Mujeres

Lista la Guía sindicalista, por igualdad y oportunidades

364 Vistas
  • Se aportan elementos bases para que cada sindicato construya su propia herramienta para el avance de estas condiciones y la no discriminación.

Guadalupe Romero

SemMéxico, Ciudad de México, 27 de julio del 2022. – El sindicato además de ser parte de la democracia, es la búsqueda por mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras que representan y que forman parte de los más diversos centros de trabajo, cita la Guía para un plan de igualdad sustantiva en los sindicatos, de Alma Clarisa Rico Díaz e Inés González Nicolás.

El documento también es ofrecido, por sus autoras y la Fundación Friedrich Ebert en México, como un Plan de Igualdad Sustantiva en los Sindicatos, y contiene las principales ideas que las mujeres sindicalistas consideran importantes para el avance democrático de estas organizaciones.

Esta propuesta es la suma de experiencias que a lo largo de años de trabajo sindical y de luchas han acumulado las mujeres sindicalistas en el país. Se aportan elementos bases para que cada sindicato construya su propia herramienta para el avance de la igualdad y la no discriminación, proponen Rico Díaz, feminista, doctora en Derecho, especialista en igualdad y temas laborales, e  Inés González, sindicalista, feminista, y coordinadora del Diálogo Sindical y de Género de la propia fundación.

A partir de la reforma laboral de 2019, las directivas de los sindicatos deben tener representación proporcional de género. Una consideración más que metodológica parte de reconocer que la igualdad jurídica debe de ir acompañada de igualdad de oportunidades y de la igualdad en los resultados de toda acción para conquistar la igualdad sustantiva de las mujeres en todos los ámbitos de la vida, incluyendo el sindical.

Por lo anterior, la Guía recomienda que “cada grupo de compañeras, secretaría de género o el comité en su conjunto retome parte de los ejes temáticos, incorpore otros y decida los reactivos y los elementos a verificar para cada eje… Nadie mejor que las integrantes del propio sindicato para establecer y adaptar la presente Guía a su propia realidad sindical”.

El trabajo además sugiere la lectura de otros ejemplos de esfuerzos de sindicatos en el mundo, de esa manera se amplía la información y visión para cada tema. Como lo dicho, a mediados de julio pasado, en la “Jornada Sindical, Futuro del sindicalismo de la aviación: reflexiones del pasado, desafíos del presente”, en donde se habló de la larga historia de participación femenina en agrupaciones sindicales, “tan larga como la lucha de las mujeres por sus derechos y su autonomía”.

La huella histórica

“Desde el siglo XIX, dentro de la causa liberal, se organizaron para la defensa de sus derechos como trabajadoras en las incipientes organizaciones obreras.. A principios del siglo XX, las mujeres -cosechadoras de tabaco y obreras textiles- tuvieron una enorme influencia en la creación de los primeros Círculos Obreros en Orizaba, Veracruz, que derivaron posteriormente en la creación de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM)”, se mencionó en la Jornada Sindical.

En el recuento, se habló de las empleadas de comercio y de la industria alimentaria que participaron en las luchas obreras de los años 30 y en la formación de las nuevas organizaciones como la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

“En los años 80 durante el ascenso de la lucha obrera, en las movilizaciones se destacaron por su afán para democratizar las organizaciones sindicales -el caso del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana es emblemático– o en la creación de otras –como fue el Sindicato de Costureras 19 de septiembre 1985-; esto indica que las mujeres actúan con espíritu de clase y creen en las organizaciones sindicales.”

Así se retoma en la Guía, y se agrega que en los estatutos sindicales se lograron establecer cuotas de género, ante el hecho de que estas organizaciones siguen dirigidas mayormente por hombres, aun en empresas o instituciones donde las mujeres trabajadoras son mayoría.

La Guía, subrayan Rico Díaz y González Nicolás, busca ser una herramienta para generar un plan de trabajo que defina los pasos para transitar hacia los cambios necesarios para una igualdad sustantiva en los sindicatos.

La creciente participación económica de las mujeres, así como su mayor índice de sindicación pueden ser una alternativa viable para atender el déficit democrático en los sindicatos y cerrar la brecha entre la democracia sindical y la democracia política, así como para la apertura y modernización de los sindicatos.

Del derecho a la organización

Pero además, se lee en el trabajo, “es vital combatir los estereotipos de género que minusvaloran el trabajo de las mujeres a partir de los cuales se generan desigualdades en sus ingresos y prestaciones y las hace objeto de tratos discriminatorios; las afecta en sus derechos, su patrimonio, su bienestar, su acceso a una vida sana y de calidad actual y futura, ya que disminuyen sus pensiones y sus años de vida saludable, lo que cancela una vejez digna”.

Sin ser privativo de México, la agenda 2030 de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible, con sus tres dimensiones social, económica y ambiental, da cabal importancia al diálogo social como instrumento de gobernanza y reconoce a los sindicatos una función social histórica contra la pobreza, la desigualdad, la discriminación y la precariedad laboral.

La política de género en los sindicatos implica verificar que existan instancias de representación de las mujeres sindicalistas, comisiones específicas y que se transversalice la perspectiva de género en los estatutos, en los contratos colectivos y en todas las negociaciones con las empresas, y para eso está la Guía, para contribuir en este conocimiento y derecho.

“La igualdad sustantiva en la vida laboral de las sindicalistas debe construirse desde la selección, promoción, formación y desarrollo profesional, hasta la igual retribución por trabajo de igual valor, las políticas para el balance entre vida personal y trabajo, la libre participación y representación sindical”, argumenta y guía en el trabajo de Alma Clarisa Rico Díaz e Inés González Nicolás.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad