Impunidadviolencia

Oaxaca: Fabrican delito grave a funcionaria por defender a su compañera de trabajo

1.857 Vistas
  • La directora del refugio en Oaxaca y la abogada pasaron de defensora y víctima a agresoras
  • Le roban celular a la abogada tras golpiza, ahora chantajean con publicar datos de usuarias del CAMEC

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Oaxaca, 26 de octubre, 2022.-Con la distorsión de hechos y obligando a mentir a una menor de edad, una abogada víctima de violencia familiar y la directora de un refugio, reciben amenazas de muerte, intimidación, acoso y podrían no sólo perder su empleo, sino también ser acusadas de delitos graves.

De las dos trabajadoras de la Casa de Medio Camino (CAMEC) en esta ciudad, una fue acusada por su expareja e hijastros, todos mayores de edad, de violencia familiar; en tanto que a la directora de ese refugio se le fabricó el delito de corrupción de menores y violencia sexual. Detrás de todo está el agresor, Alberto N, quien se dice “influyente abogado”, y primer defensor del ex diputado J.A.V.C. uno de los agresores de María Elena Ríos en 2019.

Nora García Cancino, directora del CAMEC, narra que todo transcurrió en solo poco menos de tres meses, desde el ingreso de la abogada Sara M.Z., a esa institución contratada por Conavim vía la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña, pese a su falta de experiencia en atención a víctimas de violencia de género contra las mujeres.

El trato con usuarias del CAMEC, el conocer sus historias de violencia extrema, provocó que Sara M.Z. se viera en el mismo espejo. Paralizada por la situación, confesó ante su jefa y compañeras de trabajo ser víctima de todos los tipos de violencia por parte de quien hasta poco más de un mes, fue su pareja por los últimos 20 años.

El abogado Alberto P. A., quien tiene un despacho y es catedrático de Derecho en la UABJO, fue confrontado una y otra vez por Sara N cuando entendió que lo que estaba viviendo era desde violencia económica hasta violencia sexual, así como emocional y física, que en reiteradas ocasiones pusieron en riesgo su vida, cuanta la propia Sara M.Z. a un grupo de periodistas.

En repetidas ocasiones el abogado Alberto P.A., quien se dice influyente y con poder, exigió a Sara que abandonara ese empleo en el refugio donde, además, “la estaban influenciando en su contra” y la celaba en extremo, le hacía acusaciones misóginas y sexistas, pero Sara se negó, pues en 20 años por primera tenía un ingreso propio, porque a pesar de haber laborado en el despacho de su ex pareja éste nunca le pagó.

La negativa de Sara pasó por dos caminos. Por un lado, Alberto la amenaza: “te van a encontrar muerta en el fondo de un barranco, lo mismo que la licenciada Nora”, cuenta la abogada. Por otro lado, le ofreció colocarla en la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, incluso aseguró que ya estaba en pláticas con el nuevo gobierno para que la designaran directora de Averiguaciones Previas. Sara se volvió a negar, porque sabía que no era cierto, lo conocía y sabía de sus alcances.

El 19 de septiembre su hija de 19 años le confiesa que sufre violencia sexual por parte de uno de sus medios hermanos. Al día siguiente cuando Sara reclama a su ex pareja sobre los hechos, es golpeada por el presunto agresor sexual, su ex pareja y su propia hija mayor, hasta perder el conocimiento.

Sara, su padre de 92 años, enfermo de cáncer, y su hija mediana son sacados de la casa en presencia de elementos de la policía. Su hija menor, de 10 años, es separada de su madre. Lo último que reclama Sara es que le han robado el celular. Sus agresores niegan los hechos.

La abogada Sara y su familia son auxiliados por la propia directora del CAMEC y otras compañeras de trabajo. De inmediato reciben atención médica y psicólógica, así como acompañándome de una abogada del Centro PAIMEF de la Secretaría de las Mujeres de Oaxaca.

Días después, Nora García Cancino es informada que hay dos carpetas de investigación, una de ellas en su contra por corrupción de menores y abuso sexual, y otro en contra de la abogada Sara por violencia familiar, delitos que ambas niegan haber cometido.

Por el contrario, explica la directora del CAMEC, hemos documentado junto con las víctimas, Sara y su hija, las agresiones cometidas en su contra, por violencia de pareja en todas las modalidades, dice mientras Sara muestra algunas de las marcas que permanecen en su cuerpo, y por violencia sexual contra su hija.

Por otra parte, agrega García Cancino, Maribel P. S. abogada e hija del agresor amenazó y pretendió chantajear al personal directivo del gobierno de la ciudad con exhibir fotografías y videos del supuesto abuso sexual en contra de la hija menor de Sara en una fiesta, “delito que no existió”, si no es despedida la abogada Sara.  ¿Plantean todo esto solo para conseguir el despido de Sara? Dice García Cancino, quien señala que eso evidencia el perfil del victimario, como un hombre muy violento y muy controlador, además de machista.

Por otro lado y lo más grave es que la abogada, también amenazó con exhibir datos personales, fotografías y videos de las usuarias del refugio, los cuales “seguramente fueron sustraídos del teléfono celular de Sara”.

¿Por qué usan un teléfono celular personal para el desempeñar un trabajo tan delicado? Se le pregunta. La directora del CAMEC señala que ante la falta de equipo en el refugio las abogadas utilizan sus celulares para capturar información que se envía a Conavim en la integración de expedentes, información que ahora utiliza por una “profesional de la abogacía” para chantagear.

Frente a estos hechos, las amenazas y acciones de intimidación hasta en la casa de García Cancino, las abogadas de Paimef solicitaron órdenes de protección al Juzgado de Control del Distrito Judicial en valles centrales, lo que motivó el cuaderno de antecedentes 296/2022, ante acciones intimidatorias de la familia del abogado Alberto N.

Por otra parte, la misma García Cancino interpuso una denuncia por probables hechos de corrupción por parte de personal de Fiscalía Anticorrupción del Estado de Oaxaca, para que se realicen las investigaciones necesareias por los hechos relacionados con el personal adscrito a la propia Fiscalía General del Estado otorgar en un archivo editable la denuncia presentada por la abogada Maribel P. S.

Por último, García Cancino, quien tiene experiencia certificada en atención a mujeres víctimas de violencia machista, refiere que su mayor preocupación es que le finquen responsabilidades, por supuestas aciones que no cometió, sin observar que lo único que hizo fue proteger la vida de una compañera de trabajo y de su familia.

Lamentó, que contrario a lo esperaba, un grupo de regidoras esté haciendo presionando para que presente su renuncia y se han puesto del lado del agresor, amigo personal de una de ellas y cuyo despacho es conocido por defender agresores sexuales  y feminicidas, citó.

SEM/sj

Comment here

Accesibilidad