Impunidadviolencia

Liberan a violador sexual al suplantar identidad de la víctima, en Oaxaca

745 Vistas
  • FGEO y TSJEO hacen caso omiso y no ha separado del cargo al funcionariado. 
  • El juez que liberó al inculpado ha dejado libre a otros delincuentes.

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Oaxaca, 24 de octubre del 2022.- «Pijy» doblemente víctima de las autoridades de justicia de Oaxaca, primero le negaron el acceso a la justicia tras sufrir violación sexual cuando tenía 15 años y nueve años después, ha sido víctima de suplantación de personalidad, para que el victimario Plácido “N” obtuviera recientemente la no persecución del delito que le fue imputado y fuera sobreseída la carpeta de investigación 210/2013.

En conferencia de prensa, el defensor de derechos humanos, Joaquín Galván, hizo un recuento y señaló a las y los funcionarios públicos de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) y del Tribunal Superior de Justicia del Estado Oaxaca (TSJEO) que han violado el derecho a la justicia, la verdad y la reparación del daño a Pijy -palabra en Ayuujk que se usa para denominar a una «flor», y que ella escogió para simbolizar, representar y proteger su identidad de mujer ayuujk-.

Señaló que solicitarán una fiscalía especial para este caso, que la carpeta de investigación sea atraída por la Fiscalía General de la República, así como la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, ONU y de ONU-Mujeres. Así como acciones legales contra el funcionariado que ha intervenido, ya que este caso “sienta un precedente terrible y criminal en el sistema mexicano de acceso a la justicia”.

La víctima originaria de San Juan Mazatlán Mixe, víctima de violación a los 15 años, ahora nueve años después es víctima de un sistema violento, racista, discriminatorio y machista, por lo que acusó de manera directa al exfiscal de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez y al actual fiscal de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, quienes nunca ejecutaron la orden de aprehensión contra Plácido N, agresor sexual de Pijy, “un militante que presume ser de Morena”.

Ante esa no acción legal por parte del juzgado de control de Matías Romero, acudió a la fiscalía local de esa población en el Istmo de Tehuantepec para verificar el estado de su carpeta de investigación y fue informada por el ministerio público local de nombre, Pedro Fierros Zárate, que su caso había sido sobreseído y la orden de aprehensión cancelada por parte del Juez de Control: Omar Morales Simón -el mismo juez que en 2018 no vinculó a proceso a un presunto implicado en un triple asesinato ocurrido el 2 de junio de 2018 en Juchitán de Zaragoza, en el fueron víctimas María del Sol C.J., Pamela T.P. y Adelfo J.G.-

Lo anterior, le explicó el fiscal Fierros Zárate, porque Pijy había comparecido en una audiencia el pasado 20 de septiembre, señalando que la denuncia contra Placido «N» era falsa, que no había sido violada y que incluso, ella se había casado con el agresor, por lo que habría solicitado que la orden de aprehensión contra Plácido “N” fuera cancelada y la carpeta de investigación sobreseída.

Tras la audiencia, tanto el juez Omar Morales Simón, como el fiscal, Pedro Fierros Zárate obraron en dicho sentido en favor de Plácido N. Ninguno de dos verificaron que quien lo declaraba y solicitaba efectivamente era la víctima.

En cambio, Pijy, quien ya presentó acción penal por suplantación de identidad, mostró que la fotografía de la identificación que fue presentada no corresponde a ella, pero si han suplantado sus datos personales. La persona que se prestó a suplantarla es Karla “N”, actual pareja sentimental de su agresor.

Joaquín Galván consideró insultante la negligencia o acto de corrupción del juez Morales Simón y del fiscal Pedro Fierros, así como de las instituciones que ambos representan como lo es el Poder Judicial del Estado de Oaxaca y la Fiscalía General del Estado de Oaxaca.

“Después de todo lo sufrido por la víctima en su búsqueda de justicia y por recuperar su estabilidad, Pijy vuelve a ser víctima ahora de estas instituciones y nadie quiere aceptar su responsabilidad”, dijo el defensor quien apunta que desde que septiembre pasado “las dependencias guardan un silencio y un mutuo encubrimiento”.

