Letra ClaraTeresa Valdés Betancourt

Letra Clara

1.217 Vistas

Las violencias: ¡Qué horror!

Teresa Valdés Betancourt

SemMéxico. Colima. 29 de noviembre de 2019.- Documentos, fotos, credenciales, huesos humanos dispersos, placas de carros, hasta llaves y otras evidencias, fueron encontradas en una cueva descubierta como fosa clandestina, donde aparecieron muchas imágenes de mujeres víctimas de tipos de violencias que lastiman al país: La agresión física y patrimonial.

La violencia feminicida resulta la forma más extrema de las violencias contra las mujeres, ellas mueren por el solo hecho de ser mujeres, y se fundamenta con la violación de sus derechos humanos, en los espacios público y privado; la ley considera como conductas de odio o rechazo hacia las féminas, que puede terminar en homicidio y otras formas de muerte violenta según el Artículo 21 de la Ley de Acceso a una vida libre de violencia, en la legislación mexicana.

Otras formas de estos crímenes presentes cada día, y muchas veces inadvertidos, se expresan en amenazas, gritos, palabras hirientes que menosprecian, acciones maritales de violencia sexual en la relación pareja, donde las víctimas femeninas en la convivencia conyugal luego pueden reproducir acciones contra sus hijas e hijos menores y con otras personas que conviven en el seno familiar. La violencia es creciente, cíclica y volitiva.

En el caso referido a los tipos psicológicas, de lenguaje sexista, de género y política, se presentan en manifestaciones con la omisión y el silencio hacia lo que refleje la presencia femenina en la sociedad. La inmensa mayoría de la referencia sobre los acontecimientos históricos, literarios y filosóficos fue escritura de hombres ilustrados, donde se omitió con demasiada frecuencia la presencia de las mujeres, sus hechos y obras.

Los argumentos y otras consideraciones adquieren interés especial en este 25 de noviembre, en el cual se conmemoró la Jornada de Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, como recuerdo a las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, jóvenes dominicanas asesinadas por la dictadura Leonidas Trujillo en 1960.

Desde años anteriores en Colima y otros estados, se declaró la alerta de violencia de género y precisamente en esta etapa, la jefa de gobierno de Ciudad de México Claudia Sheinbaum, emitió la AVG con el objetivo de visibilizar este grave problema a fin de encontrar los medios para revertirlo. Este recurso único en el mundo, es un mecanismo de protección de los derechos humanos de las mujeres y consiste en un conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida y/o la existencia de un agravio comparado que impida el ejercicio pleno de sus derechos humanos.

Las estadísticas https://politica.expansion.mx/, demuestran el horror que padecen las mujeres como receptoras de las violencias en sus tipos y modalidades. Ellas son las principales víctimas de delitos sexuales: en 2017, la tasa de este delito fue de 2,733 por cada 100,000 mujeres, cifra mayor a la tasa del año anterior registrada por el INEGI y crece cada año.

Otros datos reflejan que las mujeres se sienten más inseguras que los hombres tanto en lugares públicos como en privados: cajeros automáticos, en vía y transporte públicos, en la calle, carretera, parques, automóvil, escuela, trabajo y en su propia casa hasta en un 26.7%.

La violencia que ejercen parejas, esposos, ex novios o ex esposos contra las mujeres es muy severa y alcanza un 64.0% según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh)

El 19.4% de las mujeres de 15 años y más, ha enfrentado, por parte de sus parejas, agresiones de mayor daño físico, que van desde los jalones o empujones hasta golpes, patadas, intentos de asfixia o estrangulamiento e incluso agresiones con armas de fuego y abusos sexuales.

La literatura también refleja la necesidad de terminar este sobresalto como se expresa en Fragmentos del verso No podrán callar las voces, en el libro Entre plumas y pinceles de Arjona Delia. Escritora y poeta, Buenos Aires, 1961:

Ante crímenes atroces, / ¡no podrán callar las voces!/ de la gente al reclamar. ¡No queremos más violencia!/de los hombres sin conciencia, /Ni una menos proclamar.

Que se escuchen fuertes voces, /ninguna madre solloce,/ ¡porque su hija ya no está! Que las leyes los condenen, / Ni una menos que resuene,/ ¡así nadie callará!

@Letra Clara

Maestra en Ciencias de la Comunicación

Comment here

Accesibilidad