AmbigúMartha Elba Torres Martínez

Ambigú

702 Vistas

Ackerman el “moreno” en el arroz; Lovera, el elemento legitimador

+ Por primera vez, en 15 meses, una periodista no alineada, es llamada para tarea importante

+ Ramírez Cuéllar; a poner orden en casa

Por Martha Elba Torres Martínez

SemMéxico. 17 de febrero 2020.- Este viernes, después de tantos brincos innecesarios, notables y respetables -con excepción de uno- ciudadanos y ciudadanas rendirán protesta como integrantes del Comité Técnico que habrá de evaluar a las y los aspirantes a consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) para el periodo 2020-2029 y que entrarán en funciones el próximo 6 de abril.

Por la Cámara de Diputados, fueron seleccionados Silvia Giorguli, presidenta del Colegio de México (Colmex), Blanca Heredia, responsable del Programa Interdisciplinario sobre Política y Prácticas Educativas del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y el renombrado jurista Diego Valadés.

Por el Instituto Nacional de Transparencia, mejor conocido como INAI, están Ana Laura Magaloni Kerpel, profesora y fundadora de la División de Estudios Jurídicos del mismo Centro de estudios, así como José Roldán Xopa, también profesor-investigador de la División de Administración Pública también del CIDE.

¿Por qué tres del CIDE?

El atorón se dio en la Comisión Nacional de Derechos Humanos que preside Rosario Priedra.

El miércoles 26, fecha fatal para las designaciones de las y los 7 evaluadores, el presidente de la Jucopo de la Cámara de Diputados, Mario Delgado, tuiteó:

“Me permito informar que hemos recibido en JUCOPO de @Mx_Diputados las propuestas de la @CNDH para integrar el Comité Técnico de Evaluación para seleccionar a los consejeros del @INEMexico: la C. Carla Astrid Humphrey Jordan y el C. John Mill Ackerman Rose”.

Sí. El mismito esposo de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval. Todo siempre queda en familia. Sí, el mismito que está dispuesto a entregar la vida por López Obrador y la 4T. No niega la cruz de su parroquia.

Y sí, la mismita directora adjunta de Asuntos Normativos de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). El sello de la 4T.

La crítica vino en cascada y Rosario Ibarra reaccionó: sale Humphrey -para ser aspirante a consejera- y entra la reconocidísima y respetabilísima periodista Sara Lovera.

Escribo porque me consta como testigo involuntaria.

Sara Lovera se encontraba el miércoles 26, en Morelia. A eso de las 4 de la tarde le pidieron su currícula.

-¿Cómo crees? Que si quiero ser integrante del Comité Técnico de Evaluación por la CNDH. Pues yo dije que sí, contó divertida Sara.

Y Sara Lovera cumplirá como cumple con su vida, con sus amistades y sus pasiones: el periodismo -51 años de ejercicio ininterrumpido-, y el periodismo a favor de las causas de las mujeres. Ahí no da tregua ni cuartel.

Confieso que me dio gusto enterarme que Sara esta en el CTE porque la conozco bien. Puedo hablar y escribir por ella. Pero también reconozco el elemento detonador: es la primera periodista no alineada al régimen lopezobradorista que es llamada para una tarea importante -honoraria- para el sistema democrático de nuestro país.

Si ustedes, apreciables lectoras y lectores, lo quieren ver así, es el elemento de legitimización para las decisiones que tome el Comité y entregue a la Cámara de Diputados…

                                                                              ***

Por lo que toca a Ackerman Rose, hasta el cierre de esta entrega se mantenía firme. Pero la tormenta de críticas a la CNDH no cesaba. Una clara imposición -dicen- que llegó desde Palacio Nacional.

De acuerdo a la convocatoria para la elección de los consejeras y consejeros y al proceso para la integración del respectivo Comité Técnico de Evaluación y a fin “de garantizar los principios rectores de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, máxima publicidad y objetividad en el ejercicio de la función estatal para la organización de las elecciones, sus integrantes deberán ser personas de reconocido prestigio y que no hayan sido postulados o ejerzan algún cargo de elección popular o hayan desempeñados cargos de dirección en partidos políticos nacionales o locales y en agrupaciones políticas nacionales o locales, en todos los casos, en los últimos cuatro años previos a la designación a que se refiere la presente convocatoria”.

El vínculo de John Ackerman con Morena es irrebatible. Es consejero del Instituto de Formación Política de ese partido. Esto declaró el 16 de septiembre de 2018 (Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/politica/Escuela-de-Cuadros-de-Morena-no-sera-una-central-de-adoctrinamiento-John-Ackerman-20180916-0003.html):

“El académico de la UNAM y recientemente nombrado consejero del IFP aseguró que, al ser Morena un partido político que prácticamente va naciendo, tiene la necesidad de fortalecer el debate y el análisis ideológico, político e histórico.

En entrevista, explicó que el objetivo sería generar una conciencia y un respaldo crítico tanto para el Movimiento de Regeneración Nacional y el mismo gobierno.

Por supuesto, aquí la idea es generar una conciencia crítica. El partido es un órgano independiente y autónomo y estará en una relación muy cercana con el gobierno, pero desde luego tiene que ser un respaldo crítico, una conciencia crítica, subrayó.

John Ackerman, quien ha sido uno de los hombres más cercanos al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, explicó que existe compromiso de Morena con el IFP y muestra de ello es que, a partir del próximo año, se prevé que destine 50% de sus prerrogativas oficiales a ese proyecto. Dijo que, si bien poco a poco el proyecto va tomando forma, lo que tienen claro es que buscarán consolidar y profundizar el nivel de debate en todo el país y sobre todo evitar convertirse en otro PRD”.

¿Es o no, Ackerman “moreno”?…

                                                                                              ***

Pero, bueno, si este politólogo queda como el “moreno” en el arroz del proceso de selección de consejeros del INE, la validación de presidencia interina de Alfonso Ramírez Cuéllar por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) comenzará a poner orden en casa.

Y sí que hace falta.

Yeidckol Polevnsky nunca alcanzó la estatura para ser el factor de unidad y cohesión. Y es que, en honor a la verdad, la tenía difícil con liderazgos de peso como Ricardo Monreal y Mario Delgado, y por el otro a Bertha Luján. Le faltó inteligencia y le sobró soberbia. No entendió la sana distancia que marcó el Presidente.

Ahora sí, con toda la certeza de presidente interino, Ramírez Cuéllar hará lo suyo, primero, para reunificar en torno a un pacto de paz entre las tribus -que hay un montón- y segundo, acordar condiciones aceptables para el proceso de renovación de los órganos directivos a nivel nacional.

No tengo idea si en lo personal trae proyecto político, pero de como teja, dependerá su ratificación…

                                                                              ***

LA COMIDILLA

Con lo que se preparó el IMSS para enfrentar a Covid 19 ahora que llegue -es irremediable-: ¡con ventiladores!…

Comment here

Accesibilidad