Mujeres

Los feminismos tienen que redefinir acciones en los tiempos de violencia y retroceso en los derechos ya ganados: IX Foro Feminista

309 Vistas
  • La importancia y los retos de una agenda feminista para erradicar el sistema patriarcal y las violencias machistas contra todas las mujeres, niñas y adolescentes” tema que dio la participación de las colectivas latinoamericanas como Fos Feminista, el Frente Feminista Antimilitarista de Colombia y las Brujas del Mar de México.

Elda Montiel

SemMéxico, Ciudad de México, 11 de octubre del 2022.- Las feministas todas, las generaciones recientes y las de las luchas históricas están conscientes de que se tienen que redefinir acciones ante los embates del sistema patriarcal, autoritario y regresivo, que insiste en dejar en letra muerta los avances logrados en los derechos económicos, políticos y sociales de las mujeres, expresado durante el IX Foro Feminista organizado por la Red Nacional de Refugios.

Las más jóvenes, las de las colectivas desde la realidad demandan una revolución porque no entienden una democracia que no escucha a las mujeres, ni la rabia como expresión porque no quieren ser asesinadas, violadas ni maltratadas y las de las luchas históricas que ven en la revolución cultural la vía para que las mujeres sean escuchadas, porque los grandes pendientes para el feminismo son la educación y los medios de comunicación cuya revolución nos ha rebasado, como señaló Sara Lovera López feminista y periodista de gran trayectoria.

Conscientes están las feministas de que las mujeres están a la cabeza de las luchas sociales, sólo unidas en una causa común, desde las diversas posiciones y territorialidades como ya se demostró con la Marea Verde que unió a todas las mujeres de todo el mundo con las argentinas en la lucha por la legalización del aborto. Como lo resaltó Susana Medina de Fos Feminista, la Alianza Internacional por la Salud, los Derechos y la Justicia Sexual y Reproductiva en el Sur Global de América Latina.

Estamos conscientes, dijo, que los feminismos no son homogéneos, pero han demostrado que donde hay movimientos feministas fuertes es donde hay mayores avances que visibilizan las diversas realidades a pesar de que siempre van en contracorriente.

Con el tema La importancia y los retos de una agenda feminista para erradicar el sistema patriarcal y las violencias machistas contra todas las mujeres, niñas y adolescentes” se dio la participación de las colectivas latinoamericanas como Fos Feminista, el Frente Feminista Antimilitarista de Colombia y las Brujas del Mar de México.

Las colectivas feministas colombianas con un proyecto político común

Sandra López del Frente Feminista Antimilitarista con diez años de existencia, con sede en Antioquía, el segundo departamento con más feminicidios en Colombia, señaló que se organizaron en un contexto de guerra donde los contendientes no son ajenos sino hermanos, padres, familiares en un bando o en otro.

Cómo durante 60 años han vivido la precarización, la explotación del trabajo con gobiernos locales de carácter neoliberal y conservador a los que llamo fascistas.

Cómo se estructuraron en un feminismo popular, antirracista y antimilitarista para erradicar las opresiones estructurales y cotidianas.

Desde las diversas colectivas hicieron análisis de la realidad, otras en el estudio de la historia, otras con temas de reproducción sexual, con escuelas feministas, laboratorios, lo cual las llevo a generar espacios para la producción de conocimientos, estéticas, conversaciones y movilizaciones.

“Desde Medellín, Colombia hemos ocupado un lugar de disputa con las posiciones reaccionarias en la cultura y con la tradición política patriarcal racista”, afirmó Sandra López.

Como rebeldes e insumisas, siempre fiesteras y en colectivo hemos forjado un proyecto político en común. Impulsamos como activista el primer gobierno progresista y estamos en esa transición. Hemos aspirado junto a millones de personas por la paz, cuando realizamos Polifonías de Mujeres por el fin de la Guerra, cuando las mujeres como sujetos políticos fuimos determinantes en la consecución de la paz en Colombia, expreso la  feminista Sandra López.

“Por primera vez tenemos un gobierno progresista y lo que implica porque muchas colectivas decidieron hacer campañas políticas porque nos jugábamos el todo por el todo. La historia nos ha permitido avanzar y comprender el tiempo actual, generacional. Las nuevas generaciones hoy quieren votar, están ahí pidiendo la transformación y cambios profundos”. No solo las activistas sino las personas en común.

