres, las niñas, y los colectivos LGBTTTIQ.

“Ser parte de la primera Legislatura Paritaria en Veracruz nos deja muchas reflexiones y desafíos porque persisten resistencias, atavismos, violencias, costumbres patriarcales y hábitos sexistas en las leyes y en la gestión institucional que debemos combatir y eliminar y, sólo lo lograremos, agrandando la amplitud del movimiento feminista y la organización de mujeres, debidamente capacitadas en los temas y derechos que nos atañen y convencidas de que, en nosotras y sólo en las mujeres, está impulsar y reforzar el cambio y la solución”, dictaminó en su participación.

Durante la presentación del libro “El camino de la Paridad Legislativa en el Congreso del Estado de Veracruz”, de Mónica Mendoza Madrigal, la diputada destacó no solo la importancia del texto de consulta como lectura obligada, “que nos permite comprender mejor la travesía de las mujeres políticas, en el océano de los Derechos fundamentales, donde aún hay tormentas que tenemos que desafiar”, además la necesidad de construir una nueva cultura institucional para una democracia paritaria.

“Necesitamos mayor Sororidad entre nosotras, profundizar en conocimientos y acciones en materia de Perspectiva, Paridad e Igualdad de Género. Requerimos construir una nueva cultura institucional donde los procesos de toma de decisiones reflejen una coexistencia respetuosa en igualdad de condiciones entre diputados y diputadas, donde imperen todos los derechos para todas las personas, y sin dejar a nadie atrás”.

A juicio de la diputada local recién se ensaya una Legislatura paritaria, que si bien ya se ha alcanzado en lo numéricos, está claro que no basta con un incremento cuantitativo de mujeres en espacios de decisión, es imperativo su participación se refleje también cualitativamente, porque la paridad numérica, no garantiza la conciencia de género.

Robles Barajas señaló que ojalá que las nuevas diputadas retomen esta hoja de ruta, porque esta transformación es y debe ser continua y ascendente, dijo en referencia a la Agenda Legislativa de Género.

La legisladora consideró como un pendiente del movimiento feminista hacer que la sororidad, la igualdad de género y nuestros derechos, se conviertan en acciones. “Nacer mujer, ser mujer, no es el pase automático para definirse feminista o defensora de los derechos de las mujeres. Pero podemos rectificar”.

“Es necesario expandir las conciencias para comprometernos con nuestra misión transformadora, la importancia de nuestra participación en el movimiento de mujeres, la responsabilidad histórica que implica acceder a espacios de toma de decisiones y actuar en congruencia, sin simulaciones”.

Llamó a predicar con el ejemplo y abrir las puertas para que las mujeres de otras generaciones continúen la causa y tengan oportunidades de liderar, decidir y proponer, que mejoren lo que hemos avanzado, corrijan lo que permanece discriminatorio y desigual e innoven y actualicen.

La secretaria de la Comisión de Vigilancia en la LXV legislatura dijo que el sendero de la Paridad Legislativa es gradual y sinuoso, sin embargo, el saldo es positivo y alentador; pero todavía no podemos cantar victoria, advirtió al señalar que esta “causa sigue”.

La también presidenta de la Comisión de Seguimiento a la agenda 2030 dijo que a partir de la conquista del sufragio de las mujeres, hace 68 años, se engarzó una cadena de esfuerzos y acciones de miles de mujeres pioneras, defensoras de nuestros Derechos Humanos. 

Hoy trabajamos por la dignidad y libertades, la Igualdad de género y justicia; inclusión plena y el empoderamiento económico; la perspectiva y la paridad de género, indispensables en nuestra vida democrática. 

Estamos determinadas a erradicar la discriminación, la impunidad, la revictimización y la omisión institucional que lamentablemente todavía sufren y amenazan a las niñas, adolescentes, mujeres, indígenas, y migrantes en nuestro país y estado.

Camino sin retroceso

Robles Barajas afirmó que las vivencias y aportaciones que sus compañeras expresaron en la presentación del libro, se constata que la vía hacia la igualdad sustantiva, la paridad y una vida sin violencia “es camino sin retorno; es avance sin reversa; es un proceso sin retroceso”.

Destacó la experiencia de ser parte de la primera Legislatura Paritaria en la historia política de Veracruz, que las ha obligado a repensar que, siendo mujeres, más allá de intereses de grupo, partidos, colores e ideologías, su deber primario con su género y con sus requerimientos y derechos.

Aseguró que eso las compromete a ser congruentes, empezando por utilizar, fomentar e incorporar para corregir, el cuerpo de la legislación vigente, con el lenguaje incluyente “que destierre toda letra, frase y mandato que nos excluya, discrimine o invisibilice”.

Los logros

La legisladora dijo que en la 65 legislatura se impulsó la aprobación de reformas al Código Civil con más de 50 modificaciones, que garantizan el imperio de un Derecho Familiar más igualitario, innova instrumentos jurídicos como el Divorcio Incausado, la Pensión Compensatoria, y se reconoce el concubinato como una figura similar al matrimonio; la figura de Custodia Compartida; Alimentos y se atenpone el Interés Superior de la Niñez.

En el Código Penal se modificó el capítulo denominado “Violación a la Intimidad Sexual”, conocida como Ley Olimpia, reforma que dos años después se extendió en materia de Violencia Digital y Violencia Mediática, que ayer mismo se aprobó en el Pleno.

Se elevó a rango constitucional la Paridad de Género y se reformó el Código electoral local en materia de Violencia Política contra las Mujeres en razón de género, que la establece como causal de nulidad de las elecciones.

De las reformas al Código Penal citó la ampliación de supuestos o circunstancias agravantes de la penalidad para los delitos de violación y pederastia, así como el incremento de las penas de prisión para los delitos de acoso sexual y hostigamiento sexual; en la Ley estatal para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, se logró la paridad salarial; también establecer un perfil profesional y una capacitación adecuada para atender a víctimas de violencia; en la Ley estatal de Salud se incorporó la perspectiva de género para erradicar violencia de género en instituciones médicas.

En materia de la Ley de Acceso se garantizó que la FGE cuente con fiscales especializadas que atiendan de manera exclusiva los delitos de género y de violencia familiar cuando la víctima es niña o mujer. También, en la Ley que crea el Instituto Veracruzano de la Mujer se aprobaron mayores atribuciones.

Y dos nuevas Leyes: La de los Derechos de las Personas Mayores, que incorpora la Perspectiva de Género por vez primera y la de Declaración Especial de Ausencia por Desaparición de Personas, que garantiza Justicia y Reparación a las víctimas indirectas de este crimen. Así como la reforma al Código Penal que, “tras intenso debate fue aprobada el 20 de julio pasado, el día en que las veracruzanas hicieron valer sus derechos sexuales y reproductivos y que mandata que antes de las doce semanas, las mujeres podrán decidir si quieren o no continuar con su embarazo de manera voluntaria”.

En resumen, se lograron aprobar más de 40 modificaciones legales con Perspectiva de Género y haciendo valer los Derechos de las Mujeres y Niñas, en consonancia con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5, Igualdad de Género de la Agenda 2030.

SEM-BPN

Comment here

Accesibilidad