Mujer y PoderNatalia Vidales

Mujer y Poder

682 Vistas

En política no existen vacíos

Arrecia la oposición al nuevo gobierno de AMLO

Natalia Vidales

SemMéxico, 26 noviembre 2018.- Con el adelantamiento del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador de gobernar aun antes de su toma de posesión,  también -y lógicamente- la opinión pública y la oposición política se están manifestando respecto de aquellas que topan con sus promesas de campaña.

Tangencialmente habría que decir que la desaparición del mapa, del todavía presidente Enrique Peña Nieto, ha contribuido a lo anterior primero porque en política no existen los vacíos: en cuanto un poder se ausenta de inmediato llega otra fuerza a ocuparlo. Y además porque los medios hemos dividido nuestro quehacer entre exhibir al pésimo régimen saliente (con mucho material para ello),  y lo que ya se está viendo del  entrante,  con su cauda de polarización e incluso, en algunos casos, de desencuentro e inconformidad con las acciones anunciadas y otras ya tomadas.

Por lo pronto se advierten dos engaños en relación con el voto de la gente a favor de AMLO: la continuación, e incluso el  incremento  de las fuerzas armadas en tareas policiales (que prohíbe la Constitución, pero que se mandó reformar para legalizarlas en un absurdo jurídico: el nuevo presidente jurará cumplir con la carta magna en su toma de posesión, al mismo tiempo en que ordena modificarla). La promesa repetida una y otra vez durante la campaña y que le agenció a López Obrador una gran simpatía de que regresaría a los soldados a los cuarteles precisamente porque sus tareas eran otras, se tiró con la conformación de la Guardia Nacional artillada con la fuerza militar.

Y otro incumplimiento: la ausencia de un Fiscal General de la República realmente autónomo e independiente del Presidente. AMLO propuso,  y ya está en ley, el juicio penal en contra del primer mandatario, incluido él, por supuesto. Pero resulta que el fiscal será prácticamente nombrado por él mismo  en lo que el senador por Sonora, Damián Zepeda Vidales, llamó el “fiscal carnal” y contra lo cual se lanzó en contra desde la tribuna del Congreso con motivo de la aprobación de la Ley Orgánica de la Fiscalía General que lo permitirá.

El gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro, por su parte, señaló la próxima invasión federal a las funciones de los Estados, con el nombramiento de los súper delegados (también conocidos como virreyes por las facultades plenipotenciarias que tendrán) y que se constituyen en autoridades paralelas e intermedias de los estados con la federación, y lo cual está prohibido (todavía) en la Constitución. Aunque ya se legisló la nueva Ley de la Administración Pública que los contempla y sobre las que se espera que lluevan los amparos de los gobernadores del país.

Pero  esos botones de incumplimiento de promesas de campaña no solo están siendo reclamados por los políticos de la oposición. Son también motivo de la desilusión de buena parte de la Opinión Pública, que se manifiesta cotidianamente y  ni se diga en las redes y en los medios de comunicación. Cuando todavía, pero ya anticipado, se ve el verdadero rostro del nuevo gobierno.

Rápidamente se pasó,  de la confianza generalizada a AMLO,  a lo riesgoso de sus decisiones contrarias a sus promesas. Los más cautos se refieren ya al beneficio de la duda (ya no a la certeza ciega que despertó en los votantes). Y los más atrevidos a que, de plano, sacan el probable desastre  de mañana por la víspera del camino que está tomando el nuevo gobierno.

Comment here

Accesibilidad