Internacional

Mujeres sufren mayores amenazas por cambios climáticos

390 Vistas
  • Guterres destaca el papel de las mujeres en la toma de acciones contra las crisis
  • Inició el 66 período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer

Redacción

SemMéxico, Nueva York., 15 de marzo, 2022.- Al iniciar la Sexagésimo sexto período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW 66) Antonio Guterres, secretario general de la ONU afirmó que en todas partes, las mujeres y las niñas enfrentan las mayores amenazas y los daños más profundos y son ellas, dijo, las que están tomando medidas para enfrentar las crisis climática y ambiental.

La CSW 66 que inició esta semana y concluirá el próximo 25 de marzo, desarrolla como tema prioritario «Lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas en el contexto de las políticas y programas relativos al cambio climático, el medio ambiente y la reducción del riesgo de desastres».

Por ello, Guterres apuntó: las mujeres son las que más sufren cuando los recursos naturales locales, incluidos los alimentos y el agua, se ven amenazados y tienen menos formas de adaptarse. La nutrición, los ingresos y los medios de subsistencia de las mujeres agricultoras se ven afectados de manera desproporcionada por las crisis ambientales y los fenómenos meteorológicos extremos, como sequías e inundaciones.

Dijo que las emergencias sin precedentes de la crisis climática, la contaminación, la desertificación y la pérdida de biodiversidad, junto con la pandemia de COVID-19 y el impacto de los conflictos nuevos y en curso, se han acelerado e intensificado hasta convertirse en crisis generalizadas e interrelacionadas que nos afectan a todos.

Pero no por igual. Y enfatizó que son las mujeres y las niñas las que enfrentan mayores amenazas y daños más profundos.

El Secretario General de la ONU sostuvo que cada vez hay más pruebas de que el matrimonio infantil y la explotación están relacionados con la crisis climática y, ellas junto con la infancia, tienen 14 veces más probabilidades de morir en comparación con los hombres cuando ocurren desastres climáticos, que advirtió cada vez son más frecuentes.

El cambio climático está exacerbando los conflictos en todo el mundo, con mujeres constructoras de paz a menudo en la primera línea para mantener la paz y trabajando para mantener a sus familias y comunidades en marcha, incluso en medio de crisis entrelazadas. Sin embargo, reveló su preocupación por el aumento de la violencia y las amenazas contra las defensoras de derechos humanos y activistas ambientales.

Además de todos estos factores, la discriminación de género significa que solo una pequeña proporción de propietarios de tierras y líderes son mujeres. Las necesidades e intereses de las mujeres a menudo se ignoran y se dejan de lado en las políticas y decisiones sobre el uso de la tierra, la contaminación, la conservación y la acción climática.

Citó que solo un tercio de los roles de toma de decisiones bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Protocolo de Kioto y el Acuerdo de París están ocupados por mujeres; y solo el 15 por ciento de los ministros de medio ambiente son mujeres. En todo el mundo, solo un tercio de los 192 marcos energéticos nacionales incluyen consideraciones de género y éstas rara vez se tienen en cuenta en la financiación climática.

Esto demuestra una vez más que vivimos en un mundo dominado por hombres con una cultura dominada por hombres. Todavía vivimos con los resultados de milenios de patriarcado que excluye a las mujeres e impide que sus voces sean escuchadas. No podemos realizar ninguna de nuestras metas sin las contribuciones de todas las personas.

Destacó que las agricultoras y las mujeres indígenas son autoridades en la gestión sostenible de los recursos y que las mujeres en la formulación de políticas son esenciales para planificar un futuro que tenga en cuenta los intereses de todos.

En tanto las economistas rechazan modelos y métricas obsoletos y centrados en los hombres, poniendo la igualdad y la sostenibilidad en el centro de su trabajo. Las abogadas defienden a los vulnerables y asumen poderosos intereses comerciales que amenazan sus medios de subsistencia.

Las mujeres científicas están aportando nuevas perspectivas a la sostenibilidad y la energía renovable y las niñas y mujeres activistas climáticas defienden los derechos de todos a un clima habitable, ahora y para las generaciones futuras.

Se refirió a los efectos negativos de la pandemia COVID-19 que ha exacerbado las desigualdades e injusticias de género: millones han perdido su trabajo, millones de niñas no acuden a la escuela y muchas no volverán.

A nivel global, mi informe sobre Nuestra Agenda Común propone un reequilibrio de poder y recursos a través de un Nuevo Acuerdo Global. La igualdad de género es un requisito previo y propone una Nueva Agenda para la Paz con el objetivo de reducir todas las formas de violencia, incluida la violencia de género.

Para forjar el futuro sostenible que necesitamos, las mujeres y las niñas deben estar al frente y en el centro, liderando el camino, concluyó el Secretario General de la ONU.

Al 66 periodo de sesiones de la CSW asisten representantes de los Estados Miembros, entidades de las Naciones Unidas y las organizaciones no gubernamentales (ONG) acreditadas por ECOSOC de todas las regiones del mundo asisten a la sesión.

SEM/sj

Comment here

Accesibilidad