En el aspecto internacional el papel de los movimientos feministas debe volver a lo común en todos los sentidos para poder hacer esa disputa política, estar entre lo universal y lo particular. Como se vive esa disputa entre la avanzada del fascismo y el conservadurismo que cada país lo vive en la cotidianidad. Se radicalizan las fuerzas fascistas pero vemos como en Chile gano Gabriel Boric por las mujeres, las juventudes, se trata de no retroceder en lo ganado.

La feminista Sandra López advirtió de esas apuestas supuestamente progresistas que pierden el carácter social popular. “Hay que complementar el feminismo en condiciones materiales que beneficien a las mujeres”.

FOS Feminista por la justicia reproductiva

Fós Feminista la alianza de redes y organizaciones feministas en el Sur Global de América Latina, en voz de Susana Medina refirió que “trabajan tomando calles, denunciando la discriminación y violencia desde los lugares en que estamos, demandamos a las instancias tomadores de decisión políticas publicas que garanticen la igualdad de derechos para las mujeres, particularmente en los derechos reproductivos”.

Señaló que en el contexto de la pandemia Covid 19 fue más que evidente la agudización de la violencia contra las mujeres y las desigualdades que viven las mujeres y las niñas. En ese contexto surgen las luchas feministas a contracorriente con la finalidad de mejorar la condición y posición de las mujeres.

La mirada interseccional permite comprender la complejidad que afecta a los cuerpos reproductivos, los efectos de género, ideologías, de raza, de edad comprender el impacto distinto de estas estructuras de poder.

Se reconoce la incidencia política de las organizaciones, colectivas feministas por pequeñas que estas sean desde su territorialidad. Los movimientos feministas en la región operamos trabajando en las calles, en la masividad, hacemos incidencia social y política.

Las mujeres de pueblos originarios, en la marginación y experiencias tienen su forma de entender el feminismo desde sus propias cosmovisiones. Entendemos que no podemos hablar en nombre de nadie, esa es la riqueza del poder del movimiento feminista. Se crean lazos en sororidad y solidaridad en las diversas luchas compartidas, la conexión entre los movimientos que buscan justicia de género, crisis climática, justicia económica y social.

Las mujeres cansadas de ser asesinadas, violadas, maltratadas, Arussi Unda Garza de Brujas del Mar  

De la colectiva feminista Brujas del Mar en México, Arussi Unda Garza, refirió que se requiere una revolución porque no se explica cómo siendo mayoría las mujeres, mas de la mitad de la población nacional y mundial exista una democracia que no las toma en cuenta, que no garantice sus derechos y no entiendan que la rabia es una expresión política de las mujeres que no quieren ser asesinadas, desaparecidas ni violentadas.

Es momento, dijo, de sacudir a las compañeras porque las mujeres merecemos un país más justo más digno para vivir con acceso a la justicia, seguridad, derecho a la salud, al trabajo, a la vivienda.

Los tiempos lo demandan ante la militarización del país, el espionaje a las feministas por la Secretaría de la Defensa Nacional, los recortes presupuestales que han lapidado los avances de las mujeres.

Destacó que las mujeres organizadas aun sin formación política con cifras que no vienen en las estadísticas oficiales del Secretariado de Seguridad Nacional,  obtienen resultados como las madres buscadoras.

Es importante, dijo, que las mujeres nos acerquemos a las que tienen conocimientos de leyes, perderle el miedo a sentarse en las mesas donde se toman decisiones como ejemplo están las leyes contra las violencias como la vicaria, la ley Escamilla para castigar a quien difunda imágenes de víctimas de agresiones, o la actual Ley Monse que estamos promoviendo en Veracruz y Morelos para castigar a quien ayude a un feminicida  a escapar. “Debemos de tocar puertas en los congresos, que se hagan valer las leyes”.

Hay que perderle el miedo a politizarnos, ahora sabemos por quienes no tenemos que votar en el 2024, quienes han contravenido los derechos de las mujeres y las niñas. Si somos más de la mitad del padrón electoral hay que hacer valer lo que nos dieron nuestras antecesoras, la meta principal del feminismo es la liberación de las mujeres del sistema patriarcal.

Las instituciones del gobierno nos han fallado, pero vemos que tenemos poder de convocatoria como el paro nacional de mujeres que convocamos en el 2020, un día después del 8 de marzo.

Hizo un llamado a dejar de lado diferencias para contribuir juntas en puntos en común, retomar la agenda, poner al centro exigencias puntuales y sobre todo dar un voto informado a las mujeres que si nos representan. Reflexiono a quien le conviene un feminismo fragmentado, no es casual la división, el patriarcado instalado en una falsa progresividad, el patriarcado instalado en todas las corrientes ideológicas.   

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad