A fondoDocumentos

No a los procesos victimizantes, ni a violaciones al debido proceso y la debida diligencia 

312 Vistas

* Yndira vivió  distintos agravios, en su vida personal, familiar, laboral, social y política

Palabras de la diputada Guadalupe Almaguer, 18 de junio 2021

_ Palabras de la diputada Guadalupe Almaguer, 18 de junio 2021 Yndira Sandoval.docx

Yndira Sandoval ha sido una feminista, defensora de los derechos de las mujeres desde hace muchos años.

En  septiembre de 2017 fue detenida, torturada y violada por policías de Tlapa, Guerrero.

Cuatro años, tuvieron que pasar para  que  Yndira Sandoval, obtuviera la justicia restaurativa a través de un acto de disculpa pública, realizado este viernes 18 de junio, por parte de las autoridades del Estado de Guerrero a fin de reivindicar su derecho a la dignidad, al honor y a la verdad de la activista social.

 

Yndira, siendo  conocedora de sus derechos y con amplia trayectoria en la defensa de estos,  se topó con la pesadilla que representa este  sistema patriarcal,  con el que se tuvo que enfrentar a un  proceso victimizante, con violaciones al debido proceso y la debida diligencia generándole distintos agravios, en su vida personal, familiar, laboral, social y política, así como un desmedido nivel de criminalización y estigmatización que la colocó, hasta la fecha, en una situación de riesgo.

https://www.semmexico.mx/discurso-de-aceptacion-de-la-disculpa-publica-del-municipio-de-tlapa-guerrero/ 

 

En estos casi 4 años, Yndira  no ha cejado en exigir justicia y en coadyuvar en generar acciones que “promuevan y fortalezcan el reconocimiento, respeto y garantía de los Derechos Humanos de las mujeres”

 

Con el acto de justicia restaurativa realizado este viernes, por parte de las autoridades del Estado de Guerrero, se da cumplimiento a la recomendación CNDH63/2019, y con esto Yndira logra,  que  esto sea un mensaje  de exigencia para la implementación sustantiva de medias de no repetición y que toda violencia sexual contra mujeres realizada por elementos del Estado, debe ser considerada, investigada y sancionada como tortura sexual, y sobre todo, se resalta la importancia de creer siempre en la palabra de las víctimas.

 

Fue una larga lucha  que emprendió Yndira, para acceder a la justicia,  su lucha nos deja la lección de que ninguna mujer debería enfrentarse a estas violaciones y menos por parte del Estado,  no me queda más que decir, que me congratulo que haya marcado precedentes para que otras mujeres no sufran lo que ella padeció 

 

 

Comment here

Accesibilidad