Juego de PalabrasYaneth Tamayo Ávalos

Juego de Palabras

1.417 Vistas

Latinoamérica en crisis

* Dificultades económicas, políticas y sociales

Yaneth Angélica Tamayo Ávalos

SemMéxico, 31 octubre 2019.- Desde el 2017, la Corporación Latinobarómetro (primer banco de datos de opinión en español, en el hemisferio sur y en América Latina) emitió un informe en el cual se advertía el declive de la democracia de varios países latinoamericanos; los indicadores económicos, políticos y sociales señalaron la desaprobación de la ciudadanía hacia los gobiernos de sus respectivos países.

En donde, las situaciones económicas de las regiones indicaron una mayor cantidad de hogares con dificultades para llegar a fin de mes y una percepción de que se gobierna para unos pocos; estas situaciones aun figuran como una constante en 18 países latinos, entre los que destacan México, Chile, Nicaragua, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil, Argentina y Uruguay; países que actualmente atraviesan por crisis económicas, políticas y sociales.

Durante la obtención de datos, se señaló la existencia de un retroceso democrático producido por: irregularidades en los procesos electorales, la alternancia entre gobiernos de izquierda y derecha -en donde los de derecha optaron por la implementación de viejas ideologías-, así como, la autoexpresión de las ciudadanías y el aumento de los niveles de corrupción, violencia y delincuencia.

Situaciones que, a corto plazo producirían tenciones entre los gobiernos y sus habitantes generando movilizaciones masivas encabezadas por movimientos sociales y grupos de protesta, por las crecientes demandas insatisfechas de las ciudadanías.

No obstante, dentro de tal informe resulta interesante que los principales factores que están produciendo el declive democrático y las protestas masivas, tiene que ver con la critica que se le hace al poder político, en donde el sistema tradicional de partidos y gobiernos se encuentra deslegitimados; la falta de cumplimiento de compromisos políticos, hacen que los pueblos quieran mucho más, de lo que reciben.

Por ello, la ciudadanía cada vez se ha vuelto más observadora y critica, ya no solo responsabilizan a partidos y gobiernos pasados; lo cual ha originado un fenómeno político regional en donde a los gobiernos de izquierda y derecha están siendo llevando al pizarrón, sin miramientos, evidenciando que estos gobiernos no están haciendo suficiente por los ciudadanos y eso se ve y se oye fuerte y claro en las recientes protestas alrededor de América latina.

Los datos obtenidos por la ONG Latinobarómetro desde el 2017, se han convertido en una realidad, basta con analizar de forma breve lo acontecido en Chile, Ecuador, Venezuela y Argentina, en donde la ciudadanía se manifestado en contra del gobierno por la crisis social y económica.

A Bolivia y Haití se le suma las manifestaciones por corrupción, crisis política e inconformidad por elecciones; en México y Argentina la violencia machista traducida en violencia sexual y feminicidios, y la exigencia por el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos, ha sido motivo de protesta; por último, en Brasil la crisis ambiental y la constante violencia y discriminación hacia mujeres y grupos LGTB+, han motivado reproches.

En consecuencia, tales predicciones seguirán materializándose mientras los grupos políticos y los gobiernos sigan ocupándose en concentrar el poder en sus arcas y evadiendo la responsabilidad de gobernar para todos al imponer sus ideologías personales basadas en conceptos naturales, tradicionalistas y/o religiosos. 

Las críticas y las protestas masivas, no se evitarán ni disminuirán con la represión a los pueblos; el uso de las fuerzas militares y de las guardias nacionales solo contribuirá al declive del ejercicio democrático y a violaciones al Estado de Derecho.

En conclusión, los conflictos sociales que actualmente están figurando en el plano internacional, deben ser observados como un retroceso del poder de izquierda tradicional, quizá por primera vez desde la caída del muro de Berlín, en donde se pondrá en una pausa y aprueba a las demás fuerzas políticas.

Para darle apertura a nuevos movimientos de izquierda que tardarán en volver al poder, con una nueva propuesta de cambio, mientras que la derecha presionara por el statu quo en donde todo lo que tenemos debe ser aceptable porque está bien.

Comment here

Accesibilidad