Por otra parte informó que la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca inició una investigación de oficio sobre lo acontecido abriendo el expediente DDHPO/043/RIJ(10)/OAX/2022 para que las autoridades involucradas rindan un informe sobre lo acontecido con el caso de Pijy.

El defensor de derechos humanos lamentó que juez Omar Morales Simón continúe en el juzgado, cuando aún tiene que resolver la continuidad del proceso contra Placido. Debe ser removido -por lo menos provisionalmente-, para garantizar un proceso adecuado con un juez distinto en lo que se resuelve los alcances de su responsabilidad.

Morales Simón ha diferido las audiencias que ha solicitado Pijy para reponer la orden de aprehensión, desgastando más a la víctima y contra toda transparencia ha dispuesto arbitrariamente que las audiencias sean privadas, quitando el control y la vigilancia social a sus acciones y decisiones jurisdiccionales ya de por si dudosas y cuestionables, dice Galván.

La FGEO se han limitado a mantener un contacto con la víctima a través de la vicefiscalía regional encabezada por Liliana Carmen Barojas Martínez, pero se han negado a promover distintas acciones necesarias para garantizar una atención integral a Pijy. Barojas Martínez ha negado a Pijy, como es su derecho como víctima, la entrega de los videos y audios de la comparecencia del 20 de septiembre pasado, donde se suplantó su identidad.

En ese sentido, Joaquín Galván sostiene que, la vicefiscal del Istmo, “trata de ocultar un material importante que demuestra el nivel de negligencia o abierta corrupción de las instituciones involucradas y evitar manchar más su imagen, pues tienen miedo de quedar evidenciados ante la sociedad”. Tampoco han explicado la forma en que ejecutarán la investigación sobre su Fiscalía en Matías Romero ni han solicitado que las audiencias sean con un juez distinto.

En la conferencia de prensa, Galván expuso que esta violencia institucional afecta y revictimiza a Pijy, además de obstaculizar el derecho humano de acceso a la justicia, “sienta un precedente terrible y criminal en el sistema mexicano de acceso a la justicia”.

Pijy, quien ha esperado la justicia por nueve años, debe esperar aún más tiempo para que la justicia sea realidad, en tanto su agresor Plácido “N” continúa en libertad, presume de ser arropado políticamente, “por Morena”.

También se denunció que el titular de la FGEO, Arturo Peimbert Calvo no ha recibido a la víctima, “no le ha dado la cara a Pijy, eso que dijo al entrar a su cargo, que buscaría a las víctimas y no las víctimas a él”. Señaló que la impunidad persiste, como en el feminicidio de otra mujer ayuuk de nombre Fanny Guadalupe.

Entre sus peticiones exigen la restitución inmediata de la orden de aprehensión contra Plácido N, el agresor sexual de Pijy. La suspensión del juez de Matías Romero Omar Morales Simón ante su posible responsabilidad en el hecho de suplantación de identidad por parte de Karla N, misma situación en la que se encuentra el fiscal Pedro Fierros Zárate.

Y cuando llegue el momento, pedirán reparación del daño, disculpas públicas y garantías de no repetición de parte de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca y del Poder Judicial del Estado de Oaxaca.

En su momento Pijy habló sobre la impunidad que le ha sido otorgada a su agresor sexual cuando ella solo tenía 15 años de edad, lo que muestra corrupción y negligencia por parte de funcionarios como el juez de Matías Romero y de la Fiscalía, quienes se supone, deberían defenderla.

Señaló que hay razones suficientes para no confiar en el funcionariado de Oaxaca, más aún cuando su agresor tiene contactos dentro de la Fiscalía y le advierten todo, además de pretender culpabilizarla de haber sobreseído la carpeta de investigación.

La joven ayuuk exigió justicia y descartó que se trate de un hecho “político”, dijo en su breve intervención.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad